Abarth Punto Evo y 500C

28 Junio, 2010, modificada el 17 Mayo, 2011 por

La firma italiana Abarth, perteneciente al grupo Fiat, cada vez cuenta con más seguidores y productos en catálogo, como los nuevos Punto Evo y 500C, dos modelos muy especiales en lo estético y dinámico.

31

Tanto el Punto Evo como el 500C son modelos que derivan de realizaciones firmadas por Fiat, pero aportan un marcado plus sport por su apariencia y dinámica, gracias a que lucen el emblema de Abarth, el escorpión. Ambos son auténticos objetos de deseo, cada uno en su segmento, aunque se trata de dos coches totalmente diferentes. Veamos uno por uno.

El Punto Evo cuenta con una poderosa arma en sus entrañas: el motor turbo de gasolina Multi-Air 1.4 de nada menos que 165 CV de potencia, capaz de catapultar al vehículo en aceleraciones de 0 a 100 km/h de 7,9 segundos, con unos consumos medios teóricos que rondan los 6,5 litros. Cuenta con dos tipos de gestión electrónica: normal y deportiva, que afecta tanto a la respuesta del motor como a los controles de estabilidad y tracción, y a la dirección. Igualmente el chasis se ha afinado para conseguir la máxima efectividad dinámica. Un vehículo de 18.500 euros con el que te lo puedes pasar a lo grande y que se alza como una alternativa al Mini Cooper S o al Seat Ibiza FR 1.4 TSI de 150 CV.

La carrocería luce un estudiado traje racing del que llaman la atención las generosas llantas, el tubo de escape de salida doble, los cristales tintados y los anagramas con los emblemas de Abarth. Un look que se extiende de puertas a dentro, donde los asientos tapizados en piel, de diseño deportivo, algunos elementos en aluminio y un cuadro de instrumentos deportivo completan el ambiente de competición.

En cuanto al 500C, se trata de la versión descapotable del simpático utilitario, un vehículo que cuenta con un techo de lona que puede abrirse de manera automática hasta llegar a la zona del maletero, manteniendo fijos los montantes laterales. Un dispositivo que permite al 500C abrirse un hueco entre las opciones de compra de quienes estén pensando en un Mini Cooper Cabrio, un Peugeot 207 CC o incluso un Renault Wind -este de dos plazas-.

Además de ser una delicia para pasear con el viento sobre nuestras cabezas, el 500C ofrece la posibilidad de realizar una conducción muy ágil, gracias a un motor turbo 1.4 de gasolina y 140 CV de potencia y a un cambio semiautomático, denominado Abarth Competición, que se acciona mediante botones o con las levas del volante. Como su hermano mayor, el Punto Evo, también cuenta con dos modos de gestión de la electrónica del motor –normal y sport– que modifican diferentes parámetros en la conducción, así como un chasis deportivo.

Carrocería e interiores se han cuidado al máximo en el 500C para convertirlo en un auténtico capricho. Por fuera se puede elegir entre los colores clásicos de la firma, como el blanco o el rojo y dos terminaciones bicolor: negro y blanco competición o dos tonos de grises. Por dentro, como es lógico, se mantiene un acabado con elementos de calidad y, sobre todo, mucho diseño.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba