Noticia

Volvo revisará más de 700.000 coches por problemas en los frenos

Ampliar

18 de marzo, 2020

Tras una actualización de software, uno de los asistentes de seguridad de Volvo está fallando. ¿Qué modelos están afectados?

Las llamadas a revisión no son novedad en el mundo del automóvil. Los fabricantes suelen hacerlas con el fin de reparar posibles problemas que pueden afectar a la seguridad de sus vehículos. Muchas veces se trata de incidencias menores, pero en otras pueden afectar al buen funcionamiento de los coches y desembocar en complicaciones de mayor calado.

El último en anunciar una llamada a revisión de grandes dimensiones ha sido el fabricante de automóviles sueco Volvo, que ha anunciado que revisará 736.000 de sus coches por un problema con sus sistemas de frenado de emergencia.

Puede que te interese: Limitaciones de los sistemas de seguridad y asistentes a la conducción ADAS

Según ha comunicado Volvo Cars, «se ha encontrado que el AEB, el freno automático de emergencia, no funciona correctamente bajo ciertas condiciones» después de una instalación de software en enero de 2019, aunque la firma ha confirmado que «no hay informes de incidentes o accidentes relacionados con el problema».

Este problema afecta a nueve de sus modelos, que fueron construidos entre enero de 2019 y marzo de 2020. Así, los modelos afectados son los siguientes: Volvo S60, Volvo V60, Volvo V60 Cross Country, Volvo S90, Volvo V90 y Volvo V90 Cross Country, Volvo XC40, Volvo XC60 y Volvo XC90, según ha revelado el portavoz de la compañía sueca, Stefan Elfstrom.

Videoprueba del Volvo V60 D4

Volvo, propiedad del grupo chino Geely, ha señalado que «el sistema de soporte del freno automático puede no funcionar según lo previsto en ciertas situaciones y temperaturas. Esto significa que el sistema de soporte AEB no puede frenar automáticamente el coche como se pretende. No obstante, el sistema de frenos convencional estos coches no se ve afectado, por lo que los automóviles son seguros de usar».

La compañía ha adelantado que los clientes cuyos vehículos estén afectados recibirán una carta pidiéndoles que se pongan en contacto con un concesionario de Volvo para que sus coches puedan ser reparados de manera totalmente gratuita.

Los medios suecos han indicado que el problema fue descubierto antes de Navidad por la Federación Danesa de Automóviles (FDM) durante unas pruebas con el Volvo XC60.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche