Noticia

Volvo quiere fabricar coches eléctricos con 1.000 km de autonomía

2 fotos

Ampliar

13 de julio, 2021

Volvo ha presentado su visión del futuro de sus coches eléctricos: autonomías de hasta 1.000 km y cargas super rápidas, ¿lo conseguirá?

Casi todos los fabricantes están apostando su futuro a los coches eléctricos, pero surgen muchas dudas sobre la viabilidad de esta concepción 100×100 eléctrica. Una de ellas recae en la autonomía de este tipo de vehículos, aunque algunas automovilísticas ya están trabajando de manera intensa para resolverla.

Uno de esas marcas es Volvo, que quiere que todas sus ventas sean únicamente de vehículos eléctricos a partir de 2030, y quiere lograr que sus eléctricos ofrezcan cifras de autonomía similares a los de los vehículos de combustión actuales.

Reducir a la mitad los tiempos de carga

<span style=La marca sueca ha anunciado que aplicará una amplia variedad de medidas destinadas a mejorar las baterías de los vehículos eléctricos para futuras generaciones." >

2 fotos

Ampliar

Uno de los mayores cambios que se producirán en las baterías de segunda generación de Volvo, que llegará dentro de unos años, será la propia construcción. La batería no sólo constará de menos componentes, sino que tendrá un diseño plano que permitirá a los vehículos eléctricos de Volvo tener un suelo realmente horizontal.  Con ello, se espera mejorar la densidad de energía en aproximadamente un 50 por ciento, lo que permitirá aumentar las estimaciones de autonomía.

Otro de los problemas de las baterías de alta capacidad es lo que puede tardar en cargarse, pero Volvo también está trabajando en ello. El fabricante de automóviles pretende reducir a la mitad el tiempo que tardan las baterías en pasar del 10  al 80 por ciento. Esto se logrará probablemente mediante una combinación de capacidad de carga de 800 voltios, la reducción de las resistencias internas y la mejora de la gestión térmica.

La carga bidireccional, que permite que un Volvo eléctrico contribuya a la red eléctrica, está programada para llegar con el sucesor eléctrico del Volvo XC90 en 2022, aunque actualmente no está claro qué mercados soporten esa tecnología.

 Volvo Recharge Concept 2021: la nueva era de Volvo

Igualmente,  el fabricante de automóviles está investigando usos de segunda vida para las baterías, normalmente en algún tipo de dispositivo de almacenamiento a gran escala. También se está estudiando la posibilidad de mejorar el proceso de reciclaje de las baterías, ya que ello reduciría la necesidad de extraer más material del suelo, lo que resulta costoso tanto en términos de dinero como de emisiones de carbono.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche