Así son los sistemas de seguridad del Opel Grandland X6

Así son los sistemas de seguridad del Opel Grandland X

31 Julio, 2017 por

Los sistemas avanzados de asistencia a la conducción cada vez son más frecuentes. El Opel Grandland X incorpora varios de ellos para mantenerse en la línea de sus rivales y perpetuar la máxima de Opel: hacer accesible la tecnología.

Así son los sistemas de seguridad del Opel Grandland X6

Los sistemas ADAS (siglas inglesas de asistentes avanzados a la conducción) son cada vez más frecuentes y poco a poco se van estandarizando. Es más, acabarán siendo elementos obligatorios para poder comercializar los nuevos modelos, como ha ido sucediendo con el Airbag, el ABS o el ESP.

El nuevo Opel Grandland X no puede quedarse atrás en esta carrera y llega al mercado con varios de estos elementos entre su equipamiento, continuando así con la máxima de Opel: hacer accesible la tecnología.

Algunos de los asistentes más destacables presentes en el nuevo Opel Grandland X son:

  • El Detector de Fatiga del conductor: este sistema monitoriza las pautas de conducción y detecta cuando ésta empieza a ser errática para emitir una alerta. En el Grandland X provoca una advertencia si la trayectoria del vehículo sugiere agotamiento del conductor o falta de atención, emitiendo un mensaje a la persona al volante y una señal acústica. Este sistema dispone de 3 niveles de funcionamiento. En un primer nivel, el sistema emite un mensaje en el cuadro acompañado de un aviso acústico cuando el conductor lleva conduciendo más de 2 horas por encima de 65 km/h, recomendándole una pausa en el viaje. El aviso se repite cada hora y el contador se resetea cuando se comienza un nuevo trayecto. En un segundo nivel, el sistema emite un mensaje en el cuadro acompañado de un aviso acústico cuando el sistema detecta bien una corrección brusca de la trayectoria o bien una trayectoria irregular. Después de 3 avisos de nivel 2, el sistema pasaría a un tercer nivel emitiendo un nuevo mensaje y una alerta acústica de mayor volumen. El sistema vuelve a reiniciarse conduciendo durante 10 minutos consecutivos de manera adecuada o durante 15 minutos por debajo de 65 km/h.
  • Opel OnStar: además de ofrecer servicios como la asistencia en caso del robo del vehículo o un hotspot Wi-Fi para una conectividad excepcional, este asistente personal de servicio y conectividad puede ayudar a los conductores cansados a encontrar un aparcamiento2 o reservar una habitación de hotel3. Si se produce una emergencia, el “ángel de la guarda” de Opel responde automáticamente a los accidentes, conectando a los ocupantes del vehículo con un asesor personal, no con una máquina.
  • Control de crucero adaptativo: mantiene una distancia de seguridad con el vehículo que nos precede, independientemente de la velocidad que tengamos memorizada.
  • Alerta de colisión con detección de peatones: empleando como base parte de la tecnología del pionero Opel Eye, el Crossland es capaz de alertar y de actuar sobre los frenos en caso de detectar una colisión o un atropello inminente.
  • Asistente de aparcamiento: el Crossland cuenta con este sistema que facilita las maniobras de estacionamiento del vehículo. Además de realizar la maniobra de manera asistida, cuenta con cámara de visión periférica.

 

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba