Audi Q5 2.0 TFSI S-Tronic

23 Diciembre, 2008, modificada el 9 Febrero, 2011 por

La marca de los aros completa amplía la oferta SUV con el Q5, referente del nicho todocamino premium.

30

La marca de los cuatro aros completa su oferta SUV con una carrocería más práctica que la del Audi Q7 para el uso diario. El Q5 llega como referente del nicho de los todocamino premium, ante la inminente renovación del BMW X3 -pionero de este tipo de vehículos de tamaño compacto- y los recientes Mercedes GLK y Volvo XC60.


El modelo de Ingolstadt arrasa con una planta dinámica y un frontal imponente. Muchos lo miran creyendo que es un Q7, pero cuando lo tienen cerca ven una replica a escala. El Audi Q5 promete dar guerra, y de hecho llega con aspiraciones de líder en un segmento cada vez más valorado y competido.

Interior

La calidad y los detalles son la principal baza del nuevo modelo alemán. El salpicadero, el túnel de la transmisión y los paneles de las puertas mezclan plásticos de gran calidad con inserciones en aluminio. Los asientos con ajustes eléctricos y calefactables, comunes a los últimos modelos de la marca -de cuero en nuestra unidad, al igual que el volante y el pomo del cambio S-Tronic de 7 velocidades-, sujetan a la perfección al conductor y su acompañante.


Entre el equipamiento del modelo que se ve en las fotos, destaca el sistema MMI que da acceso al ordenador de viaje y a infinidad de ajustes de serie y opcionales disponibles, tanto multimedia -entre los que se encuentran el bluetooth, los comandos de voz y el navegador- como de la configuración del coche –Audi Drive Select (366,41 €) que incluye distintos parámetros para el tipo de conducción, la dirección y la suspensión-.


A esto hay que sumar otras opciones que montaba nuestro Q5, como los sensores de luz -con asistente de luces de carretera-, lluvia y aparcamiento -estos últimos complementados por la cámara de visión trasera por 1.501,78 €-; los faros bixenón asociados a los lavafaros y a los leds de luz diurna (1.283,32 €); los espejos eléctricos, calefactables y fotosensibles; freno de mano eléctrico y automático (61,93 €); acceso y arranque sin llave; portón trasero eléctrico; techo panorámico eléctrico y control de crucero adaptativo (1.575,76 €), entre otros.  


Por otra parte, las medidas de este novato –4.629 mm de largo, 1.880 de ancho y 1.653 mm de alto- son prometedoras en lo que a habitabilidad se refiere. Pero es cierto que si nos dejamos llevar por la imagen exterior, el interior se nos puede hacer más justo de lo que es.


Esto no significa que un viaje con cinco personas y equipaje sea difícil, y menos con los 540 litros de capacidad del maletero -clasificable- que se pueden convertir en 1.560 al abatir los asientos. Además hay que contar con el hueco de la rueda de emergencia desinflada, bajo el suelo del espacio de carga. La altura del habitáculo y los huecos portaobjetos sólo completan el disfrute confortable que ofrece el nuevo todocamino alemán.

Comportamiento y Prestaciones

El motor elegido para la ocasión es el exitoso 4 cilindros 2.0 TFSI de 211 CV de potencia, asociado al cambio de doble embrague de 7 velocidades de Audi, S-Tronic, y a la mítica tracción quattro.


Antes de arrancar apreciamos la perfecta ergonomía del 4×4 de Audi, pero dudamos de las posibilidades prestacionales de la mecánica para mover con soltura y consumos coherentes sus 1.740 kg. Pulsamos el botón start/stop engine, engranamos la D y… ¡sorpresa! El tacto es muy deportivo y asociamos su comportamiento al de modelos de mayor empaque y potencia dentro del nicho de los SUV.


El chasis y la dirección configurables que ofrece el Audi Drive Select juegan a nuestro favor, según prefiramos una conducción cómoda –comfort-, deportiva –dynamic– o adaptativa –auto-. Pero si ninguna de dichas opciones nos convencen, este sistema ofrece una cuarta, llamada individual, para que regulemos la respuesta del acelerador y la dureza de la suspensión y de la dirección dinámica a nuestro gusto.


Tenemos que reconocer que el modo dynamic, de los tres preconcebidos, es el que mejor le sienta al Q5 que se siente ágil y exacto en todo momento. En modo comfort la dirección dinámica es demasiado blanda y, al necesitar menos volante para girar lo mismo que otro coche sin este tipo de dirección, conlleva un periodo de adaptación.


En ciudad, sus formas voluminosas nos complican la visibilidad y los ángulos muertos se hacen notables. Aquí el papel de la cámara trasera es fundamental para no maniobrar a ciegas.


Pero en carretera la cosa cambia. El aplomo que muestra en todo momento es similar al de su hermano mayor y parece mentira que el bloque 2.0 TFSI dé tan bien de sí en una carrocería como esta. Sus 350 Nm de par nos catapultan hasta los 100 km/h en 7,2 segundos, pero la velocidad punta tampoco es despreciable, 222 km/h es una buena cifra en este tipo de vehículos.


Como curiosidad, destacar que el S-Tronic que monta este Audi no incluye el modo S del cambio -suponemos que para no disparar los consumos-, lo que significa que si pretendemos una conducción deportiva debemos utilizar el modo secuencial -ya sea a través de la palanca o las levas situadas tras el volante-.


Fuera del asfalto no pensamos en grandes retos durante la prueba, pero la tracción quattro combinada con el control de descenso ofrece diversión, teniendo en cuenta que no llevamos reductora ni programas específicos para cada tipo de firme.


Si a todo esto sumamos unos consumos de 8,5 litros a los 100 km en ciclo mixto, 10,4 en ciudad y 7,3 litros en carretera, el resultado es el de un coche equilibrado que guarda genio cuando se le pide. La pega mayor es el precio que empieza en 45.530 euros, pero nadie es perfecto.

Destacable

– Aplomo y tacto deportivos.
– Ergonomía.
– Consumos coherentes.

Mejorable

– Visibilidad.
– Dirección blanda en modo comfort.
– Precio elevado.

1 Comentario

Robot y humano trabajan "mano a mano" en la fábrica de Audi | Autocasion.com 13 Marzo, 2015

[…] los empleados de las líneas de montaje de los Audi A4, Audi A5 y Audi Q5 en la planta de Ingolstadt, la nueva cooperación directa entre humanos y robots supone una enorme […]

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba