Noticia

VÍDEO| Este Lancia Delta Integrale Evo de 700 CV da miedo

Ampliar

20 de febrero, 2020

Te presentamos un Lancia Delta Integrale Evo muy especial, Ha sido modificado y potenciado hasta los 700 CV para competir en carreras de montaña.

Todos conocemos el Lancia Delta Integrale Evo, un modelo de competición icónico y entre los clásicos favoritos de los amantes del automóvil. Ahora, te presentamos una peculiar modificación realizada para permitirle competir en las carreras de montaña con todas las de ganar.

El clásico modelo de rallies contaba con un motor turbo de cuatro cilindros y dos litros de cubicaje que le confería una potencia máxima de 215 CV y un par motor de 314 Nm a 2.500 rpm.

Puede que te interese: 10 coches míticos de los 80

Y eso mismo tiene este espectacular Lancia Delta Integrale Evo que conduce Milan Bubnic, aunque no sabemos muy bien cómo ha logrado que alcance los ¡700 CV! Esto, combinado con un peso de apenas 1.050 kilos, hace que nos lo podamos imaginar subiendo las montañas a toda velocidad y con un comportamiento que nos pone los dientes largos.

Lancia Delta Integrale Evo de 700 CV, aspecto feroz

Estéticamente también llama la atención, no cabe duda. La parte delantera carece de faros y de cualquiera de las tomas y rejas habituales que esperarías encontrar. En su lugar, hay simplemente un montón de espacio vacío y directamente detrás del parachoques se puede ver un radiador grande y un intercooler. El objetivo, claro está, es que llegue la mayor cantidad de aire y el motor pueda refrigerarse al máximo.

Esta es la historia de Lancia: una marca mítica

El coche, con una carrocería super ensanchada, tiene los guardabarros de las ruedas delanteras y traseras acampanados y cuenta con un imponente alerón trasero para pegarlo al pavimento.

El conjunto se completa con un tubo de escape que escupe fuego (no te pierdas el vídeo) y un sonido tan estruendoso como atrayente (no te pierdas el vídeo otra vez).

Esta transformación tuvo lugar después de que el Integrale original sufriera un aparatoso accidente que lo dejó al borde de la muerte, automovilística nos referimos. Bubnic lo acabó reconstruyendo en dos meses para terminar dejándolo con esta estética y luego participar con buenos resultados en diversas competiciones de montaña. No tenemos ni idea de cuánto le ha costado personalizar este Delta Integrale, pero barato no ha sido.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche