A prueba: Seat Ibiza ST17

A prueba: Seat Ibiza ST

6 Agosto, 2012, modificada el 9 Agosto, 2017 por

Mucha gente no se plantearía tener un vehículo familiar con menos de 100 o 120 CV. Pero aparece la marca española y nos pone en la mano las llaves de un Seat Ibiza ST con 75 CV. Cierto, podíamos habernos limitado a poner a prueba su maletero cargando la compra para los próximos 15 días o haber pasado el fin de semana en algún lugar relativamente cercano a la capital para hacernos una idea de cómo se comporta su motor diésel. Sin embargo, el propietario de este coche necesitará hacer viajes largos alguna vez, ¿no? Nos vamos a Vigo.

No valorado

Destacable

  • Economía de combustible.
  • Comodidad en las plazas delanteras.
  • Maletero.

Mejorable

  • Rumorosidad del motor.
  • Localización toma USB.
  • Espacio para las rodillas en las plazas traseras.

En principio, los motores diésel menos potentes se asocian inmediatamente a coches urbanos, destinados a un uso diario por la ciudad: ir y volver del trabajo, recados, compras… Por ejemplo, en el nuevo Seat Ibiza encajarían bastante bien, ¿verdad? Pues sí, pero en este caso hablamos del Seat Ibiza ST, con carrocería familiar. ¿Cómo, un vehículo pensado para viajes largos, para transportar peso, con 75 CV? Pues sí. Y déjame decirte algo: te sorprenderá hasta dónde puedes llegar…

Reconozco que, en un primer momento, tampoco acababa de encontrarle “el punto” a este “matrimonio”: un propulsor 1.2 de tres cilindros para mover casi 1,2 toneladas de automóvil… Pero, si te paras a pensarlo, la mayoría de los viajes que vas a realizar con un coche familiar serán por autopista, donde -en teoría- no vas a tener que echar mano del cambio de marchas continuamente, las maniobras de adelantamiento no son tan arriesgadas como en una carretera con un carril para cada sentido y, en definitiva, no necesitaremos constantemente (otra cosa es que así lo deseemos) que el vehículo salga disparado cuando rocemos el acelerador.

Seat Ibiza ST, dinámica17
Podrás hacer kilómetros y kilómetros al volante de este Seat Ibiza ST, pero, eso sí, a un ritmo tranquilo.

Para comprobar mi propia teoría, me planteo “descansar” de Madrid y pasar el fin de semana en la playa… No, no en la que estás pensando: quiero ir un poco más lejos y decido que Vigo es un buen destino. Dispongo de un maletero de 430 litros para llenar (1.164 l, con los asientos abatidos), así que el equipaje de dos personas para un par de días cabe holgadamente. No tengo descendencia que meter en el asiento trasero, donde el espacio para las rodillas es algo justo: 600 kilómetros ahí detrás… Pero este coche, que sirve perfectamente como tu “primer familiar”, acogerá más bien sillitas infantiles; los “peques” no tendrán problemas de amplitud.

En marcha con el Seat Ibiza ST

Salir de la ciudad es tarea sencilla: un par de semáforos (no “dejarás clavado” al tipo del carril contiguo cuando la luz cambie a verde, pero no es ése el objetivo de este Seat), alguna glorieta y ya estamos en la autopista.

Aquí, el Ibiza ST se encuentra cómodo. Gracias a sus proporciones, pisa con aplomo, rueda sin complejos y mantiene velocidades de crucero dignas. Viajamos tranquilos, disfrutando del paisaje y (aquí viene lo mejor) de un consumo que, oficialmente, no llega a los 4 l/100 km. En realidad -siempre ocurre- es un poco más alto, pero sin pasarse: apenas alcanza los 4,5 l/100 km, por lo que tus paradas en las estaciones de servicio se espaciarán más de lo habitual. Y, en estos tiempos de crisis económica y combustible por las nubes, se agradece…

Seat Ibiza ST, motor17
Tres cilindros en línea para este motor 1.2, que ofrece 75 CV.

Los problemas llegan al alcanzar algún repecho. Se hace necesario reducir una marcha -o dos- para que el propulsor pueda mantener el ritmo. El cambio, con una palanca corta que permite movimientos rápidos y precisos, facilita la operación. Encaramos una bajada, volvemos a la relación más larga con el fin de que la mecánica “respire con tranquilidad” y regresamos a nuestro viaje relajado.

La ventaja es estos casos es que el motor (como todos los diésel del Grupo VAG) ofrece la fuerza desde muy abajo -antes de las 2.000 rpm- y la mantiene en casi todo el recorrido del cuentavueltas, lo que resultará de gran ayuda en los trazados sinuosos. Aquí, no queda otra opción que jugar con el cambio de forma continua, lo que provocará que el gasto de combustible suba un poco más.

Hay dos cosas que destacan en este tipo de carretera. Seat es la marca deportiva del grupo Volkswagen y este Ibiza ST, aunque no lo demuestre en sus prestaciones, sí lo recuerda con una dirección precisa y rápida y con unas suspensiones que, aunque orientadas al confort, están bien afinadas y no dejan que la carrocería se sacuda con movimientos extraños. Está claro que la potencia de la mecánica obliga a la moderación y eso acrecienta la sensación de tener “todo bajo control”, pero, a fin de cuentas, vamos a pasar un fin de semana lejos del estrés, las prisas, los aspavientos…

Cómo se “vive” en un Seat Ibiza ST

Seat Ibiza ST, asientos delanteros17
Los asientos delanteros pueden ajustarse de múltiples formas hasta dar con la postura de conducción idónea para cada persona.

Pues no se “vive” mal, la verdad. Estamos en el Seat Ibiza 1.2 TDI ST Reference, el acabado básico de la gama, y ya cuenta con un completo equipamiento de serie: aire acondicionado, elevalunas delanteros eléctricos, ABS y ESP, airbags frontales, de cabeza y tórax, cierre centralizado… Su precio base es de 16.280 euros, pero la unidad que protagoniza esta prueba sube hasta los 17.380 porque se han añadido elementos como las llantas de aleación, una toma USB (ahora hablaremos de ella), la pintura metalizada…

Así configurado, poco más necesitaremos. Los asientos son cómodos y no se acusa el cansancio en los viajes largos, la postura de conducción es buena (no tardaremos mucho en encontrar la idónea gracias a los múltiples reglajes de la banqueta, el respaldo y el volante), la visibilidad, también, los materiales son correctos, la lectura del cuadro de mandos se hace de un vistazo, hay huecos generosos -la guantera supera los 10 litros de capacidad- para guardar objetos y mantener el habitáculo ordenado… Sólo pediría una cosa: otro emplazamiento para la toma USB. En el rincón donde se ha ubicado, “acertar” con el pendrive es más cuestión de suerte que de maña.

Vídeo: conducimos el Seat Ibiza

¿Será el Seat Ibiza ST tu próximo coche?

Cuando imagino a los potenciales compradores de un Seat Ibiza ST, me viene a la mente una familia joven, que acaba de tener su primer hijo y que, por lo tanto, no necesita tanto espacio como el que ofrece un monovolumen. Quizá tampoco quiere renunciar a un diseño estilizado y, lo más importante, desea un “coche para todo”: este Seat no es tan aparatoso como para evitar el centro de las ciudades, se puede ir de viaje con él y, gracias a su contenido consumo, es capaz de asumir un “trote” diario.

Cierto, las prestaciones no son su fuerte, pero esta familia de la que hablo tampoco las necesita: valora más ahorrar combustible y arrojar a la atmósfera poco más de 100 g/km de CO2. Si quisiera algo más divertido, siempre podría optar por el Seat Ibiza ST FR como el que probamos en Autocasion.com hace unos meses. Asociado  al motor diésel (105 CV), la factura sube hasta los 19.360 euros; te llevas, eso sí, más equipamiento y el sistema XDS, que hace las veces de bloqueo electrónico del diferencial, lo que agiliza el comportamiento del vehículo en los tramos de montaña. Gana en dinamismo, pero plantéate si de verdad lo necesitas; con su “hermano” puedes llegar igual de lejos y tu bolsillo lo agradecerá.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Seat Ibiza ST, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Seat Ibiza ST puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

2 Comentarios

jose 6 Agosto, 2012

Un modelo que se une a la moda de berlinas y familiares más baratos para los tiempos actuales. Me parece una buena opción.

Nico 7 Agosto, 2012

Me sigue sin convencer el diseño.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba