Noticia

Usuarios de navegadores

Ampliar

21 de noviembre, 2007

La Ley de Seguridad Vial considera infracción grave, con multa de entre 91 y 300 euros y retirada de 3 puntos del permiso de conducir la utilización del navegador mientras se conduce, pero no penaliza la manipulación de los botones de la radio.

La Ley de Seguridad Vial considera infracción grave, con multa de entre 91 y 300 euros y retirada de 3 puntos del permiso de conducir la utilización del navegador mientras se conduce, pero no penaliza la manipulación de los botones de la radio.

El 86% de los usuarios de navegadores para automóviles desconoce la normativa legal que se aplica a estos sistemas y sólo uno de cada cuatro ha recibido algún tipo de información sobre su uso.

Así se desprende del informe sobre la utilización de los navegadores en España, elaborado por el Real Automóvil Club de España (RACE) en colaboración con la multinacional Blaupunkt, perteneciente al Grupo Bosh. El director general del RACE, Ignacio Díaz-Pinés, exigió a la Administración que adapte la normativa legal existente sobre Seguridad Vial a estos nuevos dispositivos «ya que existen ciertas lagunas».


En este sentido, Díaz-Pinés, explicó que sobre la manipulación del navegador, la Ley de Seguridad Vial considera infracción grave, con multa de entre 91 y 300 euros y retirada de 3 puntos del permiso de conducir la utilización del navegador mientras se conduce, pero no penaliza la manipulación de los botones de la radio. El director del RACE dijo que muchos de los navegadores «ya se manipulan a través de estos botones».


Asimismo, el RACE advierte de que no se puede multar el sistema que incluyen estos dispositivos sobre información de radares y su ubicación, ya que «sólo es sancionable un sistema que interfiera en el radar y lo inhiba».


Díaz-Pinés, puntualizó que la campaña que la DGT ha puesto en marcha sobre los accidentes provocados por distracciones al volante, «se centra en la sanción más que en la explicación».


El estudio del RACE, realizado sobre una encuesta a 1.100 usuarios de navegadores, con un perfil de entre 41 y 50 años, y con más de 16 años de experiencia al volante, concluye que el 96% de los usuarios cree que el navegador es una ayuda para conducir.


El 43% cree que no les distrae al volante aunque la mayoría (el 63%) sí está de acuerdo en que es peligroso introducir datos en el navegador mientras se conduce. Asimismo, este informe asegura que la mayoría de los usuarios de navegadores ven este dispositivo como un elemento que reduce los errores y mejora el estrés al volante.


El coordinador de Seguridad Vial del RACE, Antonio Lucas, detalló que en 2007 se vendieron en España 1,1 millones de navegadores y en toda Europa la cifra ascendió a 19 millones, por lo que «no se puede demonizar al navegador».


«Se necesita formar e informar al conductor y tanto los fabricantes como la Administración deben contribuir a ello, incluso con la actualización de los mapas», añadió. Entre los consejos que se ofrecen están ubicar el navegador lejos del airbag y colocarlo en la parte central del salpicadero del coche para que no anule el campo de visión y activar el sistema por voz.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche