1.500 km en un Subaru XV17

1.500 km en un Subaru XV

25 julio, 2012, modificada el 9 agosto, 2017 por

Para probar a fondo un coche, nada mejor que hacer kilómetros y kilómetros con él… En este caso, con el Subaru XV. Horas de autopista y de carreteras de montaña han servido para reafirmarnos en nuestra primera impresión sobre el modelo: nos gusta mucho. ¿Por qué?

No valorado

Destacable

  • Motor elástico y eficiente.
  • Comportamiento en cualquier terreno.
  • Confort del habitáculo.

Mejorable

  • Capacidad del maletero.
  • Calidad de algunos plásticos interiores.

¿Recuerdas? A principios de este año nos montábamos por primera vez en el Subaru XV y ya entonces nos dejaba un muy buen sabor de boca gracias a su tracción total y a su efectivo motor bóxer. Este propulsor diésel de 150 CV es, en buena parte, responsable de que nos hayamos quedado con ganas de más, ya que no desfallece, muestra su fuerza en un amplio rango de revoluciones y no es muy “tragón”. Si a eso añadimos un precio razonable (31.000 €), un comportamiento aplomado y noble y un habitáculo cómodo, entenderás por qué hemos hecho tantos kilómetros… ¡no queríamos bajar!

Diseño del Subaru XV

Subaru XV, frontal17
Las líneas del XV marcan su personalidad: robusto y ágil. Fotos: Jordi Villanueva.

El Subaru XV es musculoso, robusto y tiene unas líneas que dicen: “Mírame, soy muy ágil”. Para que no pase inadvertido entre sus rivales, que, como él, también transitan por la ciudad con frecuencia (hablo de los Ford Kuga o Nissan Qashqai), la marca lo ha dotado de unas llantas con “fondo negro” que le dan un aire más agresivo y le ayudan a destacar en las calles. Personalmente, me parecen demasiado llamativas, pero, sobre gustos… De hecho, mientras rueda por la urbe -no se encuentra incómodo, ya que su longitud no llega a los 4,5 m, por lo que no es aparatoso-, son muchos los que se vuelven para mirarlo.

En el interior, líneas sencillas y cuidadas y tonos oscuros, que huyen de efectismos, nos trasladan a un terreno más “serio”. Está preparado para un trabajo más duro que ir de compras y te lo hace saber en cuanto entras en el habitáculo. Llegamos al siguiente apartado…

La habitabilidad del Subaru XV

Subaru XV, asientos traseros17
La plaza central no es muy cómoda, pero en las laterales dos adultos viajarán a sus anchas. Fotos: Jordi Villanueva.

Es imposible sentirse incómodo en el Subaru XV. Si a primera vista su interior parece algo espartano, una mirada más pausada revela materiales blandos en el revestimiento del salpicadero y de las puertas y un cuidado por los detalles que hacen que este modelo suba puntos, aunque algunos plásticos en la consola central tienen un aspecto mejorable.

Los asientos recogen el cuerpo a la perfección y, con sus múltiples reglajes, se adaptan a conductores de cualquier talla, que enseguida encontrarán todos los mandos al alcance de la mano. De forma sencilla, te acomodas en el habitáculo; lo único que falta es recoger a tus acompañantes (dos adultos encontrarán un espacio bastante razonable en las plazas traseras), cargar el equipaje en su maletero -de 380 litros de capacidad, lo que puede resultar algo escaso comparado con sus rivales- y ponerte en marcha.

El motor del Subaru XV

Subaru XV, asfalto17
Sobre el asfalto, aunque esté algo deteriorado, el Subaru XV exhibe la mejor cara de su motor. Fotos: Jordi Villanueva.

Si hablamos de Subaru, hablamos de motores bóxer (con los cilindros enfrentados) y, en el caso de nuestro XV, nos encontramos una mecánica diésel de 147 CV cuyo rendimiento enamora. Para empezar, no es muy ruidosa, por lo que el tableteo típico de los propulsores de gasóleo no se cuela en el habitáculo. Pero lo que más llama la atención es su respuesta. Ten en cuenta que mueve 1.510 kilos y lo hace con mucha soltura, sin esfuerzo. Entrega la potencia desde la zona baja del cuentavueltas y la mantiene hasta la mitad del recorrido del indicador, lo que permite una conducción muy sencilla y relajada en carretera abierta.

En los tramos de montaña, un cambio obediente y correcto ayuda en la gestión de esta fuerza, que aparece sin estridencias y se mantiene con confianza, logrando una “velocidad de crucero” muy respetable… y, a la vez, un consumo oficial de 5,6 l/100 km, lo que no está nada mal si tenemos en cuenta que hablamos de un coche con tracción total. Ésta merece un apartado distinto, así que, sigue leyendo…

Comportamiento del Subaru XV

Subaru XV, lateral17
El Subaru XV no tiene miedo a mancharse un poco; se encuentra cómodo en estas situaciones. Fotos: Jordi Villanueva.

A pesar de una altura al suelo de 22 cm, que será de gran ayuda cuando abandonemos el asfalto, la carrocería del Subaru XV no se balancea en exceso en las curvas. De hecho, el trabajo de la suspensión es tan notable que este SUV se comporta con la agilidad de un coche más “pegado al suelo” en las carreteras reviradas: tiene aplomo, transmite seguridad y se aferra al asfalto como una lapa.

Buena parte de la “culpa” de esta actitud la tiene la tracción total; efectiva “escalando” puertos de montaña e imprescindible en cualquier tipo de pistas. Si están en buen estado, podrás divertirte como nadie en los caminos. Y, si están algo más estropeadas, será tu mejor aliada para evitar problemas en el barro o vadeando algún pequeño riachuelo.

Equipamiento del Subaru XV

Tenemos en nuestras manos el Subaru XV 2.0 TD Executive Plus, el más equipado, lo que significa que llevamos climatizador dual, cámara de visión trasera, asientos de cuero calefactados, cristales tintados, navegador… No echarás nada en falta, ya que todo está incluido en los 31.000 euros que cuesta el modelo.

Por supuesto, la seguridad no se deja de lado: tienes a tu disposición ABS, VDC (el control dinámico de estabilidad de la marca, que funciona a la perfección sin ser intrusivo), TCS y airbags frontales, laterales, de cortina y de rodilla.

Vídeo: Subaru XV

¿Será el Subaru XV tu próximo coche?

Una vez más, no puedo ser imparcial con un modelo que me ha encantado, por lo que te recomiendo sin duda alguna que solicites una prueba del Subaru XV en tu concesionario más cercano… Siempre que estés buscando un vehículo “para todo”: tiene espacio (no es para tirar cohetes, pero sí muy correcto), está cómodo en la ciudad, mucho más cómodo en carretera y te sorprenderá en las pistas y caminos de tierra.

¿31.000 euros te parecen muchos? Siempre puedes optar por el acabado Sport (27.500 euros), que conserva lo más importante del XV: su motor y su comportamiento. No necesitarás nada más.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Subaru XV, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Subaru XV puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba