Prueba

Audi A3 Sportback e-tron, lo probamos

26 fotos

Ampliar

23 de febrero, 2015

Nos ponemos al volante de la versión híbrida enchufable del Audi A3, que cuenta solamente con versión de cinco puertas, un motor de 204 CV, una autonomía total superior a 900 km y cuyo precio es de 40.480 euros. Pero, ¿qué es lo que da de sí? Sigue leyendo…

El Audi A3 Sportback e-tron es una joya. Pero como todas las joyas de calidad, es cara. Tendrás que hacer muchos kilómetros para que los 40.480 euros de los que parte acaben compensando. Ahí ya entran, por tanto, las necesidades personales de cada potencial comprador.

Dejando de lado éstas, no cabe duda de que estamos ante todo un cochazo, que apenas se diferencia en nada del excelente Audi A3, más allá de contar con la toma eléctrica para enchufarlo a la red y un peso de unos 100 kg. más respecto a la versión convencional. Por tanto, si te gusta el A3, tú decides si te va a compensar la compra de esta versión híbrida enchufable, que te va a asegurar unos consumos muy bajos, a la par de un rendimiento en carretera envidiable.

Nuestra valoración: 8,0

8

9

8

8

8

7

Destacable

  • Motor.
  • Comportamiento dinámico.
  • Es todo un A3.

Mejorable

  • Velocidad del cambio en modos no deportivos.
  • Pérdida de capacidad del maletero -necesaria en este tipo de coches-.
  • Precio respecto a otras versiones del A3.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Audi A3 Sportback e-tron: un A3 con todas las de la ley

El Audi A3 e-tron solamente está disponible en versión de 5 puertas.

26 fotos

Ampliar

La mejor noticia en lo que a diseño se refiere para este nuevo Audi A3 Sportback e-tron es que no hay noticia. Mantiene todas y cada una de las características de las que ya te hemos hablado en otras pruebas del A3 convencional.

La principal diferencia la encontramos en la parrilla delantera, que presenta, justo al lado de los cuatro aros de Audi, la toma de corriente para enchufar el vehículo a la red y recargar las baterías. En cuanto a medidas, el Audi A3 Sportback e-tron firma 4,3 m de largo, 1.78 m de ancho y 1.42 m de alto. Por su parte, la batalla es de 2,63 metros.

Se mantiene como decía esa imagen alargada y deportiva típica de esta generación del A3, con un frontal bajo y una trasera donde destaca un spoiler que corona la cúpula del techo. Además los grandes pasos de rueda realzan el carácter deportivo del conjunto.

Interior: Continuismo para el A3 e-tron

El cuadro de mandos es una de las pocas zonas que varía del interior del Audi A3 Sportback e-tron respecto a la versión convencional.

26 fotos

Ampliar

Si el exterior continúa con una imagen prácticamente invariable respecto a las versiones convencionales del A3 Sportback, el interior no iba a ser menos. Solamente varía el cuadro de mandos, donde en lugar del reloj que marca las revoluciones por minuto -que ahora aparecen en la zona central del cuadro en formato digital-, encontramos otro que nos indica si mientras conducimos vamos cargando las baterías, conduciendo de forma eficiente, el tanto por ciento de potencia que estamos utilizando o si desplegamos toda la potencia del motor. Además, tenemos un indicador al estilo del que marca la cantidad de gasolina restante que nos informa de la carga disponible en las baterías.

Lo que sí varía ligeramente es la capacidad del maletero, que desciende ligeramente respecto a las versiones convencionales. Éste tiene una capacidad de 280 litros, que se incrementa hasta los 1.120 litros con los respaldos traseros abatidos.

Por lo demás no observaremos ninguna diferencia respecto a un Audi A3 convencional. La versión que condujimos no contaba con el paquete deportivo S-Line, pero éste puede equiparse, ofreciendo una imagen más agresiva gracias a unos asientos de corte deportivo con respaldos integrados y tapizado en cuero y Alcantara o cuero napa fina, las inserciones decorativas en óptica 3D de color negro y el color Gris Daytona efecto perla de Audi Exclusive.

Motor: 204 CV de potencia… o eficiencia

El motor del Audi A3 e-tron desarrolla una potencia conjunta de 204 CV.

26 fotos

Ampliar

La verdadera joya del Audi A3 Sportback e-tron la encontramos bajo el capó. Al motor 1.4 TFSI de 150 CV se une la parte eléctrica, que dispara la potencia conjunta de esta versión del A3 hasta los 204 CV. Esto se traduce en una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos, siendo su velocidad punta de 222 km/h. Este propulsor se asocia a una caja de cambios S-Tronic de 6 velocidades, cuyo funcionamiento me dio la sensación de ser más lento que en otras versiones, siempre y cuando no activemos el modo deportivo de conducción, donde se recuperan las sensaciones de siempre.

Existen, además del deportivo que te acabo de nombrar, otros tres modos diferentes de utilización del motor que el conductor del Audi A3 Sportback e-tron puede intervenir en cualquier. Además del S-tronic, existe para ello una tecla EV especial en el tablero de instrumentos que permite seleccionar cuatro modos:

  • En modo “EV” (Electric Vehicle) da prioridad al modo eléctrico; la posición “charge” sirve para cargar la batería del modo más rápido posible durante la marcha.
  • En el modo “hybrid hold”, la energía se reserva en la batería para más tarde, por ejemplo cuando nos desplazamos a una ciudad, para realizar un recorrido urbano con esa electricidad reservada, una vez se llegue al lugar de destino.
  • En la posición S del S tronic para un proceso combinado de ambos motores o boosting.
  • En la posición “auto”, la energía eléctrica se aprovecha de forma óptima en colaboración con el motor de combustión, consiguiendo así un consumo mínimo de combustible incluso en trayectos largos.

Además, Audi equipa al A3 Sportback e-tron, de serie, con un sistema de carga que aprovecha al máximo la potencia de la toma de corriente. Está compuesto por una unidad de mando con pantalla gráfica, un cable para conectar al automóvil y dos cables de red, uno para cuando tomamos la electricidad de un enchufe doméstico, o bien el segundo para una toma de corriente industrial que se han diseñado de forma específica para cada país. Si se va a utilizar en casa, el cable de carga e-tron se puede acoplar en un soporte de diseño para pared.

La estación de carga se puede bloquear, protegiendo así el equipo contra robos, al tiempo que una confirmación mediante PIN ofrece una mayor seguridad. En una toma de corriente industrial, la carga completa dura algo más de dos horas. En una toma de corriente doméstica, el proceso de carga requiere unas 3 horas y 45 minutos.

Comportamiento: Audi A3 Sportback e-tron: todo un A3

El comportamiento dinámico del Audi A3 Sportback e-tron es una delicia.

26 fotos

Ampliar

La mejor noticia en lo que al comportamiento dinámico de la versión híbrida enchufable del Audi A3, es que no hay noticia. Las sensaciones al volante son calcadas a las de las versiones que hemos probado hasta ahora. Incluso los 100 kg. extra que pesa este A3 e-tron no se notan al volante.

Os puedo asegurar que, a pesar de ser un coche orientado claramente a ser eficiente, puede llegar a ser también muy divertido. Se mueve como pez en el agua en todas las circunstancias que se puedan dar a lo largo del día a día, siendo un coche muy estable, a la vez de confortable.

Equipamiento: Audi A3 Sportback e-tron, armado hasta los dientes

Lo último en tecnología de Audi está presente en este A3 e-tron.

26 fotos

Ampliar

El Audi A3 Sportback e-tron llega al mercado con un equipamiento de serie muy generoso, contando con climatizador automático de confort, un volante multifuncional de tres radios, el sistema MMI radio, el sistema Audi drive select, el sistema de  información al conductor con display en color, la llave de confort, el pomo de la palanca de selección en cuero, el sistema de carga e-tron y los faros LED.

Además, también de serie, encontramos siete airbags (incluido el airbag para las rodillas del conductor), sistemas de retención ISOFIX en las plazas traseras exteriores y el servofreno para colisiones sucesivas. Éste frena automáticamente al vehículo tras una colisión y reduce así el riesgo de sufrir otro impacto.

En cuanto al equipamiento opcional, tenemos los airbags laterales para las plazas traseras, asientos delanteros calefactables con regulación eléctrica, el techo de cristal panorámico, los cristales Privacy oscurecidos, la calefacción estacionaria y el cable de carga para las estaciones de carga públicas.

El infoentretenimiento también juega un papel importante en el Audi A3 Sportback e-tron, con el  Bang & Olufsen Sound System y el MMI Navigation plus a la cabeza.  Como complemento ideal del MMI Navigation plus, Audi connect establece la conexión a Internet. El punto de acceso inalámbrico WLAN permite a los acompañantes navegar por Internet y acceder a su correo electrónico con hasta ocho terminales móviles.

Además, Audi ofrece sus sistemas de asistencia de la clase de lujo. La oferta comienza con el control de crucero automático adaptive cruise control, que advierte al conductor ante la detección de una inminente colisión con un vehículo que circula por delante y en caso necesario inicia una frenada. Otros sistemas son el Audi side assist, que aporta seguridad al cambio de carril, así como el Audi active lane assist, que ayuda al conductor a mantenerse en su carril, y los sistemas de seguridad Audi pre sense basic y Audi pre sense front, que en determinadas situaciones adoptan medidas preventivas para proteger a los ocupantes. El asistente de aparcamiento con indicación selectiva aparca al A3 Sportback e-tron por sí solo en huecos adecuados.

Consumo: El gran punto fuerte del Audi A3 Sportback e-tron

La inscripción e-tron aparece en la parrilla delantera del A3.

26 fotos

Ampliar

Es aquí donde vamos a empezar a compensar el gasto extra que supone hacerse con esta versión del Audi A3. El híbrido enchufable de la marca de los 4 aros permite circular en modo 100% eléctrico un máximo de 50 kilómetros, asegurando después una autonomía de 890 km. Si comprobamos el gasto medio de combustible que homologa Audi para este vehículo, vemos que estamos hablando de unos exiguos 1,6 l/100 km.

Es obvio que será prácticamente imposible alcanzar esta cifra. Es más, nos quedaremos más lejos de ella que nunca, ya que en un coche con una mecánica tradicional, el desfase entre consumo homologado y consumo real suele rondar, de media, los 2 l/100 km. Pero también está claro que si tu Audi A3 Sportback e-tron va a pasar la mayoría de su vida dentro de una ciudad, el ahorro de combustible va a ser palpable.

Como siempre te digo, tendremos que esperar a convivir durante una semana con este Audi A3 Sportback e-tron para darte una cifra de consumo real fiable, ya que durante la presentación del modelo en Palma de Mallorca, condujimos la mayoría del tiempo por carreteras de montaña, con lo que el consumo que obtuvimos no es representativo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche