Audi Q5

22 Abril, 2008, modificada el 24 Enero, 2011 por

El diseño del Q5, caracterizado por su deportiva elegancia y sus esculturales formas, es un claro ejemplo del carácter de la marca Audi.

5

El nuevo Audi Q5 combina el dinamismo de una berlina deportiva con un interior altamente variable y versátiles posibilidades para el tiempo libre y la vida familiar. Potentes y eficientes motores, la tracción integral permanente quattro y un ágil tren de rodaje constituyen un insuperable paquete técnico para la conducción tanto por carretera como por terreno sin asfaltar.


Ya sus dimensiones insinúan que se trata de un SUV de nueva hechura. El Audi Q5 mide 4,63 metros de longitud y 1,88 metros de anchura, pero solo 1,65 metros de altura, con lo que presume de las proporciones más deportivas entre sus competidores directos. Su reducido valor CX de 0,33 también le permite establecer un nuevo récord en su clase.


El diseño del Audi Q5, caracterizado por su deportiva elegancia y sus esculturales formas, es un claro ejemplo del carácter de la marca Audi. Los expresivos faros ubicados a ambos lados de la gran parrilla Singleframe dominan la imagen frontal. Estos faros pueden equiparse opcionalmente con luces de xenón dobles y con la luz de marcha diurna compuesta por diodos luminosos. La perspectiva lateral viene determinada por las grandes ruedas y los ascendentes contornos; la elegante línea del techo, coronada con barras longitudinales, acentúa su esbelta línea de estilo coupé.


En la zaga del vehículo se hace evidente el parentesco con su hermano mayor, el Audi Q7; el portón del maletero es muy ancho, extendiéndose hasta los laterales, y se ha fabricado en aluminio, al igual que el capó del motor. También los grupos ópticos traseros están disponibles en la destacada tecnología LED.


Generoso espacio


La larga batalla de 2,81 metros supone todo un récord en este segmento, proporcionando un generoso espacio a bordo del Audi Q5. El vehículo alberga cómodamente a cinco pasajeros en sus asientos ergonómicos y de concepto flexible.


Los respaldos de los asientos traseros pueden reclinarse y abatirse con especial comodidad: basta con accionar la palanca de desbloqueo a distancia ubicada en el maletero para abatirlos hacia delante sobre los asientos. De este modo, el volumen del maletero aumenta de 540 a 1.560 litros; además, bajo su suelo de carga se dispone de un segundo espacio de almacenamiento.


Potencia y eficiencia


El Audi Q5 está disponible con tres motores diferentes, uno de ellos de gasolina y dos TDI. Todos los propulsores combinan la inyección directa con la turbosobrealimentación. Se caracterizan por su elevada potencia, por una vigorosa fuerza de arrastre y por un refinamiento de marcha, al tiempo que presentan un consumo de combustible extraordinariamente contenido.


El 2.0 TFSI muestra un desarrollo completamente nuevo. Este cuatro cilindros aúna tres funciones de alta tecnología: la turbosobrealimentación, la inyección directa de gasolina y el innovador Audi valvelift system para el control variable de la alzada de válvulas.


El elevado par motor de 350 Nm está disponible ya a 1.500 rpm y se mantiene constante hasta las 4.200 rpm; la potencia máxima alcanza los 211 CV (155 kW).
El Audi Q5 2.0 TFSI acelera hasta los 100 km/h en 7,2 segundos y su velocidad máxima alcanza los 222 km/h. El consumo medio es de solo 8,5 litros de combustible a los 100 km.


También con cuatro cilindros y dos litros de cilindrada, el 2.0 TDI integra un nuevo sistema de inyección common rail que le proporciona un gran refinamiento; al igual que el motor de gasolina, presenta además dos árboles de equilibrado. Con sus
350 Nm de par (disponibles entre las 1.750 y las 2.500 rpm), la fuerza de arrastre de este Diesel es impactante, al igual que sus 170 CV (125 kW) de potencia máxima.


El consumo medio de solo 6,7 litros a los 100 km es una evidente muestra de la exitosa estrategia de eficiencia de Audi. Equipado con el TDI de dos litros, el Audi Q5 acelera hasta los 100 km/h en 9,5 segundos y alcanza una velocidad punta de 204 km/h.


El motor más potente de la gama es el 3.0 TDI; este Diesel V6 moviliza nada más y nada menos que 240 CV (175 kW), su par motor de 500 Nm está disponible entre las 1.500 y las 3.000 rpm. Majestuoso en el despliegue de potencia y refinado en el sonido, permite al Audi Q5 alcanzar la marca de los 100 km/h en 6,5 segundos y una velocidad punta de 225 km/h. El tres litros consume de media 7,7 litros de combustible a los 100 km.


Siete marchas: el nuevo S tronic


El 2.0 TDI traslada su fuerza a un cambio manual de seis marchas. En el caso del 3.0 TDI y del 2.0 TFSI, Audi implementa una innovadora tecnología, el S tronic, un nuevo cambio de doble embrague con siete marchas. Este componente de alta tecnología es capaz de solventar el cambio de marcha en pocas centésimas de segundo, al tiempo que se caracteriza por su confortable funcionamiento y por su elevado grado de efectividad. El conductor puede dejar que el S tronic de siete marchas gestione los cambios de modo completamente automático o hacerlo él mismo de forma manual, opcionalmente mediante levas de cambio en el volante.


Audi equipa al Q5 con la tracción integral permanente quattro, la única solución lógica para un SUV dinámico. En condiciones de marcha normales, la caja de transferencia envía las fuerzas al eje delantero y trasero en una relación de 40:60; una línea característica con carga algo mayor en el eje trasero que aumenta el placer de conducción. Pero en caso necesario, la tracción quattro es capaz de desviar hasta un 65% del par hacia la parte delantera y hasta un 85% a la parte trasera.

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba