Aston Martin Rapide

16 septiembre, 2009

Es una de las primicias de Frankfurt, tras esperarlo mucho tiempo. El diseño es similar al concept del Salón de Detroit de 2006; el motor, un V12 de 470 CV.

Aston Martin entra en el ámbito de las berlinas coupé más exclusivas –Audi S5 Sportback y futuro A7; futuro BMW CS; Porsche Panamera; Maserati Quattroporte GTS; Mercedes-Benz CLS…- con el Rapide, largamente esperado, presentado en el Salón del Automóvil de Detroit de 2006 y por fin listo para quien puede hacer frente a un precio que, previsiblente, no bajará de 150.000 euros.


Dotado de 5 puertas, sumado el portón trasero, y diseñado por el equipo que dirige Marek Reichman, ofrece 4 plazas independientes pensadas para otros tantos adultos dentro de un entorno de máximo lujo y distinción. También un verátil maletero que arranca en 301 litros, y que evoluciona a 750 abatiendo los respaldos traseros, por ejemplo para introducir con facilidad 2 bolsas con palos de golf. La plataforma es la V/H que también sirve de base a los DBS, DB9 y Vantage. Mide 5.019 mm de longitud, por 2.140 de anchura -sumados los retrovisores- y 1.360 mm de altura. Su peso es de 1.950 kg.


El propulsor del Rapide, con puertas que abren en ángulo ascendente carente de marco, es el de gasolina atmosférico -sin turbocompresor- 6.0 V12 visto, usado otros, por el DBS Volante. Va dispuesto en sentido longitudinal, aunque bastante retrasado para centrar masas. Aquí rinde 477 CV a 6.000 rpm y un par máximo de 600 Nm a 5.000 vueltas, y se conecta a un cambio automático y secuencial Touchtronic 2 de 6 marchas dispuesto sobre el eje trasero -configuración Tranaxle, con eje de transmisión fabricado en carbono– en sentido longitudinal especialmente afinado.

Por cierto, las marchas se getionan desde levas ancladas a la caña de la dirección, detrás del volante -no giran con él para localizarlas con mayor faciildad, igual que los cambios F1 y F1 Superfast de Ferrari-; son de magnesio. La tracción es a las ruedas traseras con diferencial de deslizamiento limitado incluído, y la suspensión independiente en las 4 ruedas con sistema de flexibilidad variable ADS. Por su parte, los neumáticos Bridgestone Potenza son 245/40 en el eje delantero y 295/35 en el trasero, siempre sobre llantas de aleación de 20 pulgadas.


La velocidad máxima llega a 303 km/h, mientras que el sprint hasta 100 km/h -saliendo desde parado- se ajusta a 5,3 segundos. Para pararlo, discos de freno de 390 y 360 mm en los trens anterior y posterior, además de ABS con corrector EBD y asistente de urgencia EBA, que se agregan al control de tracción con estabilizador DSC. Tapizado de piel granulado, molduras de nogal, 6 airbag, displays OEL orgánico electroluminiscentes, navegación con disco duro de memoria, monitor de presión de neumáticos, audio Bang&Oluffsen con amplificador de 1.000 W y conexión iPod, e incluso un paragüas fijado al maletero son parte de su dotación de serie.

En opción puede añadir asientos delanteros y traseros calefactados y refrigerados, sistema DVD con pantallas incrustadas en el dorso de los respaldos delanteros -ver imágenes-…

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

Audi A7 Sportback 3.0 TDI quattro: tiembla competencia | Hoy Motor 11 julio, 2011

[…] los cuatro aros sí es un digno rival -no así el A5 Sportback- por cotas y representación, de los Aston Martin Rapide, Maserati Quattroporte, Mercedes-Benz CLS y Porsche Panamera -del que ya está a la venta un […]

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba