Audi renueva la gama A4

29 octubre, 2011, modificada el 31 octubre, 2011 por

Ya está aquí el nuevo Audi A4: con cambios sutiles en el exterior y en el interior, promete más confort, una conducción más refinada y una reducción en el consumo de sus motores, además de sistemas de infoentretenimiento mejorados. ¿Quieres descubrirlo?

7

El A4 es el “bestseller” de Audi; con 39 añitos a sus espaldas, ya va por la octava generación, pero se mantiene al día con retoques estéticos como el que la marca acaba de proponer: un diseño más definido en todas las variantes (sedán, Avant, Allroad quattro y S4).

La nueva imagen del A4, pieza central de la gama Audi, acentúa las líneas horizontales en el frontal. La parrilla está acabada en gris, aunque las variantes con seis cilindros o con el paquete S line muestran un tono negro brillante muy llamativo. En el Allroad, las inserciones horizontales cromadas son las protagonistas; también puede distinguirse por sus faros antiniebla circulares.

Los grupos ópticos han sido “retocados” y ofrecen varias posibilidades, ya que -en opción- pueden solicitarse faros de xenón, adaptativos y dinámicos con luz de giro en curvas. Los LED forman el sistema de iluminación diurna y también aparecen en la zaga, donde tanto el paragolpes como el difusor han sufrido cambios. Además, ahora todos los escapes cuentan con dos salidas.

Estas modificaciones han traído consigo una variación mínima de las medidas del A4: las versiones sedán y Avant tienen una longitud de 4,70 metros y una anchura de 1,83 m. (4,72 y 1,84 para los Allroad y S4), la batalla es de 2,81 m. y la altura está entre los 1,41 y 1,50 m.

Un interior refinado

Para que el conductor del nuevo Audi A4 se sienta en un ambiente “high class” diseñado a medida, la marca ofrece una amplia selección de volantes, con inserciones cromadas o en acabado brillante, entre los que no falta el de cuero con la parte inferior achatada, un clásico de la firma germana.

También se ha intentado facilitar la vida a bordo. Por ejemplo, el sistema de navegación plus MMI ahora cuenta con cuatro botones, en lugar de los ocho anteriores. Asimismo, el manejo de la transmisión automática, el aire acondicionado, el volante multifunción o el “Audi drive select” (el dispositivo de conducción dinámica de la marca) es más sencillo e intuitivo, según anuncia la automovilística germana.

Motores para todos los gustos

Audi empieza este apartado destacando una reducción media del 11% en el consumo de los motores asociados al nuevo A4, a pesar del aumento en la potencia y par de la mayoría de ellos. Los sedán y Avant extienden sobre la mesa un abanico de propulsores diésel y gasolina (todos ellos con inyección directa, sobrealimentados y con los sistemas start-stop y de recuperación de la energía de frenado) que permiten 23 combinaciones diferentes mecánica-transmisión.

Los TDI de cuatro cilindros presentan profundos cambios que permiten un funcionamiento más refinado y silencioso a bajas revoluciones, lo que posibilita cambiar antes a una marcha superior y ahorra unos 0,2 litros de carburante cada 100 km. El menos “bebedor” es el 2.0 de 136 CV, que se conforma con 4,2 l/100 km y emite 112 gramos de CO2 por kilómetro. La versión con 163 CV tiene un consumo de 4,4 l/100 km (115 gr/km). Esta mecánica también aparece con 120, 143 y 177 CV. La oferta se completa con los 3.0 de 204 y 245 CV; el primero cuenta con un gasto de carburante declarado de 4,9 l/100 km.

A la familia TFSI se añade un nuevo motor 1.8 de cuatro cilindros, con 170 CV, un consumo de 5,6 l/100 km (un 19% menos que su predecesor, afirma Audi) y unas emisiones de 134 gr/km. Entre sus innovaciones más destacables se encuentran los cambios realizados en el control y el alzado de las válvulas, en el sistema de inyección y en el turbo. Su peso se rebaja en 3,5 kilos. Un segundo propulsor 1.8, con 120 CV, un 2.0 (211 CV) y un “3 litros” con 272 y 333 CV -este último, sólo para el S4– completan la gama.

Según la mecánica elegida, ésta podrá asociarse a una caja de cambios manual de seis velocidades o a una automática multitronic. Las versiones quattro optan, además, a una transmisión S tronic de siete marchas. La tracción total permanente -de serie en el Allroad quattro y opcional en los sedán y Avant desde el motor 2.0 TDI de 143 CV- emplea un diferencial central autoblocante; transmite el 40% de la fuerza del motor a las ruedas traseras y, si es necesario, la proporción cambia en el menor tiempo posible. Para los propulsores V6, Audi propone un diferencial deportivo como opción. La marca también anuncia ajustes en la suspensión y una nueva dirección electromecánica más precisa.

Más tecnología en el equipamiento

Algunos de los dispositivos más conocidos del fabricante continúan en el nuevo A4, como el Audi drive select (cambia los parámetros del acelerador, la transmisión automática, la dirección e incluso del aire acondicionado entre los modos “confort”, “auto”, “dynamic” y “efficiency”). El ESP con diferencial electrónico de deslizamiento limitado forma parte del equipamiento de serie, al igual que el nuevo sistema de información para el conductor con recomendación de frenado.

Otros dispositivos son el asistente de control adaptativo de la velocidad de crucero, que frena el coche si existe peligro de colisión con el vehículo precedente a menos de 30 km/h, el asistente de cambio de carril o el detector de ángulos muertos.

En el apartado dedicado al infoentretenimiento hay una gran variedad de opciones posibles, desde una radio CD con ocho altavoces hasta el sofisticado sistema de navegación plus MMI, con disco duro, monitor en color, gráficos en 3D y DVD. ¿Te parece poco? Se puede mejorar con control por voz y con un teléfono online Bluetooth: te permitirá “hablar” con el navegador para decirle a Google dónde quieres ir y te mostrará el camino mediante Google Earth o Google Street View.

El Audi S4, con el motor más potente

El “tope de gama” es el Audi S4 (en versión sedán y Avant), que cuenta con el motor más potente: el 3.0 TFSI con 333 CV. Consume 8 l/100 km y pasa de 0 a 100 km/h en sólo 5 segundos; su velocidad máxima está autolimitada a 250 km/h. Podrás reconocerlo por sus faros, con un diseño especial, al igual que los paragolpes y las entradas de aire. La suspensión deportiva rebaja la altura en 30 mm.

Llega la hora de hablar del precio. Aún no se conocen los importes para España, pero la marca anuncia ligeros incrementos, que rondan los 500 euros, en Europa.

1 Comentario

Nico 30 octubre, 2011

Pobres cambios. me da la impresión que les cuesta innovar después después de estos años de gloria.
Cuidado con BMW y Mercedes que para mi estan sacando mejores modelos que audi

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba