Audi TT Oettinger

27 Febrero, 2007, modificada el 24 Enero, 2011 por

El preparador alemán Oettinger presenta sus kits para el nuevo Audi TT, que enfatizan su aspecto exterior y extraen hasta 350 caballos del motor 2.0 TFSI.

6

El preparador alemán Oettinger presenta sus kits para el nuevo Audi TT, que enfatizan su aspecto exterior y extraen hasta 350 caballos del motor 2.0 TFSI.

Oettinger, especialista en la preparación de modelos Volkswagen, Audi, Seat y Skoda, nos propone su particular interpretación del Audi TT. En la carrocería se sigue el estilo original con accesorios discretos, nada de gigantescas entradas de aire, spoilers o piezas aerodinámicas exageradas . En cuanto al propulsor, los 200 caballos del 2.0 TFSI aumentan hasta 235 en el nivel de preparación más suave previsto, pero si se quiere más “chicha” no hay problema para alcanzar los 350 cv.


Los estilistas de la marca de Friedrichsdorf han querido ser discretos. La personalización de la carrocería se limita a unas finas prolongaciones del parachoques delantero unidas por un sobrio labio de fibra de carbono, unas taloneras laterales y un pequeño añadido en el parachoques posterior, del que surgen las cuatro salidas de escape de acero inoxidable.


El motor 2.0 TFSI recibe en su primera fase de potenciación un nuevo mapeado de funcionamiento a través del puerto directo de la centralita que comanda la inyección el encendido y el turbo, que le permiten rendir 235 CV y 380 Nm de par motor. En el pliego de condiciones para esta reprogramación la principal cláusula por delante de conseguir una altísima cifra de potencia nominal era  disponer de un coche de conducción agradable y una ancha franja de utilización del par motor.


Pero para los más aficionados a las altas prestaciones Oettinger ofrece un kit más radical, con el que se modifica la centralita, la bomba de inyección y los inyectores. Se cambia el intercooler de serie por uno mayor y lo mismos se hace con el turbo… con estas modificaciones el motor entrega 350 CV y 470 Nm. El escape de acero inoxidable pulido con catalizadores deportivos contribuye a este aumento, y para resistir el incremento de par motor se refuerza el embrague. Las prestaciones son vertiginosas. Acelera de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima aproximada de 270 km/h.



Con este drástico incremento del “músculo” no está de más interesarse por el kit de suspensión, que incluye amortiguadores con botellas roscadas para permitir la regulación de los muelles en dureza y modificar la altura de la carrocería. El tarado es más firme que el de serie, lo que en combinación con las llantas RXX de 20 pulgadas -las de 19 y 22 pulgadas de diámetro están en preparación- y los neumáticos 245/30 en ambos ejes debe fijar al suelo como una lapa a este deportivo de tracción total.


VISITA LA WEB OFICIAL DE OETTINGER

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba