Audi R8 GT

10 Mayo, 2010, modificada el 24 Enero, 2011 por

La marca de los cuatro aros da una vuelta de tuerca más a su deportivo R8 para hacerlo aún más exclusivo y sugerente. Se trata de la versión GT potenciada y aligerada de peso, de la que sólo se comercializarán 333 unidades.

10

Los afortunados que puedan acceder a esta joya tendrán que hacer cola y desenvolsar nada menos que unos 210.000 euros, el precio de esta suerte de R8 anabolizado por medio del motor V10 5.2 FSI de 560 CV y una carrocería aligerada unos 100 kg.

Poderosas armas afiladas en competición que, junto con la tracción integral quattro y el cambio automático de doble embrague R Tronic, le permiten medirse a competidores de la talla de los Porsche 911 GT2 o Lamborghini Gallardo LP560-4.


La dieta seguida se ha realizado aligerando algunas piezas y sustituyendo elementos completos por otros de materiales más livianos, como policarbonatos, aluminio, fibra de carbono y de vidrio, sin necesidad de prescindir de elementos de confort. De esta manera la cifra en báscula pasa de los 1.625 a los 1.525 kg, lo que se traduce en unos 2,72 kg/CV. Esto posibilita unas prestaciones de auténtico infarto: 3,6 segundos en acelerar hasta los 100 km/h y una velocidad punta de 320 km/h. La aerodinámica contribuye por medio de un diseño de carrocería más afilado, agresivo y eficaz a velocidades elevadas.


Como todos los R8 la fuerza mecánica se distribuye de manera automática a las cuatro ruedas por medio del sistema de tracción quattro, con la intervención de la caja de cambios secuencial R Tronic de 6 velocidades -cuyo pomo lleva inscrito el número de la unidad-, capaz de actuar por medio de varios programas de funcionamiento entre las que incluye el Launch Control para salir desde parado con la máxima aceleración posible. Entre las ayudas electrónicas que dispone, está el control de estabilidad con un modo Sport, desconectable en circuito, para realizar espectaculares sobrevirajes a la salida de las curvas de manera muy controlable.


Otras diferencias con respecto al R8 5.2 FSI está en su artesanal motor, que ofrece 35 CV y 10 Nm de par adicionales gracias a unos cambios efectuados en su electrónica, así como en la suspensión, que en el GT puede regularse en altura unos 10 mm de manera manual. Igualmente, la alineación de las ruedas difiere y los frenos incluyen de serie material carbonocerámico con pinzas en color rojo. Las llantas, de aluminio forjado y diseño exclusivo con cinco radios en forma de Y, son de 19 pulgadas, para alojar unos neumáticos delanteros en medidas 235/35 delante y 295/30 detrás.


En el interior, además de un completo equipamiento de serie con numerosos opcionales, el panorama ofrece tonalidades deportivas en negro y gris oscuro. La instrumentación luce esferas en blanco con el logotipo R8 GT, y hay elementos de aluminio y carbono en numerosos puntos del habitáculo.


Para los más quemados, hay un paquete de competición que incluye barras de seguridad y cinturones tipo arnés, entre otros. Antes de llamar para reservar uno, acuérdate que el R8 está disponible en cuatro colores de carrocería: naranja metalizado, gris metalizado, plata metalizado y negro efecto perla.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba