Wible se extiende al norte de Madrid

Wible se extiende al norte de Madrid

Después de cinco meses en las calles madrileñas y con más de 45.000 usuarios activos, Wible se ha convertido en una de las compañías de carsharing con más peso en la capital. Por este motivo, ha decidido cubrir la zona que tenía más desatendida, el norte de Madrid, por lo que ha abierto nuevas bases en Alcobendas y Campo de las Naciones.

Wible, el servicio de carsharing impulsado por Repsol y Kia, cumple su quinto mes de funcionamiento en Madrid. La apuesta está siendo un éxito, con 45.000 clientes activos y evolucionando en seguridad, flexibilidad, comodidad y cercanía con los usurios.

Javier Martínez Ríos, CEO de Wible, indicaba que era esencial “conocer de primera mano a los usuarios y saber qué necesitan y cómo podemos mejorar; así como enseñar, desde dentro y por primera vez, qué es un servicio de carsharing, cómo funciona y cuál es la logística que hay detrás”.

Te puede interesar: ¿Cómo funciona Wible?

La compañía, que inició su camino en el pasado mes de junio, se ha convertido en el servicio de carsharing pionero en instalarse en zonas como Pozuelo de Alarcón, Villaverde o Las Tablas. En esta ocasión, Wible ha decidido extenderse hacia el norte de la capital madrileña, “ampliando el área de actuación, con zona freefloting, a Alcobendas y Campo de las Naciones”, desvelaba Martínez Ríos.

Esta nueva ampliación cubrirá la zona empresarial de Alcobendas, al lado de Diversia y el metro de La Moraleja, así como un pequeño área, en el centro del municipio, que lo conectará con cercanías”.

En la zona de Campo de las Naciones, el espacio operativo de Wible ocupará el perímetro que rodea las instalaciones de Ifema y parte de la zona empresarial. La implantación en estas dos zonas, según el CEO de la compañía, “busca facilitar las necesidades de los usuarios en barrios con mucho movimiento y donde trabajan más de 90.000 personas”.

Ante la entrada en vigor de Madrid Central el próximo viernes 30 de noviembre junto con los distintos escenarios anticontaminación aprobados en octubre, el carsharing se ha convertido en una alternativa clave a la hora de moverse por la ciudad.

Wible faclilitará el acceso a Madrid Central
Wible faclilitará el acceso a Madrid Central
Ampliar

La flota de 500 Kia Niro Híbrido Enchufable que Wible tiene en Madrid, disfrutan de las ventajas que les dan su etiqueta cero. Esto quiere decir que pueden circular por todo el área de Madrid Central, estacionar libremente y sin límite de tiempo en las zonas SER, circular y aparcar en todos los escenarios del nuevo protocolo de contaminación, así como salir del perímetro de la M-30.

Las nuevas políticas de movilidad han convertido a las bases que Wible tiene en la periferia en parkings disuasorios para los vecinos de los barrios aledaños. Según Martínez Ríos, “son una gran alternativa ya que permiten intercambiar el vehículo privado por un Wible, con la idea de facilitar el acceso a la ciudad a vehículos ecológicos, que pueden circular sin ningún tipo de restricción”.

Otro servicio añadido son las plazas que la marca tiene en distintos parkings privados en el  centro de Madrid. Estos están situados en Galileo, Bilbao, Avenida de Burgos, Padre Damián, Colón, General Díaz Porlier y Casino de la Reina. Estos facilitarán la tediosa tarea de aparcar en el centro, por lo que hará que el usuario ahorre tiempo.

¿Cómo es Wible por dentro?

Esta jornada de presentación también sirvió para mostrar cómo funciona tanto la operativa como el mantenimiento de la flota de la compañía, así como un servicio de carsharing en general.

Según Borja Giménez Garaizabal, director de operaciones de la empresa, “Wible sirve para hacer desplazamientos internos por Madrid, pero en especial, está cubriendo una necesidad que hasta ahora no estaba solucionada, el freefloting para desplazamientos de largo recorrido”.

La elección del Kia Niro como coche de la compañía tuvo su autonomía como punto clave. Giménez afirmaba que “además de contar con la etiqueta cero emisiones, más de 50 km de autonomía eléctrica y un total de 600 km de autonomía; permite que los vehículos sólo se paralicen por la noche para hacer las tareas de mantenimiento”.

Para efectuar esta tarea nocturna, Wible cuenta con un equipo operativo disponible los 365 días del año y durante las 24 horas del día. “Cada noche se mueven 100 coches para revisar los daños, recargar las baterías, limpiar los vehículos y hacer una revisión mecánica y puesta a punto”, afirmaba Giménez.

Por otro lado, para mantener toda su flota con la mayor carga posible, Wible cuenta con 80 puntos de carga, cuya energía es 100% de origen renovable.

La idea de Wible es extenderse en el territorio y renovar su flota por coches 100% eléctricos en el año 2020, por lo que los usuarios podrían ir sin problema ir a la Sierra sin miedo a quedarse sin batería.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba