Noticia

Escribir con el móvil al volante, castigado con cárcel en Irlanda

Ampliar

14 de mayo, 2014

Los conductores irlandeses tendrán que pensarse dos veces escribir con el teléfono móvil al volante, ya que la nueva normativa castiga esta actitud con sanciones que parten de los 1.000 euros hasta penas de cárcel de tres meses.

Mientras en España hacer uso del teléfono móvil al volante está sancionado con 200 euros, otros países castigan con mayor dureza esta peligrosa actitud. Especialmente llamativo es el caso de Irlanda, donde escribir mensajes de texto ha pasado a ser considerado delito grave y se equipara así el castigo al de conducir bebido. Esto se traduce en sanciones que van desde los 1.000 euros… ¡hasta penas de cárcel! La nueva normativa irlandesa, en vigor desde el 1 de mayo, se convierte así en una de las más duras del mundo.

Los conductores que sean pillados una primera vez escribiendo a través del teléfono móvil serán automáticamente sancionados con 1.000 euros. Infringir de nuevo la ley supone una multa de 2.000 euros y la posibilidad pasar tres meses en prisión.

Más llamativo resulta todavía este cambio en la normativa si tenemos en cuenta que, antes de la modificación, este uso del móvil al volante apenas estaba castigado con una multa de 60 euros y la retirada de dos puntos del carné (los conductores irlandeses disponen de 12 puntos).

Las cifras reflejan que los conductores irlandeses mantienen uno de los peores comportamientos en lo que se refiere al uso del teléfono móvil durante la conducción, por lo que la nueva norma no parece haber causado excesiva sorpresa en los ciudadanos.

Un estudio reciente del Instituto para la Seguridad en Carretera de Bélgica asegura que este uso del teléfono móvil es la principal causa de distracción al volante. Otro informe del Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte señala que conducir mientras se hace uso del móvil aumenta en cuatro veces el riesgo de sufrir un accidente.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche