Audi S Q5 3.0 TDi: primer diésel de la marca merecedor de una S8

Audi S Q5 3.0 TDi: primer diésel de la marca merecedor de una S

18 Junio, 2012 por

La marca acaba de presentar en Le Mans su nueva versión S del SUV medio con mecánica diésel. Se trata de la primera vez que la firma del grupo VAG cede tal apellido a una mecánica de gasóleo: llega el Audi S Q5

Audi S Q5 3.0 TDi: primer diésel de la marca merecedor de una S8

Con la alegría inevitable tras el dominio absoluto en las 24 Horas de Le Mans, la marca de los anillos presentó al primer miembro diésel de la familia de versiones deportivas S, el Audi SQ5 3.0 TDi.

El motor V6 biturbo ha necesitado una seria puesta al día para alcanzar unas cifras dignas de portar el apellido S sobre sus culatas. Tras varias horas de gimnasio, han conseguido sacar a este 3 litros nada menos que 313 CV y un par motor de 650 Nm que se mantiene constante entre 1.450-2.800 rpm.

Para ello ha sido necesario el uso de unos inyectores de última generación de accionamiento piezoeléctrico tan rápidos que son capaces de realizar 8 inyecciones en cada ciclo.

Con el fin delograr un sonido acorde con el planteamiento de este automóvil, al ya atractivo ronroneo del motor V6 se le ha dado más carácter con un estudiado sistema de escape que le quita ese repiqueteo característico de las mecánicas de gasóleo.

Capaz de alcanzar en un instante los 250 km/h (autolimitados), esta mecánica catapulta al Audi S Q5 en sólo 5 segundos desde parado hasta 100 km/h y, gracias al elevado rendimiento de las mecánicas diésel, los consumos homologados son de 7,2 l/100 km.

El chasis ha sido revisado para domesticar todos estos caballos. Para ello se ha reducido la altura de la suspensión nada menos que 3 cm, y eso que se montan unas enormes llantas de 20 pulgadas (hay una opción de 21”).

La dirección de asistencia electromecánica variable se adapta también a las nuevas prestaciones y es más sensible a la velocidad, reduciendo la asistencia y mejorando la información sobre la adherencia a la carretera..

Estéticamente, los inevitables aditamentos aerodinámicos, acabados en aluminio satinado, y las enormes llantas distinguen  esta especial creación de sus hermanos de gama.

Audi SQ58
El puesto de conducción es como siempre en Audi, sobrio pero con buena ergonomía y acabados.

En el interior, los acabados en fibra de carbono, asientos deportivos y la instrumentación firmada con la “S” también evidencian que estamos en un modelo con algo especial.

Gracias a su generoso par motor, al sistema de tracción quattro y a su condición de SUV, el Audi SQ5 es un automóvil muy bien adaptado a los deportes al aire libre al ser un vehículo ideal para llevar un remolque, con nada menos que 2.400 kg de capacidad de arrastre.

La comercialización de este espectacular diésel está prevista para el primer trimestre de 2013 y el precio anunciado es de 58.500 euros.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba