Audi A6

13 Agosto, 2008, modificada el 24 Enero, 2011 por

El A6 es la berlina de representación más vendida a nivel europeo. Audi no se duerme en los laureles y refuerza las virtudes de su coche con motores más eficientes, cambios en la suspensión y novedades tecnológicas de todo tipo, incluida una versión ecológica 2.0 TDIe.

10

Más información en hoyMotor16, número 1296


Las 234.000 unidades del A6 vendidas en 2007 definen claramente el éxito de la berlina ‘media’ de Ingolstadt, que representa ya el 37 por ciento de las ventas en su segmento. Presentado en 2004, el modelo alemán afronta ahora su primera renovación profunda, dejándose su estreno oficial para el Salón de París, a finales de septieme, y su lanzamiento comercial para mediados de octue, al menos en Alemania, donde la versión básica, el 2.0 TFSI sedán de 170 CV, costará 34.200 euros, prácticamente lo mismo que el modelo actual pese a la gran cantidad de mejoras previstas.


Quizás las estéticas sean las modificaciones menos relevantes, aunque se aprecia el deseo de acercar la imagen del A6 a los últimos productos de la marca, el A4 y el A5. Así, la carrocería sedán estrena ópticas traseras más alargadas –ahora van divididas en dos, pues una parte monta soe la tapa del maletero–. Hay otros pequeños cambios en la zaga –paragolpes, difusor aerodinámico…–, aunque debemos acudir al frontal para encontrar más variaciones notables, pues se ha rediseñado parrilla, paragolpes, faros antiniebla… Hasta las ‘luces día’, formadas por 6 LED en cada caso, tienen nueva disposición. Y aparecen cinco nuevos colores de carrocería, ofreciéndose ahora trece.


También el habitáculo se beneficia del remozado general. Los reposacabezas traseros tienen nuevo diseño para mejorar la visibilidad hacia atrás del conductor, se optimiza el aislamiento acústico y, en opción, se ofrece una configuración de dos plazas para la segunda fila. La instrumentación presenta gráficos de mejor resolución, se renueva toda la zona que soporta la gran pantalla central –predominan los cromados y siguen ofreciéndose maderas de alta calidad–, hay tapicerías nuevas, los apoyabrazos van más mullidos y los reposacabezas delanteros minimizan aún más el riesgo de latigazo cervical en choques por alcance.


Asimismo, Audi ofrecerá ahora un nuevo paquete S-line que, además de llantas de 18 pulgadas y suspensión deportiva 30 milímetros más baja, implica asientos deportivos y revestimientos específicos. En aras del confort, se ha trabajado mucho
también sobre la suspensión, especialmente en el tren delantero, anunciándose una mejor capacidad de filtrado que no afecta, sino todo lo contrario, a la estabilidad. Y los A6 pueden ser equipados con una amortiguación adaptativa, programable en tres niveles de firmeza.


Opcional también será el Audi Side Assist, que por encima de 60 km/h vigila el entorno del coche hasta una distancia de 50 metros para advertir al conductor, con señales luminosas en el retrovisor exterior, de que hay riesgo en el cambio de trayectoria que va a realizar. A ese dispositivo se suman otros como el Audi Lane Assist –alerta soe cambios involuntarios de carril–, el control de velocidad con radar activo para mantener la distancia de seguridad, el Audi Parking System dotado de cámara retrovisora…


Y la gama A6 a la venta desde otoño adopta la última generación del sistema multifunción MMI Navigation Plus, con un nuevo joystick que torna su manejo más intuitivo y equipa disco duro de 40 GB. Hasta su pantalla a color es mejor que antes, pues se ha optimizado el contraste. El propio navegador introduce cambios, pues ahora permite ver los mapas en un modo ‘vista de pájaro’ con el que se aprecia el relieve topográfico y algunos edificios singulares se muestran en tres dimensiones. Por cierto, mientras se visiona el plano, éste no desaparece momentáneamente al manejar la climatización o ajustar la calefacción de los asientos, pues ahora se genera una pantalla menor en una esquina de la principal para que todo pueda verse a la vez.


Frente a la gama actual, el renovado A6 supone un avance en materia de respeto medioambiental, pues el consumo de combustible se rebaja, de media, en un 12 por ciento. El secreto radica en la combinación de motores cada vez más eficientes –ver cuadro adjunto– con transmisiones bien adaptadas, como las cajas Tiptronic y Multitronic, ésta de variador continuo. El caso extremo lo tenemos en la nueva variante 2.0 TDIe, que emplea el nuevo motor de 136 CV, tiene un cambio manual de seis relaciones con las dos marchas finales alargadas –también se ofrece con caja Multitronic–, usa un alternador capaz de recuperar mejor la energía y adopta una bomba de dirección de mínimo consumo.


Se agrega a eso una suspensión 20 milímetros más baja que reduce a 0,28 el coeficiente aerodinámico Cx y un testigo en la instrumentación que se enciende para recomendar al conductor que pase a otra marcha. El resultado de todo eso es un gasto medio de sólo 5,3 litros cada 100 kilómetros y 139 g/km de emisiones de CO2 para un coche que alcanza 204 km/h de punta y acelera hasta 100 km/h en 9,9 segundos.


Por supuesto, se mantiene la extensa oferta Quattro, pues la tracción total se ofrece en todas las versiones con un mínimo de 190 CV. Bajo condiciones normales de adherencia pasa un 40 por ciento del par al eje delantero y un 60 al posterior, pero el diferencial puede variar ese reparto, admitiendo hasta un 65 por ciento en las ruedas delanteras y un 85 en las traseras. Los conductores más dinámicos, y los de mayor poder adquisitivo, están de enhorabuena porque Audi, desde octubre, también ofrecerá su ioso RS6 con carrocería berlina, y no sólo en versión Avant como hasta ahora.


En la parte mecánica, lo esencial permanece inalterado, como la tracción Quattro, el cambio Tiptronic de seis velocidades con levas en el volante y saltos entre marchas reducidos a una décima de segundo, o el motor V10 de cinco litros con 580 CV entre 6.250 y 6.700 vueltas –se sobrealimenta con dos turbos y tiene inyección directa de competición–, pero la cinemática de la suspensión trasera –el RS6 usa amortiguación magnética regulable– ha sido modificada. Además, el cliente puede optar entre los discos de freno de acero de serie y unos de carbono, aún más grandes, que obligan a sustituir las llantas de 19 pulgadas por otras de 20.

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba