¿Te gusta compartir..?

6 Noviembre, 2008, modificada el 24 Enero, 2011 por

Aunque se suelen utilizar como sinónimos, lo cierto es que nada –o muy poco– tienen que ver las fórmulas para compartir coche denominadas ‘Car Sharing’ y ‘Car Pooling’. Mientras la primera es un especie de alquiler del vehículo por horas, el ‘Car Pooling’ se puede defi nir como la ‘unión’ o ‘acuerdo’ de dos o más personas que realizan el mismo recorrido a las mismas horas.

1

Avancar, empresa pionera en la gestión de fl otas de vehículos para uso compartido en nuestro país, promete que al contratar sus servicios, un conductor que renuncie a utilizar su vehículo particular en favor de otro de uso compartido puede ahorrar hasta 4.000 euros al año. La compañía opera en la comunidad catalana desde 2005 y, aunque parece que el español es un público reacio a compartir algo tan ‘personal’ como el coche, lo cierto es que en los últimos meses su cartera de clientes ha aumentado más de un 40% y supera los 2.000 abonados.


Para disfrutar de los servicios de Avancar es imprescindible ser socio de la empresa. Dicha condición se alcanza mediante el abono de una cuota anual que puede ser de 30 euros para uso esporádico o de 80 euros cuando se requieran los servicios de la empresa de forma habitual. En ambos casos, el cliente paga una fianza de 100 euros que recupera una vez fi nalizado el contrato.


Avancar dispone de una flota formada por cerca de 100 coches de seis segmentos diferentes. Los más demandados son los modelos urbanos, como el Opel Corsa y los Renault Clio y Mégane. También se pueden elegir modelos más amplios, como Honda Civic Hybrid o Renault Mégane Grand Tour. Incluso monovolumen –Renault Grand Scénic de 7 plazas– o un minibús como el Opel Vivaro.


Las tarifas a abonar varían en función del modelo. Así, por ejemplo, compartir un Opel Corsa tiene un coste de 2,90 euros por hora y 0,30 euros por kilómetro –0,20 a partir de 101 kilómetros–, o bien 31,50 euros si se va a usar un día entero. Mientras que reservar un Grand Scénic de 7 plazas cuesta 4 euros la hora y 0,42 euros el kilómetro o 42,50 euros el día completo. Si el usuario tiene contrato de uso esporádico –cuota anual de 30 euros– a la tarifa básica debe sumar 0,60 euros por hora.


Además, ofrecen una modalidad ‘Business’ que, por una cuota anual de 204 euros, ofrece tarifas más económicas en días laborales y facilidades de uso como, por ejemplo, un número ilimitado de conductores.


Fácil de usar » Llamar, reservar y conducir


Las reservas se efectúan por teléfono o a través de internet. En ambos casos, basta con que el usuario facilite su número de cliente, aunque si lo hace por teléfono deberá abonar un suplemento de 0,60 euros. El cliente calcula el tiempo que necesitará el vehículo, desde que lo coge en el aparcamiento asignado hasta que lo devuelve en el mismo punto. Devolverlo con retraso conlleva recargo –véase recuadro–. Además, teniendo en cuenta que el tiempo de alquiler se puede reducir o ampliar –si no hay reserva posterior– desde el ordenador de a bordo del coche, la empresa asegura que lo más aconsejable es calcular siempre un tiempo ligeramente superior. Claro que la reducción también conlleva recargo.


Efectuada la reserva, el sistema indica en qué parking podrá recoger el usuario su vehículo. Para entrar, basta con pasar la tarjeta de cliente sobre el lector situado en el parabrisas. La llave estará guardada en la guantera. La devolución se realiza en el mismo punto y, durante el trayecto, el conductor no debe preocuparse por el carburante, que corre por cuenta de Avancar. Para ello, en el interior del vehículo encontrará una tarjeta con la que rellenar el depósito para que en el momento de la devolución siempre tenga al menos un tercio de depósito.


‘Car pooling’ » No apto para desconfiados


El ‘Car Pooling’ se puede definir como una fórmula o servicio que facilita el encuentro entre personas que están interesadas en compartir su vehículo particular para realizar un viaje.


Esta medida, basada en los mismos principios de ahorro de recursos y cuidado del medio ambiente que defiende el ‘Car Sharing’, cuenta con más tiempo de experiencia, pero no con el apoyo del público.


Los ayuntamientos han sido sus máximos defensores. Hoy día, y a través de la plataforma ‘Compartir. org’ –www.compartir.org–, más de un centenar de consistorios españoles han creado otras tantas bases de datos, para que los interesados en compartir coche encuentren posibles compañeros de viaje.


A pesar de todas estas facilidades, el ‘Car Pooling’ no termina de despegar en nuestro país. Un elevado porcentaje de conductores encuentra en la escasa libertad de movimientos un impedimento para compartir. Y si me surge algo en el último momento, ¿qué hago con mi compañero de viaje?, preguntan. Pero la mayoría alude a la desconfi anza como argumento para rechazar esa propuesta. ‘¿Montar en mi coche a un desconocido? No, gracias, me gusta viajar solo’.


La letra pequeña de Avancar


Avancar presenta su negocio como ‘una opción de movilidad sostenible, más respetuosa con la escasez de recursos como el carburante, aire y espacio’. La clave para conseguirlo parece estar, por un lado, en la elección de coches eficientes y poco contaminantes. Por otro –y éste es el más importante–, porque el hecho de pagar por el consumo real hace que sus clientes utilicen el coche ‘de manera más racional’. Claro que a esto también contribuye la larga lista de recargos a la que tienen que hacer frente si por un momento dejan de ser tan responsables.


¿Qué pasa si…?:


… Anulas o modificas tu reserva. Si lo haces por internet o desde el ordenador de a bordo del coche no tendrás que hacer frente a ningún cargo. En el caso de que lo hagas vía telefónica, deberás abonar un suplemento de 0,60 euros.


… Te retrasas en el devolución del vehículo. Avancar da 10 minutos de cortesía a sus clientes, pero si el retraso oscila entre 11 y 20 minutos, estos serán penalizados con 10 euros de recargo, una cantidad a la que se suman 5 euros por cada 10 minutos. Si el retraso supera la hora, a las franjas anteriores hay que sumar un extra de 2,50 euros.


… Coges un coche que no has reservado. Es una posibilidad, ya que los coches se abren con la tarjeta de cliente, pero ‘pasarse de listo’ tiene un coste de 40 euros. … Devuelves el vehículo con menos de un tercio del depósito. Serás castigado con 5 euros de multa.


… Devuelves el vehículo en tales condiciones de limpieza que obligas a que intervenga el servicio técnico. La suciedad se paga con 45 euros de castigo.


… Te ponen una multa. Que el servicio esté libre de costes de mantenimiento no significa que no pagues las multas; a la carga administrativa deberás sumar 6 euros para Avancar.


… Tengo un accidente. Los coches circulan con seguro a todo riesgo, pero en caso de siniestro tendrás que pagar 60 euros o 15 si previamente has contratado la reducción de responsabilidad –60 euros al año–.


… Tengo un accidente pero no lo comunico. Si te pillan, pagas 100 euros. … Pierdo mi tarjeta de cliente. Te dan una nueva previo pago de 15 euros.


… Pierdo la tarjeta de carburante o aparcamiento. Serás castigado con 15 euros.


… Pierdo las llaves del vehículo o se me olvida dejarlas en la guantera. En este caso la multa es de 25 euros.


… Tengo una avería. Si se puede reparar fácilmente (por ejemplo, una rueda pinchada), lo mejor es que te encargues de la reparación y, posteriormente, la empresa te reembolsará lo que hayas gastado. Eso sí, sólo cuando los gastos no superen los 30 euros, pues cantidades superiores requieren autorización. Si se demuestra que tú eres el culpable (porque hayas puesto carburante erróneo, por ejemplo), el total de la factura correrá por tu cuenta.

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba