Noticia

300 conductores han sido multados ya con 1.000 euros por ir bebidos

2 fotos

Ampliar

24 de septiembre, 2014

300 conductores han sido sancionados ya con 1.000 euros por circular bajo los efectos del alcohol desde que en mayo entrara en vigor la nueva Ley de Tráfico. La DGT ha mostrado además su preocupación por el elevado consumo de drogas al volante.

Un total de 300 conductores reincidentes por conducir bajo los efectos del alcohol han sido sancionados con la nueva multa de 1.000 euros para estas infracciones desde que entró en vigor el pasado 8 de mayo la reforma de la Ley de tráfico y hasta el pasado mes de agosto. Así lo ha adelantado la directora general de Tráfico, María Seguí, tras su participación en unas jornadas sobre Alcohol y Conducción organizadas por la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE).

La norma determina esta multa de 1.000 euros para aquellos conductores que ya hayan sido sancionados por esta misma razón en los 12 meses anteriores. Con el nuevo código también entran dentro de esta penalización aquellos que sobrepasen en más del doble la tasa límite de alcoholemia permitida por la ley, de 0,25 gramos de alcohol por litro de sangre.

Para Seguí esta cifra es «la que era antes de la reforma de la Ley» lo que, a su juicio «justifica» la decisión tomada para los cambios de la norma. «Todavía hay un 3 por ciento de los conductores que se pone al volante con alcohol, creemos que el que haya una sanción más grave tendría que ayudarles a que cambiar su comportamiento. Es una sanción muy dirigida a un público resistente al cambio», ha apuntado.

El consumo de drogas al volante registra «una cifra altísima»

En cuanto al consumo de drogas, ha señalado que durante diez semanas del verano se han realizado 10.000 test preventivos, 1.000 por semana, y se han detectado 5.000 casos positivos de consumo de drogas al volante, es decir, el 50 por ciento.

Elevado número de positivos por drogas.

2 fotos

Ampliar

«Es un cifra altísima pero no es una sorpresa», ha destacado al respecto la directora general de Tráfico, quien ha recordado que en los últimos dos años la DGT ha estado «hablando de la importancia de este tema» y de ahí la «modificación de la ley y la estrategia de intervención» de su departamento para «poner freno a este hecho».

«Estamos hablando de una realidad. Tenemos un porcentaje muy elevado de conductores y hay que intentar ponerle fin de carácter inmediato», ha añadido Seguí ante los medios. Según ha señalado, unas 1.000 personas al año podrían salvar sus vidas si no hubieran consumido drogas, una cifra que, en su opinión «justifica las acciones intensas» llevadas a cabo por Tráfico.

Seguí ha explicado que se trata de «trasladar lo antes posible lo que antes tuvo que hacerse con el alcohol», el ‘cuando bebas no conduzcas que «ha tardado 30 años en calar en la gente».

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche