Noticia

Un Tesla Model S se queda sin batería, ¡en una persecución policial!

2 fotos

Ampliar

30 de septiembre, 2019

Habría estado bien que el Tesla Model S fuese del sospechoso y que durante su fuja el coche se quedase sin batería. Sin embargo, el vehículo eléctrico es propiedad del Departamento de Policía de Fremont (California), por lo que la patrulla tuvo que abandonar la persecución e ir a buscar un punto de recarga.

El pasado viernes 22 de septiembre, la policía de Fremont estuvo involucrada en una persecución a alta velocidad. El oficial que lideraba la operación policial, Jesse Hartman, conducía un Model S que, después de varios minutos de persecución, estaba a punto de quedarse sin batería.

Según varios medios locales, Hartman avisó por radio que tenía que abandonar el dispositivo, estas fueron sus palabras: «Sólo me quedan seis millas (9.6 km) de batería en el Tesla, lo puedo perder en cualquier momento. Si alguien está disponible puede maniobrar para ponerse detrás del sospechoso».

Te puede interesar: Videoprueba del Tesla Model S 100D

Finalmente, la presecución fue suspendida y el sospechoso consiguío huir. El fracaso de la operación ha hecho que la noticia se extienda rápidamente por Estados Unidos. Por lo que, al hacerse viral, el propio Departamento de Policía ha tenido que explicar lo que pasó en realidad.

Un Tesla Model S explota en Moscú después de un accidente

«Justo después de pasar la salida de Montague Expressway, el sospechoso condujo por el arcén izquierdo de la carretera para adelantar a un vehículo. En ese momento, el sargento de policía de Fremont que supervisaba la operación dio órdenes de poner fin a la persecución para no poner en peligro al resto de conductores y usuarios de la vía«, ha explicado la policía local en un comunicado. Además, este documento aclara que la persecución duró un total de ocho minutos, en los que se recorrieron aproximadamente 16 km.

El fallo del Tesla Model S, ¿casualidad o un problema de autonomía?

En cuanto al incidente con el Tesla, la información publicada asegura que el oficial que conducía el Model S se retiró justo antes de que la persecución terminara. Por lo tanto, según del Departamento de Polícia, el abandono del operativo del oficial Hartman no tuvo relación con la huída del sospechoso. Sin embargo, este incidente resalta uno de los problemas potenciales del uso de vehículos eléctricos para la policía.

La Policía Nacional se arma con 70 nuevos Toyota Prius+ híbridos

El Departamento asegura que el coche sólo estaba al 50% de su carga total cuando el oficial comenzó su turno nueve horas antes de la persecución. Aparentemente, según se ha revelado, alguien olvidó cargar el vehículo al terminar el turno anterior. Los oficiales de la policía de Fremont han declarado que esta la situación se trata de una casualidad. En este sentido, el Capitán Sean Washington ha destacado que el Model S suele tener una carga del 40 o 50% después de un turno, con la que asegura que se puede pasar fácilmente un turno de 11 horas y sobraría batería.

Este Tesla Model S llevá seis meses de prueba como coche patrulla en la ciudad de Fremont, en California.

2 fotos

Ampliar

Pese a este incidente, la policía de Fremont defiende la incorporación del Tesla Model S como coche patrulla. Además, han anunciado que están a punto de aumentar las unidades de eléctricos en su flota. «Hasta ahora, el vehículo está funcionando extremadamente bien y ha superado nuestras expectativas. Ya estamos en negociaciones avanzadas sobre la prueba de un segundo vehículo, probablemente un modelo SUV (el Tesla Model X), y esperamos ofrecer nuestros primeros resultados próximamente».

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche