Noticia

Uno de cada cuatro conductores llevaría a su casa a quienes han bebido

Ampliar

26 de diciembre, 2014

Esta cifra se obtiene de la encuesta realizada por AEA dentro de la campaña que ha iniciado para concienciar del peligro de unir alcohol y conducción. Además, se obtuvieron otros datos muy significativos sobre el desconocimiento, en cuanto a pérdida de derechos se refiere, de las causas que tiene conducir ebrio o permitirlo.

Automovilistas Europeos Asociados (AEA) ha puesto en marcha una campaña para concienciar de los riesgos del alcohol en la conducción y de lo que cada uno de nosotros puede hacer para evitar que alguien que ha bebido conduzca. “No le dejes conducir si ha bebido” es el lema de la campaña.

A pesar de que el alcohol y las drogas son una de las principales causas de accidentes mortales, desde AEA consideran que los automovilistas españoles están cada vez más concienciados de los riesgos del alcohol y la conducción Sin embargo, señalan que hay situaciones en las que no es uno mismo el que ha bebido y hay que velar por la seguridad de nuestros allegados, evitando que conduzcan después de unas copas.

En los diez días que lleva funcionando la campaña, la opción por la que se ha decidido uno de cada cuatro encuestados para evitar que un familiar o un amigo que ha bebido conduzca es la de «llevarle a casa conduciendo yo” (26%), seguida por la opción de “quitarle las llaves” (23%). También ha obtenido buena parte de los votos la opción “invitarle a que se quede a dormir en casa”(21%).

En lado opuesto, las opciones por las que menos se han decantado los encuestados han sido: “prolongar la noche para que se le pasen los efectos del alcohol” (5%) y la de “advertirle del riesgo de que le pare la Policía” (10%).

Por otra parte, AEA considera que es aún muy alto el grado de desconocimiento que tienen los conductores acerca de las consecuencias patrimoniales y de pérdida de derechos por conducir ebrio.

Así, en la última encuesta realizada por esta asociación el pasado mes de septiembre, el 65% de los conductores encuestados desconocía que los seguros excluyen de cobertura los daños causados por conductores ebrios.

Pero más elevado es el porcentaje de desconocimiento sobre la responsabilidad en que pueden incurrir los propietarios de vehículos que prestan su automóvil a otros, ya que el 80% de los entrevistados no sabe que, como propietarios, responderían también de los daños causados por dichos conductores ebrios -si éstos fueran insolventes- aún estando el vehículo asegurado “a todo riesgo”.

Y respecto a la pérdida de derechos, el grado de desconocimiento es absoluto cuando se trata de extranjeros residentes en nuestro país, ya que la práctica totalidad (98%) no sabe que si comete un delito de seguridad vial por conducir ebrio, no podría obtener la nacionalidad española.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche