Noticia

Venden un Porsche 911 de competición que perteneció a Pablo Escobar

3 fotos

Ampliar

10 de abril, 2021

Un Porsche 911 de competición que perteneció al narcotraficante Pablo Escobar se ha puesto a la venta por 2 millones de euros.

Pablo Escobar fue uno de los narcotraficantes más importantes de la historia. Fallecido en 1993, su popularidad volvió a crecer por la famosa serie de Netflix y ahora se ha convertido incluso en un icono pop.

Durante su carrera delictiva, Escobar amasó una increíble fortuna que le permitió convertirse en una de las personas más ricas del mundo y que le permitieron adquirir una gran cantidad de bienes, como casas y coches.

Este Porsche 911 participó en importantes carreras

Trasera del Interior del Porsche 911 Carrera 3.0 RSR IROCPrecisamente, uno de ellos, un Porsche 911 Carrera 3.0 RSR IROC de 1974 que fue propiedad del infame narcotraficante, y con el que compitió el piloto brasileño Emerson Fiitipaldi, acaba de ponerse a la venta a través de DuPont Registry. El precio que se pide por él, unos 2,2 millones de dólares (cerca de los 2 millones de euros), está al alcance muy pocas economías.

Puede que te interese: Los 5 mejores Porsche de la historia

La IROC, abreviatura de International Race of Champions (Carrera Internacional de Campeones), fue una competición ya desaparecida que contaba con pilotos de diferentes disciplinas en coches idénticos. La IROC de 1973-1974 tuvo una alineación impresionante, con veteranos de la Fórmula 1, la NASCAR, las 500 millas de Indianápolis y las 24 horas de Le Mans.

Interior del Porsche 911 Carrera 3.0 RSR IROCDespués de una temporada en la IROC, el este Porsche conducido por Fittipaldi fue vendido al piloto privado John Tunstall, que lo condujo en un puñado de carreras, hasta que llegó a las manos de Escobar. Éste, le puso la carrocería de un 935 «Moby Dick» y corrió con el automóvil por diversión durante los años 80.

El coche permaneció guardado en un almacén después de la detención de Escobar, pero ahora ha sido restaurado a su máxima gloria una vez más, con la librea Fittipaldi en color Sahara Beige.

 Siéntete como un magnate de los 70 con este restaurado Mercedes-Benz 600 Pullman

Ahora, se ha puesto a la venta por la friolera de 2,2 millones de dólares, un precio que, aunque elevado, no es nada exagerado. La tarifa que se pide coincide con los 2,3 millones de dólares que se pagaron por un Porsche 911 IROC similar en una subasta de 2016 de coches de la colección del cómico Jerry Seinfeld.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche