Noticia

Alquila un barco y vete a la F1

Ampliar

19 de junio, 2012

Una empresa valenciana ha decidido embarcarse en un ambicioso negocio de alquiler de barcos para disfrutar esta semana del Gran Premio de Europa de Fórmula 1 desde el mar, que van desde naves pequeñas por 8.000 euros a yates de lujo que pueden superar los 45.000 euros.

Veleros, barcos a motor y goletas son algunas de las embarcaciones de que dispone la firma Illuka Sailing para la cita automovilística que tomará este fin de semana el entorno del puerto por donde discurre el circuito urbano de Fórmula 1.

Su responsable de comunicación, Mireia Vila, ha explicado que alquilar uno de los barcos más pequeños cuesta 8.000 euros mientras que el precio de los más lujosos puede alcanzar los 45.000 euros por cuatro días. «El límite de precio y la categoría de la embarcación lo pone el cliente», añade.

Uno de los barcos disponibles para el Gran Premio de Europa de este fin de semana es un Ferreti de 28 metros de eslora y cinco camarotes dobles, en el que hasta 30 personas pueden ver las andanzas deportivas de Fernando Alonso y compañía, y cuyo alquiler alcanza los 35.000 euros.

La idea se les ocurrió porque el Valencia Street Circuit es uno de los pocos circuitos de todo el mundial de F1 cuyo recorrido pasa junto al mar. «Teniendo el mar tan cerca y como Valencia es una ciudad que está abierta al mar, el cliente puede alquilar un yate y disfrutar de la carrera desde el mar», valora Vila. «Tenemos para todos los bolsillos porque los más económicos cuestan 8.000 euros y el tope está en lo que el cliente desee en cuanto a niveles de lujo o esté dispuesto a pagar por estas privilegiadas vistas», señala.

Sobre el perfil de los clientes que contratan estas embarcaciones, Vila revela que en su mayoría son empresas y lo hacen «para invitar a empleados o a clientes, aunque también hay gente que lo hace a título personal porque son unos amantes del mundo del motor». La empresa valora que los yates atracados junto al circuito, concretamente en una de sus rectas, son espectadores privilegiados del paso de los bólidos: «Los coches pasan a toda velocidad a menos de tres metros del barco». ¿Crisis? ¿Quién dijo crisis?

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche