Audi A3 Sportback 2.0 TDi 184 CV S-Tronic Quattro: prueba total41

Audi A3 Sportback 2.0 TDi 184 CV S-Tronic Quattro: prueba total

9 Julio, 2014 por

El Audi A3 Sportback Quattro es una de las pocas berlinas compactas del mercado que dispone de tracción total. Su equipamiento es muy completo y con el paquete S-Line su aspecto llama la atención pese a sus discretas líneas. Lo hemos probado a fondo y éstas son las conclusiones.

Nuestra valoración: 7,8 Notable

8

8

9

8

7

7

Destacable

  • Facilidad de conducción.
  • Acabados.
  • Imagen de marca.

Mejorable

  • Consumos.
  • Maletero escaso.
  • Precio.

El Audi A3 Sportback 2.0 TDI de 184 CV sorprende por la facilidad de conducción que proporciona, con una elevada seguridad activa que se ve aumentada cuando las condiciones climatológicas empeoran gracias a la extraordinaria tracción Quattro. Su sistema tipo Haldex de reparto de par es de los más rápidos del mercado, adaptándose casi instantáneamente a las necesidades de cada momento: si resides en una zona donde la lluvia es frecuente, se trata de una opción recomendable.

La transmisión S-Tronic sigue sin ir tan fina como las DSG o las PDK, pero en modo automático no funciona mal, por lo que acabaremos olvidándonos del modo secuencial y sacando partido de la comodidad de no tener que usar el cambio para nada.

En cuanto a practicidad, la amplitud interior es buena excepto el maletero, que no está entre los mejores de su categoría.

En definitiva, este Audi A3 es un gran coche, pero la cifra que hay que desembolsar por la unidad de pruebas supera los 50.000 euros, una cantidad por la que se puede y debe exigir mucho a cambio. No cabe duda de que los cuatro aros tienen su valor, real (el producto es bueno) e intangible (su imagen de marca), pero por esa cantidad el abanico de opciones es muy amplio y todas ellas son excelentes.

Prueba Audi A3 Sportback 2.0 TDi Quattro, Baiona, Rubén Fidalgo
El Audi A3 Sportback Quattro tiene una imagen muy seria.

Hay que ver cómo cambia el aspecto del Audi A3 Sportback con el paquete S-Line y las llantas de 18″ de 5 palos acabadas en negro satinado; totalmente distinto de la austeridad de la versión básica. La unidad de pruebas que me está esperando tiene una planta espectacular, acentuada por el tono oscuro de la pintura y las molduras de los marcos de los cristales (así como las barras del techo) contrastando en aluminio pulido.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

3 Comentarios

marcos 9 Julio, 2014

Aunque sea un audi, me sigue pareciendo carísimo pagar un precio semejante por un compacto.

Álvaro Ruiz 9 Julio, 2014

Excelente prueba, como siempre. Me ha llamado la atención el comentario sobre el diferente comportamiento entre S-Tronic y DSG. Tenía entendido que eran iguales salvo la nomenclatura, pero ya veo que no. ¿Qué diferencias hay entre ambas? Muchas gracias por responder.

Rubén Fidalgo 9 Julio, 2014

Hola Álvaro, muchas gracias por tu fidelidad. El cambio S-Tronic y el DSG son básicamente el mismo dispositivo pero con distintos mapas de gestión, de ahí las diferencias en sus respuestas. Un abrazo 😉

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba