Audi Q7 4.2 TDI

24 Mayo, 2007, modificada el 11 Enero, 2011 por

Es el nuevo soberano entre los SUV equipados con mecánica diésel. Y todo ello por orden de su nuevo aliado, el enérgico V8 4.2 TDI de 326 caballos que le dota de un rendimiento simplemente superlativo. El Audi Q7 TDI más potente hasta la fecha ya está a la venta por un precio de 78.400 euros.

3

3




Es el nuevo soberano entre los SUV equipados con mecánica diésel. Y todo ello por orden de su nuevo aliado, el enérgico V8 4.2 TDI de 326 caballos que le dota de un rendimiento simplemente superlativo. El Audi Q7 TDI más potente hasta la fecha ya está a la venta por un precio de 78.400 euros.


Conocidos desde hace ya algunas semanas los principales entresijos de la, por ahora, versión TDI más potente del Q7, sólo nos faltaba ponernos a sus mandos para experimentar en la práctica la espectacular hoja de presentación. Y lo confirmamos: los 326 CV de su sofisticado y poderoso motor V8 4.2 TDI mueven con inusitada soltura los más de 2.400 kilos que arroja en la báscula. Para muestra un botón: sólo necesita 6,4 segundos en alcanzar los 100 km/h desde parado –un Porsche Cayman lo realiza en 6,1– y logra una velocidad punta de 236 km/h, con un consumo medio de 11,1 l/100 km –entre sus rivales, sólo el Mercedes ML 420 CDI le planta cara con registros casi idénticos–.

Ya presente en la gama del A8, este avanzado bloque «common rail» de ocho cilindros en V, inyectores piezoeléctricos, dos turbocompresores de geometría variable y sendos intercooler, ha sido modificado levemente para poder adaptarse a las características del enorme SUV alemán. El resultado es un motor de sólo 520 mm de longitud y 257 kilos de peso que ve aumentado su par máximo hasta los 77,5 mkg –11,1 más que la berlina– para poder garantizar una respuesta más contundente y rotunda. Y lo logra: hundir el acelerador es sinónimo de quedarse pegado al asiento mientras se descubre cómo el cambio Tiptronic de seis velocidades –de serie– va engranando marchas a la misma velocidad que el habitáculo se llena del sugestivo sonido del V8 TDI. Una demostración de fuerza que se traslada al asfalto a través de las cuatro ruedas, tuteladas por el sistema Quattro, con diferencial central autoblocante –para los más aventureros, Audi ofrece hasta tres paquetes de equipamiento «off road»–.

Todos los Q7 4.2 TDI montan suspensión neumática, tapicería de cuero, faros de xenón, climatizador bizona, ordenador de a bordo y la mando multifunción MMI. Además, y aprovechando su lanzamiento, Audi pondrá a disposición del público un asistente para alertar al conductor mediante leves vibraciones en el volante de los cambios involuntarios de carril, un inédito capó de accionamiento eléctrico o un exclusivo equipo de sonido de alta fidelidad firmado por Bang & Olufsen, que conlleva 14 altavoces y 1.000 watios de potencia. Es la guinda para el nuevo rey de los SUV de lujo, ya disponible en los concesionarios Audi por un precio de 78.400 euros.

    0 Comentarios

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba