*

Al volante del nuevo Skoda Rapid17

Al volante del nuevo Skoda Rapid

19 Julio, 2012, modificada el 20 Septiembre, 2012 por

¿Quieres espacio para tu familia, pero los monovolúmenes y SUV no te convencen? Aquí tienes el Skoda Rapid, la última creación de la marca checa, que ofrece mucho más de lo que se aprecia a primera vista…

Al volante del nuevo Skoda Rapid17

El Skoda Rapid es el Volkswagen Jetta de su marca “hermana” en el grupo VAG: una berlina compacta, situada entre el Octavia y el Fabia, que muestra las nuevas líneas de diseño de la firma checa (pudiste verlas en los prototipos VisionD y MissionL, pero el Rapid es el primer vehículo que las expresa de forma total). Superficies limpias, trazos claros y definidos, un gran portón trasero… Pero lo que más te interesa está en el interior.

Señoras y caballeros, bienvenidos al Skoda Rapid

Si hablas con los ingenieros y responsables de desarrollo del Skoda Rapid, te dirán que es un vehículo que llega “en el momento adecuado”. El panorama económico actual necesita soluciones inteligentes para las familias; así, el nuevo modelo aporta motores orientados a la eficiencia, respuestas originales a las diferentes situaciones que pueden presentarse en el día a día y, sobre todo, una gran relación calidad-precio. El importe aún no ha sido anunciado (ten en cuenta que este coche no aparecerá en España hasta finales de año), pero nos atrevemos a aventurar una cifra por debajo de los 14.000 euros.

¿Qué ofrece el Rapid a cambio? Espacio a raudales. Tal vez por fuera no lo parece: con unas dimensiones de 4,48 m de longitud, 1,71 de anchura y 1,46 de altura, es más pequeño que el VW Jetta del que hablábamos antes… Pero, en su interior, te sentirás muy cómodo. Y no sólo tú, que vas a conducirlo, sino también aquellos que viajen en las plazas traseras. De acuerdo, la central es más estrecha -ocurre en casi todas las berlinas de este tamaño-, pero las laterales pueden acoger sin problemas a personas adultas, que no se darán con las rodillas en el respaldo de los asientos delanteros.

En el maletero, más de lo mismo: un portón amplio facilita la carga y descarga; tienes un volumen de 550 litros para colocar lo que quieras. Durante la presentación, el diseñador se puso a sacar bolsas y bolsas de viaje, una red llena de balones de fútbol y después, más bolsas, como si se tratara de un truco de magia; parecía imposible que todo aquello hubiera estado allí sin abatir los asientos (con lo que consigues casi 1.000 litros más). En la toma de contacto, nuestras maletas, más los ordenadores portátiles, entraban sin “jugar al Tetris” y aún sobraba un espacio considerable y muy aprovechable, gracias a sus líneas rectas y cuadradas.

Las soluciones inteligentes del Skoda Rapid

En la marca checa hablan de “simply clever” (su lema) para definir las soluciones aplicadas al Skoda Rapid. Se trata de una serie de elementos que hacen más sencilla la vida al volante y hay cuatro que se estrenan en el  nuevo modelo:

  1. Un soporte para el chaleco de emergencia bajo el asiento del conductor.
  2. Un rascador de hielo para el parabrisas situado en la tapa del depósito de gasolina.
  3. Una “papelera” en la puerta del conductor.
  4. Una cubierta de “doble cara” (de moqueta por un lado y de goma por el otro, por si tenemos que transportar objetos manchados de barro, por ejemplo) en el maletero.

A esto podemos añadir el soporte para el teléfono móvil, un porta-tickets en el parabrisas, posavasos, redes en los laterales de los asientos delanteros y en el maletero (estas últimas, opcionales), un nuevo volante… Efectivamente, el coche queda limpio y ordenado, con todo a mano y en su sitio, algo que hace más cómodos los viajes largos.

Lo mismo puede decirse del puesto de conducción. Mandos que están donde esperamos encontrarlos, con una disposición lógica, asientos confortables, una buena visibilidad… Señalaría el único “pero” en la calidad de los materiales, ya que abundan los plásticos duros.

El equipamiento sigue la filosofía de la perfecta relación calidad-precio: no hay grandes lujos, pero no echarás en falta ningún elemento que sea realmente importante; así, ABS, ESP (obligatorios en los países europeos) y múltiples airbags forman parte de la dotación de serie en sus tres acabados -Active, Ambition y Prestige-.

Entre las opciones encontramos los paquetes de personalización con diferentes llantas, el control de crucero o de arranque en pendiente, el sensor de aparcamiento trasero, el volante multifunción, el navegador o la transmisión automática de 7 marchas DSG, que puede asociarse al motor 1.4 TSI de 122 CV, el más potente entre los de gasolina.

Cuatro motores de gasolina y dos diésel para el Skoda Rapid

Habrá seis propulsores para acoplar bajo el capó del Skoda Rapid: cuatro de gasolina…

  • 1.2 MPI tricilíndrico de 75 CV (manual de 5 marchas).
  • 1.2 TSI de 86 CV (manual de 5 marchas).
  • 1.2 TSI de 105 CV (manual de 6 marchas).
  • 1.4 TSI de 122 CV (opcionalmente, DSG de 7 marchas).

… y dos diésel.

  • 1.6 TDI de 90 CV (previsto para la segunda mitad de 2013 y también disponible con cambio DSG de 7 marchas).
  • 1.6 TDI de 105 CV (manual de 5 marchas).

Excepto la mecánica de tres cilindros, el resto puede acoplar el paquete Green tec, que combina el sistema start-stop, la recuperación de la energía cinética y neumáticos de baja resistencia a la rodadura para ahorrar entre un 5 y un 8% de combustible. Además, las emisiones también se reducen.

Durante nuestro recorrido de pruebas, montamos primero en el diésel de 105 CV -que concentrará, previsiblemente, el mayor volumen de ventas en España-. Responde bien al acelerador y marcha valiente incluso en las carreteras más retorcidas: hay que jugar con el cambio de cinco marchas, evidentemente, pero su comportamiento es correcto. Lo mismo puede decirse de las suspensiones, orientadas al confort familiar: el Skoda Rapid no ha sido creado para emocionar en un trazado con curvas, ése no es su cometido, aunque afronta los giros con nobleza y los salva con la cabeza alta… Y sin malgastar ni una gota de carburante: la marca anuncia un gasto medio oficial de 3,9 l/100 km (en la versión Green tec).

La cifra sube hasta los 4,9 l/100 km en el caso del propulsor de gasolina 1.2 TSI de 86 CV. Éste es más refinado en su funcionamiento, no llega tanta rumorosidad al habitáculo (perfectamente soportable en el caso del diesel, por cierto). El manejo del cambio es muy suave: otro punto a favor, ya que esta mecánica ofrece la potencia en una zona más alta del cuentavueltas, lo que te obliga a “exprimir” las marchas para rodar con cierta agilidad.

[auto_quote quote=”Carreteras en mal estado” quote_title=”El chasis que se eleva” quote_description=”¿Qué ocurre si la carretera está en mal estado? En ese caso, existe un paquete opcional que eleva el chasis 15 mm en la parte delantera y 12 en la trasera. Una plancha protege el motor y la transmisión para evitar los daños que puede causar un terreno bacheado… como algunas calles de Madrid con sus “guardias tumbados”, por ejemplo…”]

¿Será el Skoda Rapid tu próximo coche?

La marca checa tiene tan claro que el Skoda Rapid puede adaptarse a casi cualquier familia que lo presenta como un modelo que jugará un importante papel en su estrategia de crecimiento global para 2018. Se vende una versión en India desde finales del año pasado y en 2013 habrá incluso un Rapid específico para China, fabricado allí. Pero, ¿es el coche para tu “prole”? Como te decía al principio, si estás buscando amplitud que no venga “envuelta” en forma de monovolumen o SUV, estás de suerte. Si, además, el precio es asequible, como promete Skoda, mejor que mejor. ¿No hay grandes lujos o una potencia que te deja boquiabierto? Cierto, pero ganas en practicidad y en ahorro de carburante. Yo me lo pensaría…

Ficha técnica

  • Potencia: De 75 a 122 CV
  • 0 a 100 km/h: De 13,9 a 9,5 seg.
  • Velocidad máxima: De 175 a 206 km/h
  • Gasto de combustible: De 3,9 a 6,1 l/100 km
  • Precio: Por determinar

Te puede interesar...

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba