*

Autocasion.com, en la Panamera Diésel Challenge5

Autocasion.com, en la Panamera Diésel Challenge

21 Noviembre, 2012 por

¿Sabías que existe una competición en la que los clientes de Porsche “miden sus fuerzas” para ver quién consume menos? Y lo hacen con sus Porsche Panamera Diésel, un vehículo de casi dos toneladas que, según los datos oficiales, gasta 6,8 l/100 km… Pero eso es en condiciones ideales, claro. ¿Qué ocurre en un circuito?

Autocasion.com, en la Panamera Diésel Challenge5

Autocasion.com ha estado en la final de la Panamera Diésel Challenge, una competición en la que la eficiencia es la protagonista. Junto a los equipos finalistas, formados por clientes de la marca, Porsche ha invitado a una serie de periodistas que, sin puntuar, también intentarán que su coche gaste lo menos posible.

La cita es en el circuito del Jarama (Madrid) y las condiciones, similares para todos: tres personas en cada Porsche Panamera, 20 vueltas y una difícil elección: hay que escoger cuál es el tiempo que vamos a emplear en cada giro. Si nos pasamos o no llegamos, nos penalizarán por cada segundo de más (o de menos), así que hay que “clavar” el crono en todas las vueltas en pro de la regularidad… y de gastar lo menos posible.

Entre 2’50” y 3’10”, tenemos un amplio baremo para elegir. Si escogemos ir más despacio, consumiremos menos (o eso reza la teoría), pero hay que tener en cuenta que también debemos realizar las 20 vueltas en el menor tiempo total posible y que es obligatorio hacer tres cambios de piloto, parando en boxes para ello -mientras “caen” los segundos…-.

Tenemos un primer simulacro de carrera y decidimos realizar cada vuelta en 2’55” (bajar de 2’30” significa la descalificación). Vamos muy bien, calcando los tiempos en cada giro, gracias al sistema de referencias y al cronómetro del Porsche Panamera -y de nuestro smartphone, para asegurarnos-. Sin embargo, perdemos mucho tiempo en los cambios de piloto. Aun así, el resultado no está nada mal: obtenemos el segundo mejor consumo (7,3 l/100 km) y somos los segundos clasificados del grupo de prensa.

Todos los equipos tienen la posibilidad de cambiar su estrategia antes de la carrera “de verdad”, que se disputará justo después de comer. Nosotros lo hacemos: subimos nuestro tiempo por vuelta a 3 minutos, con el fin de rebajar aún más el gasto de combustible. Además, llevamos a cabo los cambios de piloto durante las primeras 10 vueltas de la carrera, con el fin de no parar durante la segunda mitad de la prueba: eso estabilizará nuestro crono y el consumo de carburante, en el caso de que “nos hayamos pasado” en los giros iniciales.

Panamera Diesel Challenge5
Nuestro coche, el número 6, fue el más rápido y el que menos gastó. ¡Lástima de penalizaciones!

La teoría es buena, pero la práctica, no tanto. Tardamos menos en los cambios de piloto, pero queremos recuperar el tiempo perdido en ellos y, pese a que el margen es más amplio ahora, nos pueden las “ganas” y el consumo va subiendo peligrosamente… Hasta que, en el último cambio, como habíamos planeado, todo se calma y sigue una línea mucho más plana. Cuando ondea la bandera a cuadros, el ordenador de viaje marca una media de 7,6 l/100 km, pero no sabemos qué habrán hecho los otros equipos; ¿será suficiente?

Comienza la entrega de premios y llaman a las formaciones empezando por los últimos clasificados… ¡no estamos ahí! Empiezan los puestos de podio y el tercer escalón tampoco es para nosotros, lo que significa… ¡que somos, como poco, segundos! Efectivamente, ésa es nuestra posición: acariciamos la victoria y, de hecho, el gasto de combustible de los tres primeros clasificados ha sido idéntico. También hemos sido los más rápidos, pero… Hemos tenido más penalizaciones al no “calcar” el tiempo en todas las vueltas. Estamos muy satisfechos, igualmente, con nuestra segunda plaza.

Tras la carrera, nos detenemos en una reflexión: las homologaciones de consumo de un coche se llevan a cabo en condiciones óptimas: con una persona dentro, de unos 75 kilos, y en carreteras “normales”. Nosotros éramos tres, lo que añadía peso al vehículo, y lo estábamos probando en un circuito, con los cambios de ritmo que exige -lo que penaliza el gasto de carburante-. Aun así, el resultado ha sido 0,8 l/100 km más que la cifra oficial. No está mal…

1 Comentario

Rubén Fidalgo 22 Noviembre, 2012

La función Start/Stop ha conseguido unas reducciones en el consumo homologado espectaculares porque se amolda perfectamente a la forma en que se homologan los consumos… el uso real es muy complicado de estandarizar, y por lo tanto, homologar, pero desde luego el actual es mejorable.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba