Ya empiezan los impuestos a los coches eléctricos en Europa

Ya empiezan los impuestos a los coches eléctricos en Europa

16 octubre, 2017

Lo que todos pensábamos ya se empieza a cumplir. Tras años de ventajas fiscales, en algunos países donde el volumen de ventas ya empieza a tener peso, ya se plantean la creación de un nuevo impuesto para los vehículos eléctricos de cierto tamaño. Los Tesla serían los principales afectados por esta nuevo impuesto que en Noruega ya se empieza a conocer como Tasa Tesla.

El coche es una de las principales fuentes de ingresos para un país. Ya sea con impuestos directos por la compra (IVA, matriculación…), su uso o mediante multas. Hasta ahora era muy fácil anunciar exenciones fiscales para los coches eléctricos porque sus ventas eran testimoniales (en España por ahora siguen siéndolo, aunque sus ventas se hayan multiplicado por 30 en los últimos meses) pero estaba claro que esta tregua impositiva no iba a durar eternamente.

Noruega -el país que antes se ha atrevido a anunciar que prohibirá el uso de coches con motores de combustión y en el cual las ventas de coches eléctricos alcanzan cifras notorias- ya ha anunciado que creará un nuevo impuesto para los coches eléctricos a partir de 2018. Lo que pretenden penalizar es a aquellos modelos de más lujo y menos eficientes energéticamente y, por ahora, la mayoría de los expertos consideran que lo “más justo” es que paguen en función del peso. Esto afecta principalmente a los modelos de Tesla, por lo que este nuevo impuesto ya se conoce como “Tasa Tesla”.

Esta noticia puede suponer un importante freno en las ventas de coches eléctricos en Noruega, como ha afirmado Christina Bu, secretaria general de la Asosación Noruega de Vehículos Eléctricos.

En un comunicado, Bu ha recalcado que el Ejecutivo de su país está haciendo todo lo contrario a lo que ha solicitado el Parlamento: lograr que en 2025 tan solo se vendan vehículos de cero emisiones en el país escandinavo, así como retener los beneficios de compra de estos automóviles hasta, al menos, 2020.

En su lugar, el Gobierno lanzará una bomba tributaria que tendrá importantes consecuencias negativas en la venta de vehículos durante los próximos siete años. Simplemente proponen liquidar los principales medios que tenemos“, ha recalcado.

Además, la secretaria general de la Asosación Noruega de Vehículos Eléctricos ha destacado que varios consumidores se han propuesto adquirir alguno de los nuevos modelos eléctricos más grandes que saldrán a la venta durante los dos próximos dos años.

La norma crea una incertidumbre en un momento en el que un número creciente de noruegos se han convencido de que los coches eléctricos son el futuro“, ha explicado Bu.

En este sentido, ha resaltado que en el país escandinavo la mitad de las ventas de automóviles corresponden a coches familiares medianos y grandes, por lo que es crucial que los nuevos vehículos eléctricos sean competitivos en cuanto a precio dentro de este segmento.

El impuesto produce turbulencias y crea incertidumbre en un mercado altamente vulnerable, y envía una señal muy peligrosa a las autoridades de otros países y a las industrias automovilísticas internacionales que ven en Noruega un ejemplo“, ha reiterado.

 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba