¿Para qué sirve el nuevo camión eléctrico Tesla Semi?

¿Para qué sirve el nuevo camión eléctrico Tesla Semi?

17 noviembre, 2017

Tesla vuelve a dar un golpe de efecto con la presentación de su nuevo camión. El Tesla Semi anuncia unas prestaciones increíbles y un ahorro en el coste por kilómetro para sus posibles clientes que puede ser una revolución.

Tesla vuelve a sorprender al que quiere que le sorprendan y presenta un camión revolucionario capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5 segundos (muy útil en un vehículo que no puede circular a más de 90 km/h), no han hablado de cómo serán los sistemas de sujeción de la carga, porque con semejante aceleración es fácil dejar atrás los troncos que lleves en el trailer ;-).

Bromas aparte, el Tesla Semi sorprende porque anuncia una autonomía de más 650 km cargado con 36.000 kilos y la posibilidad de circular en modo convoy, es decir, sin que el conductor tenga que estar a los mandos, puesto que el camión simplemente seguirá al que tenga delante, como si fuese un remolque más.

Como buen Tesla, el Semi es 100% eléctrico y su diseño impactante. Se ha buscado una máxima eficiencia aerodinámica para que la energía de las baterías sirva para mover cargas y desplazarse y no se desperdicie en cortar el viento. De este modo, se convierte en el camión más aerodinámico del mundo, con un Cx de 0,36, mejor que el de un Bugatti Chiron. Parte de esta buena aerodinámica se ha podido lograr porque es eléctrico y no necesita una enorme entrada de aire frontal para refrigerar la mecánica y porque todo su suelo y el propio remolque van carenados.

En el interior nos encontramos con una cabina que recuerda a la de un tren, con el conductor en posición central para mejorar su visibilidad y facilitar el transporte tanto en países con conducción por la izquierda como por la derecha. También el interior es muy Tesla, con un salpicadero dominado por una enorme pantalla que es el centro neurálgico de este formidable camión.

¿Realmente sirve para algo un camión eléctrico?

¿Puede competir un camión eléctrico con baterías con un tren eléctrico? Sólo en recorridos "Last Mile".
¿Puede competir un camión eléctrico con baterías con un tren eléctrico? Sólo en recorridos “Last Mile”.
Ampliar

Por un lado, un camión parece el vehículo perfecto para ser eléctrico porque tiene un tamaño que permite equiparlo con unas enormes baterías para moverse y garantizar una buena autonomía. Sin embargo, la realidad es que un camión es rentable por la carga que es capaz de transportar, y las baterías pesan mucho, lo cual limita su capacidad de carga y, por lo tanto, su rentabilidad.

Por otro lado, si de lo que se trata es de eliminar las emisiones en el transporte, una locomotora eléctrica es capaz de arrastrar varios camiones como el Tesla Semi consumiendo muchísima menos energía que este camión y sin los problemas de autonomía que impone el moverse con baterías, ya que el tren toma la energía que necesita de la catenaria e incluso la devuelve a ésta cuando desciende un puerto. Es más, si se optimizasen los recorridos ferroviarios, un tren que desciende un puerto podría casi alimentar en un 60% al tren que lo está subiendo.

El camión eléctrico sólo tiene sentido en lo que se denominan recorridos “last mile” (última milla), los que serían desde la estación de ferrocarril, puerto, aeropuerto, etc. hasta el punto de entrega concreto. En ese sentido, el Tesla Semi no aporta ninguna ventaja al transporte de larga distancia por carretera, con una autonomía que, aunque fascinante, es ridícula comparada con la de los camiones diésel, que superan con holgura el triple de distancia y recargarlos es una operación de apenas 20 minutos, mientras que el tiempo de recarga del camión de Tesla llevará varias horas… más de las que legalmente tiene que descansar su conductor antes de poder continuar viaje.

¿Dónde está entonces la ventaja del Tesla Semi? Pues aparte del rédito publicitario que está teniendo para la compañía en uno de los peores momentos para la misma, este camión eléctrico promete un ahorro operativo de al menos el 20% por kilómetro recorrido, aunque esto es también teoría sobre un papel y con una calculadora, habrá que ver lo que sucede realmente cuando se empiece a fabricar, lo que sucederá en 2019, según ha prometido Elon Musk, el genio que está cumpliendo todas sus promesas.

Pegaso Bacalao: el Tesla Semi español de 1952

Aerodinámico y con el puesto de conducción central, como el Tesla Semi.
Aerodinámico y con el puesto de conducción central, como el Tesla Semi.
Ampliar

No es el único ejemplo de camión futurista de la historia. GM también hizo camiones de este estilo y, además, varias unidades de sus Futurliner, pensados para hacer de ferias rodantes por todo el país mostrando la tecnología de General Motors en EE.UU.

También los españoles hemos hecho nuestro Tesla Semi particular, hace más de 60 años. El Pegaso Bacalao fue diseñado por el equipo de Wifredo Ricart para transportar los Pegaso Z102 de su equipo de competición. Por desgracia, España no estaba para esos dispendios y el proyecto no tuvo continuidad y, como tampoco tenemos mucho apego por la historia ni valoramos las cosas viejas, este excepcional camión se desguazó en 1970.

Parece que el Tesla Semi ha tomado como fuente de inspiración estos dos camiones para su desarrollo. Tanto el Pegaso Bacalao como el GM Futurliner (diseñado en 1939) contaban con el puesto de conducción en posición central y una carrocerias muy aerodinámicas (especialmente el modelo español).

El tiempo dirá si el Tesla Semi tiene un futuro más prometedor que el de estos dos camiones que fueron un fracaso por adelantarse demasiado a su tiempo, aunque si en algo es un genio Tesla es en el don de la oportunidad.

 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba