Novedad

Aston Martin desvela el motor de su Valkyrie: V12 y 1.000 cv

14 fotos

Ampliar

14 de diciembre, 2018

Aston Martin muestra la locura que ha desarrollado para colocar en el vano motor de su modelo más radical, el Valkyrie. Será de aspiración natural, tendrá 12 cilindros en V, 6.5 litros de cilindrada y pesará la mitad que el de el One-77.

Aston Martin ha desvelado qué es lo que montará su híper coche, el Valkyrie. En colaboración con Cosworth, ha creado un monstruoso motor de 12 cilindros en V con 6.5 litros de cilindrada que desarrolla 1.000 caballos de potencia, todo esto sin ayudarse de sus motores eléctricos.

Sacar mil caballos de potencia a un motor de producción no es una tarea sencilla. Los primeros en lograrlo fueron los chicos de Bugatti en el año 2005 con el Veyron, con el que consiguieron abrir un nuevo segmento: el de los híper coches. Sin embargo, la filial del Grupo VAG tuvo que instalar cuatro turbocompresores a su motor de 16.4 litros para llegar a esta potencia.

Te puede interesar: Así es el Aston Martin Valkyrie

Desde el lanzamiento del Veyron, son varios los coches que se han instalado en el estatus de híper coche, sobre todo a medida que se han ido desarrollando los propulsores eléctricos. No nos equivoquemos, no es algo fácil sacar esta potencia a un motor eléctrico, pero es mucho más sencillo que hacerlo con un motor de combustión.

Sin embargo, los turbos cuentan con el mismo hándicap que los eléctricos: los más puristas dirán que a la melodía que sale de los tubos de escape le falta alguna nota. Un motor con cuatro turbos y 1.000 caballos es menos pasional que uno de 700 caballos atmosférico libre de berrear cuando se le ponga en gana.

Esta bestia desarrollada por Aston Martin y Cosworth es de aspiración natural

14 fotos

Ampliar

Aston Martin y Cosworth han trabajado codo con codo

Aston Martin es una de las marcas más puristas en el mercado actual, por lo que llamó a la puerta de la factoría de Cosworth. ¿El motivo? desarrollar un V12 de 1.000 caballos de aspiración natural que tenga posibilidad de ser homologado para la calle.

Tras un duro trabajo, el resultado es lo que Aston Martin llama “la máxima expresión del motor de combustión interna”, un motor capaz de estirar hasta las 11.100 rpm. Todo esto lo hace siendo un peso pluma: pesa sólo 206 kilos, lo que significa que es más ligero que el motor que Cosworth pone en los coches de Fórmula 1. Además, está diseñado para ser un elemento estructural del propio coche, por lo que es un pluriempleado: además de propulsar a la bestia, la mantiene unida.

El bloque, las culatas y las tapas de las levas están fundidas, aunque la mayor parte de su interior ha sido fabricado con metal sólido, incluyendo las varillas y los pistones, que son de titanio mecanizado. Sólo para hacer el cigüeñal, se han invertido seis meses.

La mayoría de componentes del motor están creados a partir de metales sólidos

14 fotos

Ampliar

Aston Martin ha descrito el proceso de la siguiente manera: “Comienza su vida como una barra de acero sólido de 170 mm de diámetro y 775 mm de largo. Primero se desbasta, luego se trata con calor, se mecaniza el acabado, se trata de nuevo con calor y se rectifica. Al finalizar todo este proceso, el 80% de la barra original ha sido mecanizada y han pasado seis meses”.

Es un proceso tedioso, aunque es lo que tiene tener que lidiar con 1.000 caballos pesando la mitad que el V12 que Cosworth diseñó para el Aston Martin One-77. Una vez que el modelo pise la calle, el motor de gasolina se apoyará en algún tipo de sistema híbrido, por lo que aportará un par capaz de separar las capas tectónicas de la tierra cuando se pise el acelerador. Si te da curiosidad cómo tiene que sonar este ultra musculado corazón, te dejamos un video para que te deleites.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche