VW añadirá filtros de partículas a sus motores de gasolina

VW añadirá filtros de partículas a sus motores de gasolina

Volkswagen continúa lavando su imagen tras el escándalo de las emisiones. Después de haber engañado a medio planeta eliminando sistemas para reducir las emisiones de sus motores diésel, ahora quiere convertirse en el adalid de las mecánicas de gasolina limpias.

Todo el mundo habla de las partículas de hollín de los motores diésel, el famoso smog y las emisiones NOx que han destapado el gran fraude de la industria del automóvil respecto a las emisiones reales de sus vehículos, con Volkswagen como principal protagonista.

Las mecánicas de gasolina parecían estar fuera de toda duda y sus emisiones se consideran menos nocivas, aunque esto no es del todo cierto, debido a la dieselización de los motores de gasolina.

Para mejorar el rendimiento de las mecánicas con este combustible, los fabricantes han tenido que ir aumentando la compresión en los cilindros e incorporar la inyección directa para hacer posible que funcionen con mezclas pobres no estequiométricas.

El resultado son motores que funcionan con relaciones de compresión similares a los motores diésel y trabajan en el límite de la autodetonación de la gasolina. Este incremento de las presiones y temperaturas en el interior de los cilindros favorece la formación de partículas nanoscópicas, más limpias que las de los motores diésel (no son cenizas negras), pero tan peligrosas para la salud y el medio ambiente como los hollines de las mecánicas de gasóleo.

Los filtros de partículas de gasolina (conocidos como GPF en lugar de DPF como se denomina a los filtros anti partículas diésel) no son algo nuevo en la industria y ya están desarrollados desde hace tiempo, pero los fabricantes no los incorporan en sus modelos porque cuestan dinero y, por ahora, las leyes anticontaminantes no han prestado demasiada atención a estas emisiones.

Los Volkswagen de gasolina se adelantan a las leyes

Tras el duro golpe a la imagen y credibilidad de Volkswagen con el tema de su engaño en la homologación de los consumos y emisiones, la marca alemana se adelanta a sus rivales (y a las posibles nuevas leyes) y anuncia que incorporará filtros anti partículas en sus motores de gasolina TFSi y TSi, lo que reducirá en un 90% las emisiones de dichas partículas. De esta manera, la marca alemana se anota un tanto y puede anunciar que los motores VW de gasolina serán los más limpios del mercado.

 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba