Audi: gama cabrio

18 Mayo, 2010, modificada el 24 Enero, 2011 por

Nos subimos a los renovados cabrios de Audi y tomamos contacto con el R8 Spyder, un portento prestacional que gira cabezas allá por donde pasa. 

23

La marca de los cuatro aros apuesta el todo por el todo a una filosofía de descapotable tradicional, nos referimos a los que se cubren con capota. Y es que la lona da ese toque distinguido, genuino u original que no tienen los modelos de techo retráctil -y la diferencia a 140 km/h es de sólo un 1 dB más-. Pero aquí no acaba la cosa, otras ventajas respecto a los techos articulados son que el diseño no se ve condicionado, el centro de gravedad del conjunto es más bajo y, además, son más versátiles ya que sus maleteros no tienen que alojar complicados y voluminosos sistemas plegables.


Hasta aquí la declaración de convicciones de la marca alemana, pero nosotros no nos conformamos con escucharla y la probamos a los mandos varios representantes de su ya conocida y extensa gama que va desde el compacto Audi A3 Cabrio con mecánicas gasolina y diésel -de 102, 160 y 200 CV, y 105 y 140 CV respectivamente-, asociadas a cambios manuales de 5 y 6 velocidades y automáticos de doble embrague S tronic de 6 y 7 relaciones, pasando por los TT, TTS y TT RS Roadster, y los A5 y S5 Cabrio, hasta llegar a la joya de la corona de la casa germana, el Audi R8 Spyder.


Durante nuestra cita mallorquina con Audi pudimos conducir el TT 1.8 T de 160 CV entre 5.000 y 6.200 rpm, con cambio manual de 6 velocidades y tracción delantera, de comportamiento gratificante y prestaciones notables –223 km/h de punta y de 0 a 100 en 7,4 segundos– para las normas que imperan en nuestras carreteras. Todo con un gasto más que aceptable y asumible –6,9 litros en ciclo combinado, 9,1 en ciudad y 5,6 en carretera a los 100 km-, lo que da como resultado un conjunto divertido -sobre todo en carreteras viradas- y más que recomendable.


Pero si aspiras a más, el tope de gama TT RS Roadster no te defraudará. Su bloque de 5 cilindros turboalimentado y 2.5 litros de cilindrada con 340 CV de potencia bruta -entre 5.400 y 6.500 rpm– está a la altura de la máxima exigencia. Ofrece una conducción eficaz en todo momento apoyada por la tracción quattro y 450 Nm de par a partir de 1.600 rpm hasta 5.300. Con él, el 0 a 100 se hace cambiando de orden las cifras de aceleración de su hermano más modesto -del que hablábamos arriba- y la velocidad punta se limita electrónicamente a 250 km/h -opcionalmente a 280 km/h-. Su consumo medio es de 9,5 litros, el urbano de 13,3 y el interurbano de 7,2 litros, todos ellos a los 100 km. ¡Nunca has conducido un coche de 1.510 kg, tan ligero!


Por otro lado si lo que te gusta es viajar con espacio sin perder el equilibrio entre confort y reacciones deportivas el Audi S5 Cabrio será tu sueño. Pensado para cuatro personas y con un maletero de 320 litros, descapotado -que se convierten en 380 cubierto-, su propulsor V6 sobrealimentado por un compresor y un intercooler rinde 333 CV de potencia entre las 5.500 y las 7.000 vueltas. Pero es antes, entre las 2.900 y las 5.300 rpm cuando entrega sus 440 Nm de par máximo. Una delicia de reacciones inmediatas si te fijas en sus 1.875 kg de peso. Con él haces el sprint 0,9 segundos más lento que con el biplaza anterior, al que le suma un máximo de medio litro a cada medición.


Y por último vamos con el descapotable más rápido de los modelos de Ingolstadt, el Audi R8 Spyder con motor V10 y 5.204 cc que da 525 CV de potencia a 8.000 rpm y 530 Nm a 6.500 rpm. En el caso de la unidad probada con cambio R tronic de 6 relaciones las prestaciones son iguales que en la versión manual –313 km/h de velocidad máxima y 4,1 segundos de 0 a 100-, sólo mejora en 3 décimas el 0 a 200 km/h, en 1 litro como máximo los consumos y en 24 gr/km las emisiones de dióxido de carbono -concretamente de 332 gr/km-.
Sólo arrancarlo es un espectáculo para los oidos, del conductor y la gente que pasa cerca. Y es que vamos en un superdeportivo con una imagen tan llamativa como la de cualquier “Lambo” y un escape ronco que anuncia tu paso como si fueses el mismísimo rey del mundo. La reacciones son inmediatas y contenerse para no dar un pisotón al acelerador es tan difícil como ofrecer una piruleta a un niño y no dársela. La estabilidad está más que garantizada por la tracción quattro y la mínima distancia que nos separa del suelo, además de por la anchura del conjunto. Lo dicho, mucho más que música celestial.


Gama Audi Cabrio:
A3 Cabrio 1.6 Attraction: 29.550 euros.
A3 Cabrio 1.6 Ambition: 30.980 euros.
A3 Cabrio 1.8 T 6 vel. Attraction: 32.840 euros.
A3 Cabrio 1.8 T 6 vel. Ambition: 34.210 euros.
A3 Cabrio 1.8 T S tronic 7 vel. Attraction: 34.940 euros.
A3 Cabrio 1.8 T S tronic 7 vel. Ambition: 36.310 euros.
A3 Cabrio 2.0 T FSI 6 vel. Attraction: 35.530 euros.
A3 Cabrio 2.0 T FSI 6 vel. Ambition: 36.960 euros.
A3 Cabrio 2.0 T FSI S tronic 6 vel. Ambition: 39.150 euros.
A3 Cabrio 1.6 TDI Attraction: 29.690 euros.
A3 Cabrio 1.6 TDI Ambition: 31.010 euros.
A3 Cabrio 2.0 TDI 6 vel. DPF Attraction: 32.560 euros.
A3 Cabrio 2.0 TDI 6 vel. DPF Ambition: 33.880 euros.
A3 Cabrio 2.0 TDI S tronic 6 vel. DPF Attraction: 34.660 euros.
A3 Cabrio 2.0 TDI S tronic 6 vel. DPF Ambition: 36.030 euros.
TTS Roadster 2.0 TFSI quattro 6 vel.: 57.180 euros.
TTS Roadster 2.0 TFSI quattro S tronic 6vel.: 59.650 euros.
TT RS Roadster 2.5 TFSI quattro 6 vel.: 67.480 euros.
A5 Cabrio 1.8 TFSI 6 vel.: 41.310 euros.
A5 Cabrio 1.8 TFSI multitronic 8 vel.: 43.800 euros.
A5 Cabrio 2.0 TFSI 180 CV multitronic 8 vel.: 46.060 euros.
A5 Cabrio 2.0 TFSI 211 CV 6 vel.: 46.060 euros.
A5 Cabrio 2.0 TFSI 211 CV multitronic 8 vel.: 50.460 euros.
A5 Cabrio 2.0 TFSI 211 CV quattro S tronic 7 vel.: 52.750 euros.
A5 Cabrio 3.2 FSI multitronic 8 vel.: 54.940 euros.
A5 Cabrio 3.2 FSI quattro S tronic 7 vel.: 59.400 euros.
A5 Cabrio 2.0 TDI 6 vel.: 44.340 euros.
A5 Cabrio 2.7 TDI 6 vel.: 49.080 euros.
A5 Cabrio 2.7 TDI multitronic 8 vel.: 51.580 euros.
A5 Cabrio 3.0 TDI quattro S tronic 7 vel. DPF: 57.270 euros.
S5 Cabrio 3.0 TFSI quattro S tronic 7 vel.: 69.560 euros.
R8 Spyder 5.2 FSI quattro manual 6 vel.: 175.100 euros.
R8 Spyder 5.2 FSI quattro R tronic 6 vel.: 183.220 euros.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba