Valentino Rossi renace ante su público en Italia

Gibernau llegó a liderar la carrera pero terminó quinto y Pedrosa cuarto

Gibernau llegó a liderar la carrera pero terminó quinto y Pedrosa cuarto

Fernando Castán Mugello (Italia), 4 jun (EFE).- Valentino Rossi (Yamaha) renació hoy ante su público en el Gran Premio de Italia de MotoGP, en el circuito de Mugello, en el que logró su segunda victoria de la temporada y que pasará a la historia por su espectacularidad. Rossi llegaba Mugello, donde había ganado las cuatro ocasiones anteriores, con el agua al cuello en el momento más difícil de su carrera deportiva, ya que tras cinco grandes premios estaba octavo en el Campeonato del Mundo y la mala suerte y los problemas mecánicos aparecían en su vida por primera vez desde que debutara en el mundial.


Mugello, un circuito situado en el corazón de Italia, a 50 kilómetros de Florencia, ante sus “tifosi”, era el lugar predestinado para que el siete veces campeón del mundo italiano renaciera. Y así ha sido. Rossi batió en la última vuelta a su compatriota Loris Capirossi (Ducati) y al estadounidense Nicky Hayden (Honda) en un final de carrera durísimo en el que el campeón del mundo realizó una última vuelta perfecta.


Pero antes de esto, al comienzo de la prueba, el italiano tuvo que pelear con uno de sus históricos enemigos, el español Sete Gibernau (Ducati), que ayer había logrado la primera plaza de la parrilla de salida. Sete hizo valer su “pole” y se puso primero nada más salir, pero Valentino no podía permitir que el español pasara en cabeza por Pogio Seco, la curva de Mugello en la que se sitúan sus seguidores, y le adelantó en esa ángulo. “Pasar a Gibernau es siempre un placer”, dijo tras la carrera Valentino. Gibernau se la devolvió precisamente en la curva en la que sitúan los “tifosi” de Ducati, cuya fábrica está situada a un centenar de kilómetros. Dani Pedrosa (Honda) empezaba a remontar desde la octava plaza de la parrilla, al igual que hacían Loris Capirossi y Nicky Hayden, que fallaron en la salida. Pedrosa realizaba la vuelta rápida en el cuarto giro para ponerse detrás de Rossi, que ya había superado de nuevo a Sete, de éste, del australiano Casey Stoner (Honda), y del italiano Marco Melandri.


Stoner se batía con brillantez con Melandri, pero su fogosidad le llevaba a una espectacular salida de pista en la novena vuelta de la que sorprendentemente salió ileso. Capirossi seguía por detrás su remontada y superó a Pedrosa y a Hayden para llegar a la altura de Rossi y Gibernau mediada la carrera, ayudado además por el accidente de Stoner. El italiano de Ducati rebasó a su compañero de equipo español a ocho giros del final y se aprestó a jugarse la prueba en un mano a mano con Rossi. Pronto, en la vuelta 17, Gibernau empezaría a perder el ritmo de los dos transalpinos para quedarse en media vuelta fuera de la lucha por el triunfo, y Melandri haría lo mismo al colarse en una curva a falta de cinco para el final. La salida de Melandri haría a los dos españoles recuperar una plaza para ser cuarto Dani y quinto Sete. El gran duelo italiano estaba servido para las tres últimas vueltas con Hayden al acecho de cualquier error de sus dos rivales. A falta de dos giros, Rossi se situó en primera posición, de nuevo en Poggio Seco, delante de sus seguidores, y en la recta pasaban las dos motos en paralelo con todo el público levantado. Rossi cedía en San Donato y Loris era primero. Pero el gran campeón de Tavullia le iba a devolver el adelantamiento al de Ducati otra vez en Poggio Secco, ante el delirio de su club de “fans”, y en menos de media vuelta, le metía medio segundo.


La carrera estaba finalizada, Rossi había renacido en el circuito toscano y sumaba su séptima victoria en Mugello, la quinta consecutiva en la máxima categoría del motociclismo. El siete veces campeón del mundo vuelve, casi nadie la dudaba, a luchar por título, pasa del octavo al quinto puesto y Capirossi le arrebata el liderato a Hayden, finalmente tercero hoy. El italiano de Ducati y el estadounidense de Honda empatan a 99 puntos, pero Loris tiene dos victoria por ninguna de Nicky. Pedrosa es cuarto en el mundial con tres puntos menos que Melandri y 21 más que Rossi, mientras que Toni Elías (Honda), hoy séptimo, es séptimo también el campeonato con 53 puntos por 49 de Colin Ewards (Yamaha) y Gibernau (Ducati) noveno con 44.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba