Audi RS6 Avant

27 Agosto, 2008, modificada el 24 Enero, 2011 por

Es la berlina familiar más potente del mundo y sus 580 CV le permitirían superar con creces los 300 km/h de no estar limitada su velocidad electrónicamente. El RS6 Avant, además, es seguro, divertido, robusto, amplio… Y pese a tenerlo casi todo, no acabamos de entenderlo.

8

Más información en hoyMotor16, número 1298


Si yo fuese el feliz propietario de un Gallardo –ya soy feliz, pero no tengo un ‘Lambo’– me sentiría un tanto molesto desde la aparición en enero del RS6 Avant, porque el familiar alemán comparte el V10 con el biplaza italiano –aunque las modificaciones son de gran calado– pero en la marca de los cuatro aros han obtenido potencia extra. Además, el familiar de Audi cuesta menos –el Gallardo ronda los 130.000 euros–, puede albergar a cinco ocupantes, tiene capacidad para el equipaje de cinco ‘gallardos’ y, encima, permite pasar relativamente desapercibido. Porque, aparcado, el RS6 Avant será para muchos un A6 Avant más, y sólo al arrancar el motor los peatones podrán sospechar que bajo el capó ‘ocurre algo extraño’.


Y ese ‘algo’ es un V10 cuya cilindrada se ha reducido de 5,2 a 5 litros para hacer sitio a los dos turbos, y que incorpora una inyección directa FSI inspirada en la que llevaban los R8 de gasolina que ganaron en Le Mans.


El sonido puede desenmascarar a nuestro protagonista, pero también su escasa altura al suelo, sus enormes llantas –las opcionales de 20 pulgadas no le sientan mal, las grandes bocas de refrigeración frontal o los generosos escapes ovales. Por cierto, de serie lleva unos 255/40 R19 que podríamos intuir como suficientes tratándose de un coche con tracción total, pero os aseguro que el motor empuja tanto –el par máximo es constante entre 1.500 y 6.250 vueltas, y la potencia máxima se mantiene de 6.250 a 6.700 rpm– que toda la goma posible es bienvenida.


Las prestaciones sobrecogen –anda como un 911 Turbo– y se combinan con un chasis bien calibrado. Buena tracción, paso por curva ágil y aplomado… Puestos a pedir, nos gustaría una dirección de tacto más uniforme, unos frenos tan potentes como los que lleva pero más resistentes ante tratos despiadados y, por qué no, un depósito de 100 litros.

    0 Comentarios

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba