Audi A5

26 Febrero, 2007, modificada el 11 Enero, 2011 por

Estos dos cupés de gama alta llegarán a los concesionarios en junio. El S5 llega dispone 354 Cv mientras que el A5 dispone del motor FSI de 3.2 litros que adquiere ahora una potencia de 265 CV.

6

Estos dos cupés de gama alta llegarán a los concesionarios en junio. El S5 llega dispone 354 Cv mientras que el A5 dispone del motor FSI de 3.2 litros que adquiere ahora una potencia de 265 CV

La marca alemana lanza los nuevo A5 y S5, que comenzará a entregar en el próximo mes de junio. Se trata de dos cupés de gama alta, el A5 y el S5, este último monta un motor V8 FSI, mientras que el nuevo Audi A5, procedente del prototipo Nuvolari “quattro” que la firma desveló en 2003, estará disponible con motores de gasolina FSI y diésel TDI, cuya potencia oscila entre los 170 y los 265 caballos. Tiene una longitud de 4,63 metros y dispone de cuatro plazas, y la capacidad de su maletero se sitúa en 455 litros.


Diseño
El perfil deportivo de este A5 y las líneas de trazado preciso en combinación con superficies vigorosas, llevan a Walter de’Silva, jefe de diseño del grupo Volkswagen, a asegurar que es el modelo más bello que jamás ha creado. Su objetivo era lograr un modelo que transmitiera deportividad, elegancia y potencia,  “código genético” de la marca Audi, pero de forma más concentrada. Para logralo, se han empleado estas determinadas proporciones que caracterizan el A5: una carrocería extremadamente ancha y plana, un voladizo delantero corto y una transición que se prolonga desde el montante C hasta la corta parte trasera. Destacan también una vez más los faros, en los que Audi pone siempre especial el esmero, así como la banda de luz de marcha diurna de los grupos ópticos xenón plus, formados cada uno por ocho unidades LED.

Motorización

Todas las unidades propulsoras de la nueva serie cuentan con inyección directa: los modelos de gasolina siguiendo el concepto FSI; y los diésel, con el TDI common rail. El motor de gasolina del A5 es un nuevo FSI de 3,2 litros dotado de la distribución de válvulas Audi valvelift system, que incrementa la eficacia. Con  265 CV, consigue un poderoso sprint gracias al excelente par motor de 330 Nm, en una amplia gama de revoluciones que va de 3.000 a 5.000rpm. Con cambio manual de seis marchas acelera de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos. La velocidad máxima está electrónicamente limitada a 250 km/h y en el caso del 3.2 FSI con tracción delantera, consume 8,7 litros cada 100 km. A partir de otoño de 2007 se dispondrá del 1.8 TFSI con 170 CV, que combina la turbosobrealimentación con la inyección directa de gasolina y permite así obtener una extraordinaria aceleración y reprise en prácticamente cualquier rango de revoluciones.

Los V6 TDI de Audi están equipados de serie con filtro de partículas Diesel. El TDI deportivo de gama alta del nuevo Audi Coupé es el motor de 3,0 litros mejorado. Ofrece una potencia de 240 CV  y un colosal par motor máximo de 500 Nm. Por su parte, el A5 3.0 TDI quattro cuenta con un tiempo de aceleración de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h, con un consumo medio de 7,2 litros. El V6 de 2,7 litros, con 190 CV y combinado con el cambio multitronic, se recomienda especialmente para los conductores de coupé que ante todo valoren el confort: da una velocidad máxima de 232 km/h con un consumo medio de  6,7 litros. Aunque el tiempo de aceleración de tan solo 7,6 segundos confirma también el carácter deportivo de esta variante del Audi A5. 

Los vehículos vienen equipados de serie con un cambio manual de seis marchas de ajuste deportivo, que se encarga de transmitir el par motor a las ruedas motrices. Sin embargo, para el 3.2 FSI y el 2.7 TDI se ofrece además el cambio automático de variación continua multitronic.


Un modelo deportivo de la clase extra
El Audi S5
El S5 combina la tecnología V8 FSI y la tracción integral permanente quattro. Su ocho cilindros rinde una potencia de 354 CV; su par motor máximo es de 440 Nm, ya íntegramente disponible a 3.500 rpm. En 5,1 segundos, el Audi S5 alcanza los 100 km/h.

Uno de los componentes que confiere al V8 un rendimiento notable es la innovadora tecnología de inyección directa FSI, caracterizada por una compresión elevada y una formación óptima de la mezcla. Va equipado con un cambio de seis velocidades con recorridos de cambio cortos y de gran precisión y con tracción total permanente quattro con distribución variable del par motor y una configuración básica de 40 a 60% (a favor del eje trasero). En fracciones de segundo, este sistema dinámico se adapta a la situación actual de marcha y ofrece en todo momento una perfecta distribución del par motriz.

El tren de rodaje deportivo del Audi S5 fomenta su rendimiento gracias a su ajuste orientado a una marcada dinámica. Cuenta con un sistema especial de frenos de alto rendimiento (reconocible por las pinzas negras) y ofrece dos niveles de desconexión para el programa electrónico de estabilización ESP, que el conductor puede aprovechar en el momento en que desee disfrutar del potencial de su Audi S5 (y siempre que se encuentre sobre un firme que lo permita).

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba