Noticia

VÍDEO| El sistema de frenado de emergencia de estos Tesla falla (menos mal que eran maniquíes)

Ampliar

28 de septiembre, 2020

Los sistemas de frenado de emergencia todavía siguen fallando. Dos recientes videos con el Tesla Model 3 en China así lo demuestran.

Los sistemas autónomos de frenado de emergencia se han convertido en algo común en la industria automovilística de hoy en día y, en teoría, pueden salvar las vidas de los peatones en caso de un potencial atropello o evitar una colisión inevitable.

Tesla falla en los sistemas de frenado

No obstante, hay todavía mucho camino que recorrer, pues la aparente fiabilidad de los mismos no está al cien por cien garantizada. Valga como ejemplo las imágenes que os traemos hoy, en la que el sistema de frenado de emergencia no ha funcionado como se pretendía.

No es la primera vez, aunque esperamos que sea la última, que estos sistemas no han tenido el desempeño para el que han sido diseñados.

A lo largo de los años, se han realizado varias pruebas de sistemas autónomos de frenado de emergencia y vehículos de diferentes marcas han fallado estrepitosamente. Ahora podemos añadir a Tesla a esa lista.

El dato que los conductores desconocen y hace mortales los autopilot

Durante una reciente demostración de seguridad en China, podemos ver un Tesla Model 3 blanco que golpea un maniquí que simula un peatón en una prueba de su sistema Automatic Emergency Braking (AEB).

En dos vídeos diferentes, uno protagonizado por un Tesla Model 3 blanco y otro por uno rojo, se ve como el sedán eléctrico no se percata de la presencia de sendos maniquíes y colisiona directamente contra ambos.

En el segundo vídeo, el de Tesla Model 3 rojo sí se puede apreciar que el coche detecta que hay un objeto frente a él, como lo demuestra un área de color rojo que se muestra en la pantalla central, no obstante, para cuando el automóvil se percata de la presencia del peatón, ya es demasiado tarde. Si hubiera sido una persona real, el resultado podría haber sido mortal.

Pillado durmiendo en un Tesla Model S a 150 km/h

Durante unas pruebas similares en los Estados Unidos el año pasado realizadas por la Asociación Americana del Automóvil, se reveló que «todos los vehículos de prueba no lograron mitigar significativamente la velocidad de impacto de manera consistente» cuando se evaluó a una velocidad de 48 km/h.

Por ello, aunque los sistemas de frenado automático pueden ser un complemento que nos ayude a mitigar los efectos de un accidente, todavía el conductor y su atención a la conducción, son claves para evitar las colisiones.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche