Noticia

Volkswagen MQB, el coche “estilo Ikea”

4 fotos

Ampliar

03 de febrero, 2012

Volkswagen presenta su nuevo proyecto de construcción por módulos transversales, cuyas siglas alemanas son MQB, gracias al cual se podrán producir en la misma línea de montaje casi todos los modelos de su gama, desde el VW Up! hasta el Passat CC.

Volkswagen presenta su sistema de fabricación MQB. Éstas son las siglas alemanas para “Plataforma por Módulos Transversales“, algo que suena muy complicado pero que en realidad es un concepto muy sencillo.

Se trata ni más, ni menos que de una vuelta de tuerca más al concepto de la fabricación en cadena ideado por Henry Ford hace 100 años. Cómo es la fabricación en cadena es algo que creo que ya sabemos todos, lo que a lo mejor no conocemos es que hasta hace muy poco, cada modelo distinto tenía que fabricarse en una línea de montaje específica para ese vehículo concreto. Esto era así porque, por ejemplo, el robot que tenía que montar un motor en el hueco correspondiente de un vehículo no “sabía” cómo hacerlo en el vano completamente distinto de otro coche diferente.

Lo que se intenta en la actualidad es que las diferencias entre los anclajes y puntos de montaje de un modelo y de otro sean lo más semejantes posible, de modo que un mismo robot, con mínimos cambios de programación, pueda realizar esas tareas. De esta forma, en una misma línea de montaje podemos instalar la mecánica en un Volkswagen Up! o en un Skoda Superb. Ésa es la idea.

[auto_quote quote=”Una mínima diferencia puede ser un gran cambio” quote_title=”Reducir el número de variables” quote_description=”Partiendo de una misma base y jugando con sus proporciones podemos obtener productos muy diferentes. VW decide marcar estas raíces en secciones transversales.”]

Para lograr esto, es necesario que se fijen unos determinados elementos que serán invariables y que servirán de punto de referencia para los distintos elementos de la línea de montaje. A partir de ellos se instalarán las distintas piezas de los diferentes modelos que queramos producir en esa misma línea.

VW ha decidido “cortar” sus coches en secciones transversales y, tal y como vemos en la imagen que abre este artículo, algunas son invariables (servirán como referencias) y otras, variables. Al fin y al cabo, es como la naturaleza misma. Nuestro ADN no difiere mucho del de una mosca, sin embargo, somos absolutamente distintos.

Para Volkswagen y su sistema MQB lo único invariable (para sus modelos con motor transversal) es la distancia entre el eje delantero y el cortafuegos que separa el habitáculo del vano motor. Todo lo demás es, simplemente, jugar con las proporciones: alargando la batalla podemos pasar de una Sharan de 5 plazas a una de 7, por ejemplo; añadiendo más voladizo trasero podemos convertir un Golf en un Jetta y así sucesivamente.

Los motores longitudinales no permiten tanta flexibilidad constructiva, de modo que quedan fuera de este sistema vehículos como el Phaeton, el Touareg, etc.

Gracias a este modelo de fabricación se podrán montar en una misma línea de producción modelos desde el segmento A00 (VW Up! por ejemplo) hasta berlinas del segmento B (como el Passat CC o incluso el VW Sharan). Esto abaratará los costes de forma más que evidente, lo cual puede generar dos situaciones, que los modelos pequeños se beneficien de las calidades y equipamientos de sus hermanos mayores, o todo lo contrario, que los más grandes se simplifiquen. En principio debemos dar por más probable el primer supuesto.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche