Novedad

Audi AI:ME, la propuesta de Audi para moverse por megaciudades

6 fotos

Ampliar

15 de abril, 2019

Audi acaba de presentar en el Salón de Shangai el nuevo Audi AI: ME, un concept car que, según la marca, es la solución perfecta para la movilidad en las megaciudades. Éstas son las claves de este compacto modelo de Audi.

Audi AI:ME, así se llama el concept que ha presentado Audi en el Salón de Shangai como respuesta a las necesidades de movilidad que plantean las nuevas megaciudades. Autónomo, compacto y eléctrico, así es como Audi imagina su coche para el futuro más cercano.

El nuevo Audi AI:ME sigue los pasos del Audi Aicon presentado en 2017 como su primer modelo de conducción autónoma, sobre todo en lo referente al estilo de sus líneas.

Sus dimensiones son similares a las de un Audi A3 en cuanto a longitud, pero mucho más ancho, con una longitud exterior de 4,3 m y una anchura de 1,90 m, el Audi AI:ME. Sin embargo, la distancia entre ejes de 2,77 m y la altura de 1,5 m sugieren unas dimensiones interiores propias de un coche de una categoría superior. Esto es posible mediante la arquitectura de la propulsión eléctrica, que permite unos voladizos cortos y un gran volumen interior, sin que sea necesario contar con un túnel de transmisión. La unidad de propulsión está situada cerca del eje trasero y genera una potencia de 125 kW (170 CV).

Para los ocupantes, el tamaño compacto del sistema de propulsión permite ofrecer el máximo espacio habitable, con un gran confort y versatilidad. El Audi AI:ME está diseñado como un 2+X asientos. Su disposición depende de una serie de configuraciones distintas para los asientos y el espacio de carga. Aunque solo los asientos individuales delanteros se usarán en la mayoría de los trayectos, el concept tiene espacio para alojar hasta a cuatro ocupantes en las dos filas, si fuera necesario.

Audi AI:ME, ¿preparado para dejar de conducir?

El interior del AI:ME está pensado para delegar la conducción al coche.

6 fotos

Ampliar

Audi AI es el acrónimo para una variedad de sistemas electrónicos que reducen la tensión de los conductores y, simultáneamente, les ofrecen nuevas posibilidades para ocupar el tiempo que pasan en el coche. Con este fin, Audi AI también usa estrategias y tecnologías del campo de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático. Audi AI combina la inteligencia del vehículo, que en primer lugar hace posible la circulación autónoma de nivel 4, y la inteligencia interactiva, que lo convierte en un compañero para los ocupantes.

Según la marca, el nombre del Audi AI:ME, por tanto, ya sugiere la conexión entre AI y los propios usuarios. Estos sistemas son capaces de aprender y pensar, además de ser proactivos y personales. Gracias a esta tecnología, en el futuro los modelos de los cuatro aros serán inteligentes y empáticos. Podrán interactuar con el entorno y con los pasajeros y, por tanto, adaptarse mejor que nunca a los requerimientos de quienes van a bordo.

El Audi AI:ME está diseñado para ser utilizado en ciudad con lo que se conoce como conducción autónoma de nivel 4. Este es el segundo nivel más alto en la escala estandarizada internacionalmente para la creciente automatización. Aunque los sistemas con nivel 4 no requieren ninguna intervención por parte del conductor, su función se limita a zonas específicas, como autopistas o áreas en el interior de las ciudades adecuadamente equipadas para ello. En esos lugares, el conductor puede transferir completamente la tarea de conducir al sistema, teniendo que retomar esa función tan solo cuando abandone esas zonas definidas para una conducción totalmente autónoma. Al contrario que el Audi AIcon, un vehículo con función de nivel 5 que siempre es completamente autónomo, el Audi AI:ME está, por tanto, equipado con el tradicional volante y con pedales, que se pueden replegar.

Esto significa que el coche, se desplazará en el futuro de forma autónoma dentro una zona del tráfico definida, si está equipada con la correspondiente infraestructura. Los flujos de tráfico autorregulados y autocontrolados permitirán que el vehículo se desplace pausadamente, evitando fuertes aceleraciones longitudinales o laterales. Esto es un requerimiento importante para que los ocupantes puedan desconectarse mentalmente del tráfico que los rodea.

Audi AI:ME, eléctrico y de largo alcance

El Audi AI:ME es 100% eléctrico.

6 fotos

Ampliar

Aunque nos imaginemos que un coche cuyo principal destino será moverse por ciudad a velocidades entre 20 y 70 km/h no necesitará unas baterías de mucha capacidad, para mantener un confort climático en su interior en los largos períodos en los que estará detenido debido al tráfico y los constantes arranques para comenzar a rodar que son el momento de máximo consumo sí exigen mucho de las baterías. Por ello, el Audi AI:ME va equipado con unos acumuladores de nada menos que 65 kWh, mucho para un coche de este tipo.

En cuanto a la propulsión, ésta se deja en manos de un motor síncrono de imanes permanentes, situado cerca del eje trasero del AI:ME, capaz de generar 125 kW (170 CV) de potencia si fuera necesario. Normalmente solo se necesitará una fracción de esa potencia para mantenerse en el flujo de tráfico de la ciudad. Gracias a la recuperación de energía durante la frenada y a su peso comparativamente reducido, el Audi AI:ME tiene un consumo de energía extremadamente bajo incluso en tráfico urbano.

Los ejes y otros componentes de la suspensión proceden del conjunto de elementos de otros modelos compactos de Audi. La experimentada y probada combinación de amortiguadores adaptativos y bajas masas no suspendidas aseguran un buen confort de suspensión en ciudad. La carrocería está hecha con una combinación de varios materiales ligeros: acero técnicamente avanzado, aluminio y componentes de material plástico.

Audi On Request: la nueva forma de tener un Audi

Audi On Request es la forma en la que Audi ofrecerá sus productos a sus clientes.

6 fotos

Ampliar

La mayoría de los fabricantes ha asumido que cada vez menos clientes querrán tener un coche en propiedad. Audi lanza así su programa Audi On Request, que no es más que un servicio de movilidad bajo demanda en la que uno puede disponer del coche que más necesite en cada situación.

Tras el Audi AIcon, que se presentó en el Salón de Frankfurt 2017, y el deportivo Audi PB18, mostrado en el verano de 2018, el Audi AI:ME es el tercer concept car de la marca que constituye un anticipo de futuro para su utilización en áreas claramente definidas. Mientras que el Audi AIcon ofrecía las cualidades de un jet de negocios para viajes largos, y el PB18 es un vehículo para utilización ocasional en un circuito, el Audi AI:ME es el compañero perfecto para un uso urbano. Un cuarto concept car de este tipo completará el cuarteto de prototipos en la próxima edición del Salón de Frankfurt, en septiembre de 2019.

De este modo, estos tres coches cubren tres necesidades al gusto del cliente en cada momento y puestos a su servicio.

Esta oferta es accesible y fácil de usar con una aplicación que conecta el pedido, los gustos personales del usuario y las numerosas opciones que se pueden utilizar mientras se conduce. Con esta aplicación, los usuarios reservan su Audi AI:ME y solicitan de antemano que tenga dos o más plazas, o incluso un asiento de niño si es preciso. Encontrarán el AI:ME a la hora y en el lugar solicitados; tras usarlo, simplemente deberán aparcarlo en cualquier parte. En zonas con el equipamiento apropiado para ello, el vehículo puede desplazarse sin conductor desde su base hasta el domicilio del cliente.

La aplicación se maneja con un smartphone y con el propio coche y funciona como un asistente y un intermediario con muchos otros servicios. Por ejemplo, se puede utilizar para una comunicación espontánea con amigos a través de Internet o redes sociales. Los usuarios pueden tomar selfies en el coche y compartirlos. O acceder a Internet para entretenimiento, búsquedas o servicios. Será posible encargar comida durante la marcha, realizar una rápida parada en un restaurante automatizado para que la entreguen en el coche y disfrutar de la comida dentro de él mientras continúa el trayecto.

La conexión entre la red del domicilio del usuario y el Audi AI:ME incluso permite continuar viendo una película mediante las gafas de realidad virtual en el coche, desde el punto en que se dejó de ver en casa. En el camino de casa al trabajo, es posible cerrar los ojos, disfrutar del silencio a bordo y relajarse.

El Audi AI:ME se ha convertido en un punto fijo en el biotopo digital del usuario. Los tediosos trayectos diarios de punto a punto se convierten en un viaje entretenido con tiempo libre. Tras llegar al destino, los usuarios pueden abandonar el coche, relajados y de buen humor, y ni siquiera tienen que buscar un lugar de aparcamiento o una estación de recarga. El Audi AI:ME los encontrará por sí mismo en su viaje de vuelta al depósito.

“Audi on demand” está disponible en metrópolis de varios continentes y ya es el ejemplo perfecto de la futura expansión de la oferta de Audi como proveedor global de servicios de movilidad. Con la simultánea expansión y especialización de la flota de vehículos, este programa se volverá incluso más atractivo en el futuro para los clientes con grandes exigencias. La misma oferta de vehículos premium y la integración digital del automóvil y el espacio vital dará a la marca Audi una posición de liderazgo también en este segmento: a la vanguardia de la técnica.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche