*

Audi A7 Sportback 3.0 TDI quattro: tiembla, competencia

11 Julio, 2011, modificada el 14 Julio, 2011 por

Pruebo una berlina de lujo deportiva en toda regla, con un comportamiento más picante que el de su hermano menor, el A5 Sportback, e infinitamente más representacional. ¡Temblad, Mercedes-Benz CLS y Porsche Panamera!

No valorado

Destacable

  • Combinación formada por el motor y el cambio S tronic.
  • Consumo ajustado y altas prestaciones.
  • Disfrute al volante en carreteras viradas.

Mejorable

  • Altura al techo en las plazas traseras.
  • Aún no tiene tope de gama radical como sus rivales.
  • Espacio desaprovechado entre las dos plazas traseras.

Hace tiempo que un coche del tamaño del que ocupa esta prueba no me gusta tanto en conjunto. Me refiero al Audi A7 Sportback, que entra muy bien por los ojos y hasta me parece más proporcionado que su hermano, el Audi A5 Sportback; a pesar de que me llaman más la atención los coches pequeños y compactos, no sólo por estética. También porque me dan más “vidilla” cuando los conduzco: su menor peso se nota.

Como te digo, sólo el Jaguar XJ 3.0 D SWB -versión equivalente a este A7, algo más largo, pero competencia directa- me dejó tan buen “sabor de boca”, aun teniendo un tacto algo más blando. Además, este gran coupé de los cuatro aros sí es un digno rival -no así el A5 Sportback– por cotas y representación, de los Aston Martin Rapide, Maserati Quattroporte, Mercedes-Benz CLS y Porsche Panamera -del que ya está a la venta un diésel similar-. Por cierto, no me olvido del BMW Serie 5 Gran Turismo; lo que pasa es que lo veo más un cruzado -crossover- del estilo del Mercedes-Benz Clase R, similar a un monovolumen.

Rozando el suelo

Nada más abrir cualquiera de las 5 puertas -sin marco en las ventanillas- de este coupé de 4 plazas te das cuenta de que la filosofía deportiva no se queda en el envoltorio. Sus casi 5 m de longitud y 2 de ancho ofrecen espacio y lujo en un habitáculo de gran calidad y ergonómico, cercano al suelo, pero muy cómodo para entrar y salir. El puesto de conducción es tan bajo como en el Audi RS 5 que he probado recientemente.

Atrás también es muy espacioso, sobre todo para las piernas; este hueco te facilitará acomodarte, si mides más de 1,80 m de altura, sin ir con la cabeza pegada al techo. Pero el gran beneficiado, sin duda, es el maletero de 535 litros, capacidad que crece hasta los 1.390 litros con el respaldo asimétrico totalmente abatido.

El precio de la versión probada arranca en 63.900 euros. Lleva llantas de 18 pulgadas y neumáticos de 255/45, retrovisores exteriores eléctricos -también plegables- y térmicos, cristales antitérmicos, faros bixenón con lavafaros -por 2.145 euros los tienes de leds-, asistente de luces largas, leds de luz diurna y en los faros traseros, sensores de presión de neumáticos, retrovisor interior fotosensible, climatizador bizona, paquete de iluminación exterior e interior de leds, volante multifunción de cuero -como el pomo del cambio-, asientos delanteros con reglaje lumbar eléctrico, reposabrazos central delantero, isofix, freno de mano eléctrico -automático y con asistente en pendiente-, control de crucero, airbags -delanteros frontales y laterales, traseros laterales y de cortina-, apertura y cierre eléctrico del maletero -un acierto, dado el tamaño del portón-, arranque y parada por botón, ESP, radioCD con MMI -y 10 altavoces, un amplificador y un subwofer-, entradas multimedia y bluetooth de serie. El A7 Sportback con los extras de las fotos pasa de 75.000 euros.

Lo mejor de dos mundos

El motor V6 turbodiésel common rail entrega su potencia máxima entre 4.000 y 4.500 rpm, mediante el cambio automático de doble embrague y 7 velocidades S tronic. Lo considero una gran elección por sus elevadas prestaciones, consumos ajustados, suavidad y respuesta lineal. Ofrece 500 Nm de par máximo entre 1.400 y 2.250 revoluciones y catapulta los 1.785 kg de peso del A7 Sportback en 6,3 segundos hasta los 100 km/h. 250 km/h es la velocidad máxima que alcanza y está autolimitada.

El gasto que anuncia es realista -7,2 litros en ciudad, 5,3 en carretera y 6 litros de media, junto con unas emisiones de 158 gr/km, todos a los 100 km-, y hace que cumpla la norma Euro5. En los recorridos de esta prueba he añadido 3 litros más a las cifras homologadas, sin miramientos con el pie derecho.

Por otra parte, como en otros modelos de la marca, puedes elegir entre diferentes ajustes de chasis con los modos Comfort -cómodo-, Auto (se adapta a la conducción que hagas en cada momento), Dynamic -deportivo- e Individual -configurable: eliges una de las opciones anteriores para las reacciones de la dirección, el motor, el cambio y la suspensión-. Así, como en otros Audi que he probado con este sistema -Audi Drive Select-, la opción Auto es la que más me gusta cuando no busco el máximo rendimiento del conjunto a cada segundo. En cualquier caso, y salvo matices de configuración del modo seleccionado, la dirección apunta precisa donde quieres y ofrece un buen compromiso entre deportividad y suavidad; el cambio de doble embrague es eficaz, rápido y aguanta las marchas hasta casi el corte de inyección en los programas automático deportivo y secuencial; y la suspensión tira a dura sin hacerte sufrir en los baches del firme. Además, un alerón retráctil automático mejora la aerodinámica y el agarre del coche a partir de 140 km/h -a 80 se esconde y también lo puedes abrir y cerrar con un botón en la consola central-.

Al límite es puro disfrute, muy ágil en los cambios de apoyo para su tamaño y perfectamente aplomado. Aunque no todo lo hace él, ya sabes que en los quattro, ahora, el 40% de la tracción va al eje delantero y el 60% restante al trasero -normalmente-; asi que tiende al sobreviraje, si te pasas con el acelerador. Pero no te preoupes, porque lo ves venir y es fácil corregirlo.

El Audi A7 Sportback 3.0 TDI 245 CV quattro S tronic es una máquina de empuje brutal y constante que combina lo mejor de dos mundos tan exclusivos como son las berlinas de representación y los coupés: imagen y comportamiento, pero sin gasto escandaloso.

6 Comentarios

Fredy 13 Julio, 2011

Lo que hay que ver y leer. Solo en España se puede ver Audi al mismo nivel que Mercedes y Porsche. El Audi un muy buen coche no llega a la excelencia de las otras dos marcas en fiabilidad y lujo.

Raúl de San Antonio 14 Julio, 2011

Hola Fredy. Después de probar los dos, el de los 4 aros no tiene nada que envidiar al Porsche. De hecho comparten elementos tan importantes la mecánica analizada en esta prueba.

Raul 14 Julio, 2011

Hola Raul, Comentaros que tambien existe la posibilidad de pedirlo con 5 plazas. Un saludo

simmetrycal awd motor boxer 14 Julio, 2011

el audi es una caca de coche y mas si es tdi humo negro al igual que mercedes, bmw. audi tiembla,tiembla de bibraciones en el motor.
un saludo

Audi A1 Quattro, el más exclusivo | Autocasion.com 22 Diciembre, 2011

[…] del espectacular Audi A1 Quattro, la marca alemana incorpora a las gamas A6, A6 Avant y A7 Sportback un nuevo motor TDI V6 de 3 litros con 313 CV de potencia. Según los datos oficiales de la firma, […]

marcos barcelona 5 Abril, 2012

ola mi mentras sea comodo y puedes hacer muxos kilometros me conformo y tengo wif y navegador y climitacion y quatro ruedas lo de mas no importa por a mi me gusta conducir muxos kilometros y los tdi estas altura de los gasolina en deportividar y rendimendo mecanico haci todo lo de mas son tonterias

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba