Noticia

Volvo trabaja en el primer detector de canguros del mundo

Ampliar

30 de octubre, 2015

Los accidentes con canguros involucrados son muy habituales en Australia -unos 20.000 anuales- y cuestan a las aseguradoras 75 millones de euros anuales en indemnizaciones.

Uno de los mayores atractivos de Australia son sus canguros, ya que son animales que solo allí se pueden encontrar en absoluta libertad… Aunque también son un problema. Precisamente, esa capacidad para moverse a su libre albedrío provoca accidentes de tráfico por todo el país.

En total, según la Asociación Nacional de Carreteras y Motoristas, hay más de 20.000 accidentes con estos mamíferos involucrados, lo que supone un gasto de 75 millones de dólares en indemnizaciones al año. Por ello, Volvo se ha asentado en Camberra, una zona caliente de accidentes con canguros, para llevar a cabo una investigación.

La firma sueca está trabajando junto a expertos en seguridad que han viajado a Australia para filmar y estudiar el comportamiento de los canguros en los alrededores de las carreteras. Con esos datos, la marca sueca desarrollará el primer sistema de detección de canguros con alerta de colisión. Para conseguirlo, es necesario un radar y una cámara para detectar a estos animales, como un sistema de detección de peatones actual. Automáticamente, si el accidente es inminente, el coche debería frenar de manera autónoma para evitarlo.

“Mientras que nuestro detector de peatones está hecho para la conducción en ciudad, nuestro detector de canguros está planteado para velocidades de autovía”, aseguró Martin Magnusson, Jefe de Ingenieria de Seguridad en Volvo. Cree que la marca sueca sabrá desarrollar la tecnología, aunque “los canguros son impredecibles y difíciles de evitar”.

El objetivo de la marca, según Kevin McCann, director de Volvo Australia, es conseguir reducir a cero las lesiones graves y las muertes a los mandos de un vehículo suyo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche