Noticia

Puente de mayo, trece personas fallecidas en las carreteras

Ampliar

04 de mayo, 2015

El balance final del puente de mayo se salda con trece fallecidos en las carreteras. Ocho de los accidentes con víctimas se produjeron en vías convencionales.

Un total de trece personas han fallecido en las carreteras durante el puente del 1 de mayo, uno más que en 2014 pese a que su duración fue un día menos. Cuatro de los fallecidos eran motoristas y dos, ciclistas. Además de las muertes, se registraron 9 heridos, según datos de la Dirección General de Tráfico.

De los 13 accidentes, seis han sido salidas de la vía, dos colisiones, tres atropellos a peatones, dos atropellos a ciclistas. Ocho de los accidentes se han producido en carreteras convencionales, uno en autopista, tres en autovía y uno en un camino vecinal

Entre los vehículos en los que viajaban los fallecidos hay dos con 21 años de antigüedad, y el resto están entre 4 y 10 años.

El día con más muertes en las carreteras fue el sábado, cuando perdieron la vida seis personas, mientras que otras nueve resultaron heridas. El viernes fueron dos las personas que perdieron la vida, mientras que el jueves se registró una víctima mortal y cuatro el domingo. En el acumulado anual hasta el 3 de mayo se llevan contabilizados 332 fallecidos

Retenciones en la vuelta del puente de mayo

Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), la A-3 con sentido Madrid registraba a las 20.00 horas del domingo retenciones de hasta 23 kilómetros debido a unas obras a la altura de Villagordo del Cabriel (Valencia). Dichas obras obligaron a desviar el tráfico por la N-III.

La operación retorno del puente de mayo afectaba especialmente a las 21.30 horas a las carreteras de Castilla-La Mancha. En este caso, eran las obras a la altura de Utiel (Valencia) lo que provocaba retenciones de hasta 45 kilómetros, que afectaba al tráfico hasta el municipio conquense de Graja de Iniesta.

La autovía A-4 también presentó complicaciones a la altura de varias localidades toledanas como Ocaña y Madridejos; y la A-5 tuvó retenciones durante ocho kilómetros en el entorno de Talavera de la Reina.

También en Castilla-La Mancha, la autovía A-2 desde Torija hasta Valdenoches, en la provincia de Guadalajara, presentaba otros ocho kilómetros de circulación lenta en sentido Madrid, desde el kilómetro 73 hasta el 65.

En Albacete, los problemas se localizaban en La Gineta (A-31), sentido Alicante, donde se había instalado un carril adicional.

Otro punto conflictivo desde el punto de vista de la circulación han sido los accesos a Barcelona, especialmente en la AP-7, en La Roca del Vallés y Sant Celoní, así como en la B-10 y B-20, en la capital. También había tráfico intenso en el acceso a Barcelona desde Tarragona por la N-340, en Altafulla y El Vendrell.

En Cantabria, se registraban retenciones de más de 23 kilómetros en la Autovía del Cantábrico, entre Islares y Ontón, en dirección al País Vasco, y también en Torrelavega.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche