Audi A1 S-Line Exclusive Edition 1.4 TFSI 122 CV25

Audi A1 S-Line Exclusive Edition 1.4 TFSI 122 CV

13 Agosto, 2012, modificada el 14 Agosto, 2012 por

Llega a nuestra redacción uno de esos coches que provoca una sonrisa nada más verlo. Hablamos del Audi A1 S Line, una de las versiones más llamativas del pequeño de la casa de los cuatro aros. ¿Será algo más que un capricho, como apuntan sus detractores? Te lo contamos enseguida.

No valorado

Destacable

  • Comportamiento dinámico
  • Rendimiento del motor
  • Diseño, tanto interior como exterior

Mejorable

  • Manejo del navegador
  • Espacio de las plazas traseras
  • Precio

Nunca va a ser el coche que necesita una familia, ni tan siquiera el que necesita cualquier persona que no tenga otro coche de mayor tamaño en su garaje. Pero es que tampoco lo pretende. El Audi A1 va dirigido a un grupo muy concreto de clientes, que busca un coche de carácter urbano, con clase, llamativo y que, como sucede con esta versión en concreto, también pueda afrontar con garantías trayectos largos… eso sí, ¡sin llevar mucho equipaje!

Voy a ser sincero, tenía muchas ganas de conducir esta versión 1.4 TFSI de 122 CV del Audi A1. Me despertaba mucha curiosidad el rendimiento que era capaz de ofrecer un motor pequeño con una cifra de potencia que no es nada escandalosa en un coche cuyo peso es, por motivos obvios, bastante liviano -en concreto pesa 1.200 kg-. Mis dudas quedaron resueltas pronto. Se trata de una mecánica que podríamos tildar de “perfecta”.

El pequeño de la familia Audi es uno de los modelos que más simpatías despierta. Foto: Jordi Villanueva.25
El pequeño de la familia Audi es uno de los modelos que más simpatías despierta. Foto: Jordi Villanueva.

Obviamente se pueden echar en falta más potencia, un consumo algo menor y demás, pero el compromiso logrado por Audi con este motor en el A1 es difícil de mejorar. Se trata de una mecánica suave, progresiva, que acelera y corre (además, el coche da la sensación de que corre, lo cual no es muy habitual en los tiempos que vivimos), y que además no gasta mucho combustible aunque se le aprieten las tuercas (hablamos de entre 7,5 y 8 litros conduciendo a buen ritmo).

El buen rendimiento del motor se beneficia además de su asociación con la caja de cambios S Tronic de 7 velocidades (aunque el A1 1.4 TFSI también puede llevar una caja de cambios manual de 6 marchas), cuyo rendimiento es más que satisfactorio. La transición entre las marchas es de las más rápidas del mercado, ofreciendo una sensación de conducción que es de las más placenteras para los amantes de la conducción. Los puristas dirán que un cambio automático nunca ofrecerá las mismas sensaciones que uno manual. Estamos de acuerdo. Pero si hay un cambio automático que se le acerca es el S Tronic, especialmente en modo secuencial, activando las marchas con las levas situadas tras el volante.

Un comportamiento diez

El Audi A1 S Line es el urbano perfecto para aquellos que no les importe invertir algo más de dinero por tener un coche más exclusivo. Foto: Jordi Villanueva.25
El Audi A1 S Line es el urbano perfecto para aquellos que no les importe invertir algo más de dinero por tener un coche más exclusivo. Foto: Jordi Villanueva.

Si hemos elogiado el rendimiento del motor de este Audi A1, lo mismo sucede con su comportamiento dinámico. Esta versión del pequeño de la casa de los cuatro aros se defiende bien en todos y cada uno de los terrenos. En la ciudad está en su salsa, por su tamaño, mientras que gracias al gran motor que incorpora su rendimiento no desmerece para nada en carretera.

Sin embargo, sus verdaderas virtudes se ven cuando tiene que encarar curvas. Ahí confirmas lo que puedes empezar a sentir cuando utilizas el A1 de una forma convencional. Se trata de un coche muy estable, tirando a duro, aunque sin llegar a ser incómodo en ninguna situación. La agilidad es otra de sus virtudes, gracias en parte a las pocas inercias provocadas por su escaso peso. Además, cuenta con una dirección muy precisa, con un tacto cuya dureza está perfectamente tarada.

El comportamiento del chasis es totalmente neutro. No amaga en ningún momento con perder el morro o la zaga. Incluso da la sensación -de hecho es así- de tratarse de un conjunto que soportaría un motor bastante más potente. Sin embargo esta característica, que en otros coches resta diversión a la conducción, no evita que podamos disfrutar al volante siempre que queramos.

Audi A1 S-Line: todo por el diseño

Como decía en la entradilla de esta prueba, esta versión S-Line del Audi A1 provoca una sonrisa nada más verla. Los acabados exteriores que presenta ya dejan a las claras que estamos ante un A1 poco convencional. Llantas de aluminio de 17 pulgadas, alerón trasero S-Line, luces diurnas con tecnología LED, doble salida del tubo de escape… en definitiva, una serie de elementos que distinguen esta versión del resto.

Los asientos delanteros son uno de los detalles más característicos de esta versión del Audi A1. Foto: Jordi Villanueva.25
Los asientos delanteros son uno de los detalles más característicos de esta versión del Audi A1. Foto: Jordi Villanueva.

Pero donde se lleva realmente la palma el acabado S-Line del A1 es en el interior. La tapicería de cuero en color gris claro puede que no sea la más recomendable a nivel de practicidad por su facilidad para mancharse, pero el resultado que ofrece es espectacular. Tanto los asientos como el volante llaman poderosamente la atención en este color.

Y hablando de los asientos, los delanteros son una de las partes más fuertes del coche. Se trata de unas butacas deportivas que aportan a partes iguales practicidad, comodidad y sujeción en todas y cada una de las circunstancias. Además, su parte trasera está acabada en plástico negro brillante, generando un contraste muy fuerte con el resto de la tapicería.

A pesar del reducido tamaño del Audi A1, los ocupantes de estas plazas delanteras no echarán en falta nunca más espacio. Sin embargo, a poco que tanto el piloto como el copiloto tengan una altura algo superior a lo normal, los que viajen en las plazas traseras sufrirán una falta de espacio que puede resultar agobiante. Un servidor mide 1,74 m, y a la hora de probar el coche con todas sus plazas ocupadas, la persona que iba detrás de mi, de similar altura, iba muy justa de espacio.

También tenemos que calificar de justo el espacio que ofrece el maletero, con 270 litros de capacidad, que pueden aumentar a 920 litros si abatimos los asientos traseros. Pero no nos engañemos, todo el que compre un Audi A1 debe tener muy claro lo que compra. Y es que ya lo hemos comentado otras veces, el 95% del éxito a la hora de adquirir un coche nuevo es tener muy claro para qué lo queremos.

Un equipamiento a la altura

El logotipo S-Line está presente en diversas partes del Audi A1. Foto: Jordi Villanueva.25
El logotipo S-Line está presente en diversas partes del Audi A1. Foto: Jordi Villanueva.

No podía ser de otra forma. Si estamos ante una de las versiones más completas de la gama del A1, el equipamiento de la misma tenía que estar a la altura. Una vez sentados al volante del coche, llama la atención poderosamente la pantalla de 6,5 pulgadas desde la que se manejan muchos de los parámetros del coche, así como el equipo de música y el navegador. Éste último es bastante eficaz, aunque su manejo es bastante lioso hasta que nos acostumbramos al mismo.

Mención aparte merece el equipo de música con el que cuenta la versión del Audi A1 que hemos probado, el cual forma parte del equipamiento opcional. Estando firmado por la marca Bose, nos podemos imaginar que estamos ante un equipo de calidad, pero aún así, no deja de sorprender el partido que le puede sacar al mismo cualquier aficionado a la buena música. Quizás veas este equipo de música como un capricho, pero te aseguro que es un capricho eficaz. Como todo el Audi A1 en sí.

¿Será el Audi A1 S-Line Exclusive Edition 1.4 TFSI tu próximo coche?

Para que el Audi A1, y en concreto esta versión tan exclusiva, sea tu próximo coche, debes tener claras dos cosas. La primera, estar dispuesto a gastarte algo más de 24.000 euros en un coche que tiene unas limitaciones lógicas en lo que a tamaño se refiere. Por el contrario, pagarás por un coche que aporta un plus de imagen y diseño, además de un rendimiento excelente. La segunda es que compras un vehículo que te limitará en ciertos aspectos de su utilización, especialmente si tu objetivo es irte de vacaciones con él.

Si asumes estas dos “pegas”, está claro que realmente deseas tener un Audi A1. Te aseguro que te vas a divertir mucho con él, que es un muy buen coche y que te mirarán en cada semáforo que te detengas. Y eso que la unidad que nosotros probamos era de un color nada llamativo…

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Audi A1, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Audi A1 puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

8 Comentarios

pedro 13 Agosto, 2012

Lo cierto es que es precioso…pero seis millones de pesetas por un utilitario… ¿de verdad los vale?

Jorge Morillo 13 Agosto, 2012

Como siempre en estos casos, los vale si es lo que buscas. Me explico. Si comparamos objetivamente el coche en sí y lo que ofrece, hay opciones en el mercado con una relación calidad-precio más ajustada. Pero si eres el tipo de cliente que también valora elementos tan subjetivos como la imagen que aportan tanto el coche como la marca, la estética de esta versión en concreto etcétera… la respuesta es sí.

Igar73 13 Agosto, 2012

Todo ese despliegue no vale de nada si se le pone al lado en un semáform un Abarth 500 Essesse y le da un par de acelerones.
Ya me imagino la cara la propietaria/o diciendo: menudo birria presuntuosa me he comprado!!

pedro 13 Agosto, 2012

Muchas gracias por su rápida respuesta. Me ha quedado claro.

Jorge Morillo 14 Agosto, 2012

Igar73, ésa es precisamente la gracia de un mercado tan segmentado. Cada cliente tiene un gusto diferente. Si el que ha comprado el Abarth busca prestaciones en un urbano, habrá acertado, mientras que el que busque una imagen distintiva comprará el Audi A1. Gran parte del éxito a la hora de comprar un coche está en saber realmente lo que queremos, algo que no siempre sucede.

No hay de que Pedro. Un abrazo.

Vroom 17 Agosto, 2012

No hay coches malos hay necesidades diferentes…
Estoy contigo J.

jose 9 Octubre, 2014

he comprado uno. lo vi ayer en el concesionario. es algo espectacular. la calidad es magnifica, el sonido del motor precioso, sobre todo como silba ese turbo… en definitiva, estoy loco con el. espero que la semana que viene, ya lo tenga rodando.

Rubén Fidalgo 10 Octubre, 2014

Hola Jose, enhorabuena por la compra, menudo juguete 😉 Ya nos irás contando. UN saludo!

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba