Novedad

Aerodinámica del Audi e-tron: la próxima flecha de la marca de los aros

4 fotos

Ampliar

01 de junio, 2018

El Audi e-tron contará con un coeficiente de 0,28cx que le permitirá tener hasta 400 kilómetros de autonomía.

El coeficiente aerodinámico supone un punto clave a la hora de desarrollar un nuevo vehículo. Cuanto más bajo sea, menos resistencia al aire tendrá el coche y, por tanto, su consumo será menor. Si ya es importante este dato en un coche de propulsión, mucho más en uno eléctrico, en el que la autonomía es el punto débil. Una centésima en la cifra del coeficiente aerodinámico supone una autonomía de unos cinco kilómetros en condiciones de conducción real. Te explicamos cómo es la aerodinámica del Audi e-tron.

Audi ha trabajado a fondo en su nuevo e-tron para conseguir una resistencia al aire de 0,28 cx, cifra que le convierte en la referencia en el segmento de los SUV. Con este bajo coeficiente aerodinámico, Audi promete una autonomía de 400 km en su futuro todocamino. Para conseguir esto, el e-tron ha estado más de 1.000 horas en el túnel de viento que tiene la marca de los aros en Ingolstadt.

El Audi e-tron incorpora múltiples dispositivos para mejorar su aerdinámica

4 fotos

Ampliar

El Audi e-tron tendrá innovaciones para reducir el cx

Para lograr un coeficiente de 0,28 cx, Audi ha tenido que recurrir a soluciones como los retrovisores exteriores virtuales. Son mucho más estrechos que unos convencionales, por lo que reducen la anchura del vehículo en 15 cm y favorecen una menor resistencia al aire, disminuyendo además el ruido del viento al rozar con ellos. El coche tendrá dos soportes planos con una pequeña cámara en cada uno de ellos. Las imágenes que éstas capturen serán proyectadas en una pantalla OLED situada en la zona de transición entre el salpicadero y las puertas. Estos retrovisores podrán adaptarse a las circunstancias de conducción, por lo que dispondrá de tres vistas: para conducir en carretera, para girar y para aparcar.

El Audi e-tron contará también con una suspensión neumática adaptativa de serie que, a velocidades superiores a 120 km/h, es capaz de bajar la carrocería hasta 26 mm respecto a su posición normal. La parte inferior del coche va completamente carenada y la batería se cubre con una placa de aluminio. Ésta va fijada al chasis con unos tornillos dotados de hendiduras similares a las de una bola de golf y que favorecen el flujo del aire.

El e-tron se convertirá en la referencia aerodinámica del segmento de los SUV

4 fotos

Ampliar

La entrada de aire para la refrigeración también es inteligente: tiene unas lamas que, cuando están cerradas, permiten que el aire en esa zona fluya sin provocar apenas torbellinos. Si los componentes de la transmisión necesitan refrigerarse, las lamas se abrirán para dejar pasar el aire.

El e-tron incorpora unas entradas laterales que dirigen el flujo de aire a los pasos de rueda, en los que se encuentran unas llantas de 19 pulgadas optimizadas para un mejor rendimiento aerodinámico. Su diseño es más plano que el de las llantas convencionales e irán calzadas en unos neumáticos de dimensiones 255/55 caracterizados por su baja resistencia a la rodadura.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche