Abarth 124 Rally, la marca del escorpión regresa a la competición

Abarth 124 Rally, la marca del escorpión regresa a la competición

4 marzo, 2016

La última prueba oficial en la que participó Abarth fue el Rally de Montecarlo de 1976. Ahora, más de 40 años después, la marca regresa a la competición con el Abarth 124 Rally, que cuenta con un bloque de 1,8 litros y 300 CV.

La marca del escorpión ha preparado una doble sorpresa para el Salón de Ginebra 2016. Se ha presentado en la muestra suiza con dos versiones del nuevo Fiat 124 Spider: la de carretera y la de competición. Esta última es, según la marca, “un concentrado de pura tecnología y prestaciones para devolver al Escorpión a las pistas de rally más gloriosas y difíciles”.

El nuevo Abarth 124 Rally recoge el legado del vehículo que allá por la década de los 70 llevó a Fiat al primer puesto en el podio del Campeonato de Rallyes de Europa. Han pasado más de 40 desde la última carrera oficial de Abarth, en el Rally de Montecarlo de 1976, pero la competición está en el ADN de la marca, que regresa a los rallyes para “ensayar en condiciones extremas las soluciones técnicas de los vehículos de carretera”.

El Abarth 124 Rally sustituye la capota de lona por un techo rígido y su chasis ha sido reforzado para cumplir la homologación en la categoría FIA R-GT, que requiere de estos refuerzos estructurales para garantizar la seguridad ante los esfuerzos a los que va a ser sometido el vehículo. Además, la suspensión del Abarth 124 Rally ha sido rediseñada y cuenta con amortiguadores regulables en 4 posiciones, lo que, según la marca, es una novedad absoluta para un vehículo de rally.

Asismismo, con la intención de garantizar su fiabilidad en  las condiciones extremas típicas de los rallyes (hielo, tierra, polvo, agua y altas temperaturas), la marca ha buscado reducir el peso del vehículo y optimizar su  reparto, paro lo que ha colocado el motor por detrás del eje delantero.

Bajó el capo, nos encontramos un bloque de 1,8 litros de doble árbol de levas, con turbo e inyección directa. Asociado a una caja de cambios secuencial de seis velocidades, transmite sus 300 CV de potencia a 6.5000 rpm al eje trasero. Además, incorpora un diferencial autoblocante mecánico.

Todas las novedades del Salón de Ginebra 2016

Ficha

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba