Así está el asunto del cártel de los grandes fabricantes alemanes

Así está el asunto del cártel de los grandes fabricantes alemanes

Volkswagen, Daimler y BMW podrían haberse reunido, según "Der Spiegel", para deliberar sobre la elección de proveedores y temas de emisiones en motores diésel.

Las agencias Reuters y Europa Press se han hecho eco de una publicación del diario germano Der Spiegel en la que asegura que el gran triángulo alemán, formado por los conglomerados Volkswagen (VW, Audi, Porsche, Skoda y Seat), Daimler (Mercedes y Smart) y BMW (BMW, Mini y Rolls-Royce), se reunió en secreto para fijar precios.

En concreto, los tres grandes grupos podrían haber llegado a un acuerdo para “determinar los precios de los sistemas de tratamiento de las emisiones de sus vehículos diésel mediante la creación de comités industriales secretos“, según la información de Der Spiegel.

El gran triángulo alemán se podría haber reunido en secreto para fijar precios

Unos 200 empleados de dichas compañías se reunieron -presumiblemente- en 60 comités industriales con la intención de discutir sobre aspectos como el desarrollo del propio coche, frenos, motores (tanto gasolina como diésel), cajas de cambio y sistemas de tratamiento de los gases de escape.

Del mismo modo, la información recoge que los citados fabricantes deliberaron sobre la elección de proveedores para la fabricación de sus vehículos y, también, sobre el precio de las piezas. Además, desde 2006, las compañías se reunieron en relación al coste del sistema de tratamiento de gases de los motores diésel AdBlue. Incluso, el documento de Der Spiegel recoge que “los tres reyes de la automoción germana” abordaron el tema del tamaño de los depósitos AdBlue y acordaron la utilización de uno de pequeño calibre, en lugar de otras posibilidades de mayor capacidad que estaban barajando.

BMW niega haber participado en la supuesta congregación secreta

La publicación ha levantado gran revuelo en Alemania. Por el momento, sólo BMW se ha defendido de la misma diciendo, por medio de un comunicado oficial, que rechaza categóricamente esa acusación y argumentando que sus tecnologías difieren de manera abultada de otras existentes en el mercado. De la misma forma, ha señalado que mejorará gratis y de manera voluntaria el software de los motores Euro 5 para reducir emisiones.

Por su parte, como recuerda la revista alemana, Volkswagen reconoció el pasado 4 de julio haber realizado posibles prácticas en contra de la ley de competencia del país. Y esto parece abrir brechas internas, ya que el presidente del comité de empresa de Porsche, Uwe Hück, en una entrevista en el dominical Bild am Soontag culpó directamente a Audi de los problemas de su empresa al haberles suministrado motores enfermos.

En el entorno político, el líder parlamentario de Los Verdes, Toni Hofreiter, ha manifestado que si las acusaciones resultan ser ciertas, es el caso del cartel más grande y el mayor escándalo de la historia de la economía alemana. No obstante, el Ejecutivo alemán todavía no se ha pronunciado ante las informaciones de Der Spiegel y mantiene una cumbre nacional sobre el tema del diésel, el próximo 2 de agosto, en la que participarán todos estos fabricantes y los gobiernos de los estados en los que tienen ubicadas sus plantas.

(Actualización 27/07/17)

VW guarda silencio y BMW “rompe” con Daimler

Volkswagen ha decidido guardar silencio respecto al tema de la posible reunión secreta entre los tres grandes de Alemania: “El Grupo Volkswagen no tiene ningún comentario que hacer en la actualidad sobre los detalles de estas cuestiones o sobre la especulación”, ha manifestado un responsable de la marca de Wolfsburgo tras la reunión del Consejo de Supervisión del pasado miércoles.

A todo esto, BMW ha suspendido conversaciones con el Grupo Daimler -según informa Reuters- sobre futuros proyectos de cooperación después de que su rival “desvelase el presunto pacto; no obstante, ha descartado cualquier proceso de demanda sobre los otros dos entes implicados, tal y como indica el Sueddeutsche Zeitung.

La Unión Europea ya está investigando lo sucedido, que podría conllevar fuertes multas para las compañías.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba