Zoom-Zoom sostenible

9 diciembre, 2010

Mazda aprovecha todos los recursos ecológicos para sus vehiculos.

Mazda se ha marcado el compromiso de contribuir a un futuro sostenible y, para ello, ha adoptado una visión de desarrollo tecnológico a largo plazo, el Zoom-Zoom sostenible. Esta visión, por un lado, sirve de guía para el esfuerzo de I+D y pasa por fabricar vehículos que combinen placer al volante con un comportamiento medioambiental y de seguridad excepcional. Pero, por otro, también promueve una utilización más eficiente de la energía y la reducción de CO2 en todas las actividades de producción de la empresa y en sus operaciones de distribución. Ese compromiso de Mazda con una producción respetuosa con el medio ambiente abarca facetas muy variadas y se ha concretado en medidas que afectan a numerosas áreas.


Mazda Motor Corporation promueve la implantación de un sistema de gestión medioambiental SGM– en toda su cadena de suministro y en todas las empresas del grupo. El SGM tiene la finalidad de desarrollar una operativa de negocio más respetuosa con el medio ambiente de la manera más eficiente posible, y se basa en normas como la ISO 14001. En este sentido, Mazda ha certificado conforme a la norma ISO 14001 todas sus plantas de producción de Japón, Estados Unidos, China y Tailandia, hasta un total de trece, dentro y fuera de Japón.


En septiembre de 2002, Mazda completó con éxito el desarrollo de un sistema de pintura húmeda en tres capas que, gradualmente, se ha ido adoptando en todas sus instalaciones de pintura de Japón, Tailandia y China. Este sistema permite la aplicación de una capa de imprimación, otra de base de color y una última de acabado, una tras otra, sin necesidad de dejar un tiempo de secado después de cada una de ellas. Reduce las emisiones de CO2 en un 15% con respecto a otros métodos de pintura anteriores y rebaja en un 45% las emisiones de compuestos orgánicos volátiles. Mazda también ha introducido, en una de sus plantas de Hiroshima, el sistema de pintura Aqua-Tech, una tecnología de pintura al agua que limita como ninguna otra en el mundo las emisiones de COV contenidos en la pintura. El sistema de pintura Aqua-Tech ofrece el mismo volumen de emisiones de CO2 que la técnica de tres capas de pintura húmeda, entre los más bajos del mundo, pero además rebaja las emisiones de COV en un 57% adicional, lo que lo convierte en el sistema de pintura al agua menos contaminante del mundo.


Cuando el gobierno japonés empezó a introducir normas para el uso más eficiente de los recursos, Mazda decidió ir más allá y se propuso reutilizar los paragolpes que resultaban dañados, en la conducción cotidiana, como materia prima para fabricar los paragolpes de los vehículos nuevos. El reciclaje de componentes de plástico de gran tamaño, como son los parachoques, representa un gran avance tecnológico, a condición de que los estándares de calidad del material reciclado se ajusten a los requisitos de los paragolpes nuevos. Igualmente, constituye un ejercicio de responsabilidad medioambiental, ya que hace un uso más eficiente de los recursos y rebaja las emisiones de CO2. Mazda colaboró estrechamente con sus proveedores y con especialistas en reciclaje de plásticos. En 2003 puso a punto su tecnología de reciclaje de paragolpes que, hasta el momento, es la única de la industria del automóvil que reaprovecha material reciclado como materia prima para la producción de paragolpes nuevos. El reciclaje de paragolpes se aplicó por primera vez a la producción en serie del RX-8 en 2005. Desde entonces se ha extendido a otros modelos.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba