Novedad

Bentley Continental GT Speed: ahora también gira

15 fotos

Ampliar

25 de marzo, 2021

La versión más deportiva y radical de la gama Continetal GT, el Continental GT Speed ha mejorado en muchos aspectos, destacando principalmente el del dinamismo. ¿Quieres saber cómo? Sigue leyendo.

Tener entre manos un ‘bicho’ de 2,3 toneladas de peso y más de 600 CV no resulta una tarea sencilla cuando llegas a gran velocidad ante una curva y piensas “tiene que entrar ahí sí o sí”. Frase que a buen seguro han entonado alguna vez muchos de los propietarios del Bentley Continental GT Speed, quienes veían cómo eran endiabladamente rápidos en línea recta pero sufrían en exceso para enlazar con solvencia los vértices.

Te puede interesar: Bentley solo fabricará coches eléctricos en 2030

Una carencia que ahora parece haberse subsanado con la llegada de un eje trasero direccional al nuevo Continental GT Speed. Tal ha sido la mejora que la propia Bentley lo cataloga como el “Bentley más capaz y dinámico de siempre”. ¿Cómo lo ha conseguido? Incorporando el eje trasero direccional, sistema que la firma ya emplea en el Flying Spur y que ayudará al Continental GT Speed a ser todo un trazalíneas.

De hecho, la firma británica asegura haber revisado ciertos aspectos para hacerle más reactivo en nuestro protagonista mejorando considerablemente el giro cuando se circula a velocidades altas. A ello se suma el montaje de un diferencial de deslizamiento limitado situado en el eje trasero aumentando sobremanera la tracción cuando salimos de una curva. Pero ojo, este Conti GT Speed también puede descolgar dicha zona y permitir a su conductor realizar derrapadas controladas. Solo tendrá que desconectar el ESC y empezar a bailar con las manos.

Potencia a raudales

El W12 biturbo ha incrementado su potencia.

15 fotos

Ampliar

Donde no tendrá problemas será para detener a esta mole pues el Continental GT Speed monta frenos de carburo de silicio de carbono con pinzas delanteras de diez pistones y traseras de cuatro pistones. Un elemento necesario sobre todo cuando su conductor haya podido alcanzar su velocidad máxima cifrada en nada menos que 335 km/h. Una auténtica salvajada que acompaña de un 0 a 100 km/h de 3,6 segundos, sobresaliente para un modelo de 2,3 toneladas de peso y 4,85 metros de largo.

Puede que te interese: VÍDEO| La prueba soñada: Bentley Continental Cabrio

Semejantes cifras solo las puede conseguir ofreciendo un ‘corazón’ de gran potencia. En este caso Bentley ha mejorado el rendimiento del archiconocido y exquisito W12 biturbo de 6,0 litros pasando de los 635 CV a los 650 CV que entrega ahora. El encargado de gestionarlo sigue siendo la transmisión automática de doble embrague con ocho relaciones cuyo software ha sido modificado para realizar los tránsitos de manera más rápida y efectiva al tiempo que estira más las revoluciones para que los ocupantes se deleiten con el sonido cuando empieza a acelerar.

Elegancia innata

El diseño es elegante a la par que deportivo. Pasa desapercibido.

15 fotos

Ampliar

El colofón a este cóctel de rendimiento, dinamismo y prestaciones lo ofrece un diseño que no peca de extravagante. Ello no impide que hablemos de una silueta deportiva, sobreenfatizada por elementos como las llantas de 22 pulgadas, la parrilla oscurecida o los emblemas Speed y V12 situados en los laterales. Quien pueda además acceder a su interior verá cómo los asientos proponen un tapizado en cuero perforado y Alcántara con bordado en forma de rombo, una gigantesca moldura en carbono que cruza todo el salpicadero, el logo Speed, detalles en rojo…

Los mejores Bentley de la historia

Elementos, todos ellos, que elevan lógicamente la factura frente a un Continental GT ‘a secas’. Y es que quien quiera optar por un Continental GT Speed deberá tener guardados en su cuenta corriente al menos otros 50.000 € a una tarifa que en nuestro país ya parte de los 220.000 €.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche