Volvo empezará a fabricar coches en China este mismo año

Volvo empezará a fabricar coches en China este mismo año

Volvo se ha propuesto alcanzar unas ventas mundiales de 800.000 unidades y por ello considera clave la estrategia de fabricar en el país asiático. El primer modelo que se ensamblará en China será el Volvo S60L.

El fabricante sueco de automóviles Volvo, perteneciente al grupo chino Geely, tiene previsto iniciar la producción de vehículos en serie en China este mismo año, en la planta ubicada en la ciudad de Chengdu. Esta planta está actualmente en proceso de producción de una pre-serie de automóviles. La empresa prevé iniciar la producción de automóviles ya revisados y destinados a la venta final a lo largo del tercer trimestre.

Estas instalaciones, con una superficie de medio millón de metros cuadrados, emplearán a finales de este año a 1.100 trabajadores. Su capacidad de producción se sitúa en 120.000 vehículos al año, equivalente a 30 vehículos a la hora en dos turnos diarios.

El primer modelo que se fabricará en esta factoría será el Volvo S60L, una versión larga del V60, orientada específicamente al mercado chino. La marca garantiza que los vehículos producidos en China tendrán la misma calidad que los ensamblados en Europa.

Volvo Car sostiene que la apertura de esta planta en China supone un hito importante para su estrategia, que incluye como objetivo a largo plazo alcanzar unas ventas de 800.000 unidades en todo el mundo.

Gama Volvo R Design, la última creación de la marca

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba